Deseos materiales y espirituales

laitman_747_01Pregunta: Cuando estoy involucrado en el trabajo espiritual, ¿por qué no veo lo que otros ven? ¿dónde está ese punto donde me limito?

Respuesta: Ese punto es tu deseo. Es tuyo, de nadie más. En torno a él construimos sentimientos y percepciones: mente y sentidos. Las emociones están en el corazón, la mente en la cabeza. Por eso cada uno ve el mundo de manera diferente.

Cada uno tiene su propia serie de deseos, a pesar de que en cada persona hay 613, para todos, son diferentes en tamaño, por lo tanto, cada uno tiene su propio conjunto.

Pregunta: ¿Son los deseos por comida, sexo y familia, inclinación al mal?

Respuesta: Ninguno de estos deseos tiene conexión con la inclinación al mal. La inclinación al mal es algo dirigido contra ‘amarás a tu prójimo como a ti mismo’ (Levítico 19:18), en contra de la conexión y unidad de la gente. No hay otro mal en el mundo.

No importa si quiero comer dos comidas o tener una casa grande; bueno, ¿y qué? Pero, si al mismo tiempo, estoy en contra de conectar con los demás, estos deseos se vuelven dañinos. Supongamos que quiero construir una casa para mí a expensas de otros, en concreto, ‘a expensas de otros’ me distancio del mundo superior.

Para entenderlo, tienes que sentir el sistema de guía y así entenderás dónde te comportas correctamente y dónde no. Específicamente, es el anhelo por un mayor logro lo que lleva a la persona a reconocer y alcanzar toda la red de fuerzas.
[170322]
De la lección de Cabalá en ruso 11/oct/15

Material relacionado:
Rompecabezas de las 613 dimensiones del alma integral
La inclinación al mal no es exactamente lo que tú crees
El mundo espiritual no es misticismo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: