El alma general y yo

Dr. Michael LaitmanPregunta: Por una parte, todos somos un alma conectada en un cuerpo. Por otro lado, ¿quién soy yo con mi carácter personal, mis gustos y hábitos? ¿Yo existo?

Respuesta: Ahora tú sólo existes en el sentido corporal como cualquier otro cuerpo corporal en nuestro mundo. Si quieres conocer tu forma real, tienes que elevarte a un nivel más alto, donde existes en tu forma real, donde está tu espíritu, no tu cuerpo físico.

Si lo alcanzas, alcanzarás el mundo superior, un nuevo nivel de existencia donde estás conectado con todos, tú influencias a todos y todos te influencian, sensaciones y pensamientos, en influencia positiva mutua los unos a los otros.

Allí tú existes positivamente influenciando todas las partes del sistema que son llamadas las almas individuales que están conectadas en un alma, un sistema.

Baal HaSulam escribió en el artículo, ¨Seiscientas mil almas¨: ¨…De hecho existe una sola alma en el mundo, como está escrito (Génesis 2:7), ¨y sopló en su nariz aliento de vida¨. La misma alma existe en todos los hijos de Israel, se completa en todos y cada uno, como en Adam HaRishón, ya que lo espiritual es indivisible y no puede dividirse – lo cual más bien es una característica de las cosas corpóreas.

Incluso, al decir que hay seiscientas mil almas y chispas de almas, aparece ya que está dividida por la fuerza del cuerpo de cada persona. En otras palabras, primero, el cuerpo se divide y se niega completamente del resplandor del alma y por la fuerza de la Torá y la Mitzvá, el cuerpo está limpio y, a la medida de su limpieza, el alma común brilla en él¨.

Estamos en un estado en el cual todos estamos conectados en un alma única, y no hay nada aparte del alma. Sin embargo, esto es bajo la condición de que sintamos esta única alma, la conexión entre nosotros. Nosotros existimos en esta conexión pero, no la sentimos debido a que cada uno odia al otro y es rechazado por ellos.

Por lo tanto, en lugar de un alma que nos conecta en uno solo, en donde sentimos una vida eterna perfecta, sentimos algo más que está opuesto a esto: nuestro mundo. La palabra ¨mundo¨ (Olam) se deriva de la palabra hebrea ¨ocultamiento¨ (Alamá).

Es como si estuviéramos en un estado de ocultamiento, en la oscuridad, y parece que existimos en un mundo corpóreo en el que los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza, y los seres humanos, estamos en una lucha contínua los unos con los otros. Pero esto es sólo cómo nos parece a nosotros.

Esto es llamado el mundo del ¨sueño¨, nuestro mundo, el que en lugar de un alma, sentimos que estamos en un mundo imaginario que aparece delante de nosotros ahora. Y esto es porque entre nosotros rigen las fuerzas malvadas en la forma de nuestros deseos, actitudes y relaciones.

A la medida en que retornemos a las buenas relaciones entre nosotros, descubriremos que este mundo no existe y que todo es una sola alma y que estamos en esta en un estado eterno perfecto.
[170736]
De un programa de radio israelí 103FM 18/nov/15

Material relacionado:
Cruzar de la ilusión hacia la verdad
600.000 es la altura de la corrección final
La Luz del alma traspasando la barrera del ego

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: