El milagro de Jánuca, parte 2 – ¡El milagro debe ocurrir!

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué simboliza el milagro de Jánuca?

Respuesta: Si estamos conectados los unos con los otros, descubrimos entre nosotros un sistema llamado el ¨alma¨, dentro de la cual se revela la fuerza superior. El sistema es eterno y cuando lo descubrimos, nos sentimos conectados con el flujo de la vida eterna y permanente. Ya no morimos sino que existimos en un mundo eterno y perfecto.

Después de que ocurriera el primer milagro – el cual es llamado el éxodo de Egipto y se nos revelara la realidad eterna y perfecta que existe más allá de nuestra visión física y temporal – de pronto nuestro ego regresó y nos esclavizó. El ego nos retornó al cuerpo bestial entonces, sólo este mundo infeliz es visto por medio de este.

Aquí ocurrió una batalla entre nosotros para restaurar nuestra conexión construida de acuerdo al método de nuestro padre Abraham y la hizo incluso más fuerte. Si nos conectamos, entonces nos elevamos por encima de las fuerzas malignas y entramos nuevamente en la consciencia del mundo superior, que es eterno y perfecto. Esto es llamado la guerra de los macabeos en contra de los helénicos.

Los helénicos son aquellas fuerzas dentro de nosotros que nos separan. Por ejemplo, la fuerza de rechazo entre tú y yo, entre todos los judíos en la tierra de Israel, nos fuerza a pelear, luchar los uno con los otros y a esforzarse por tener éxito a expensas de los demás. Esta fuerza extraña está entre nosotros, entonces vamos a erradicarla, destruirla y quitarla, conectémonos y transformémonos para ser como un hombre con un corazón.

La fuerza de los griegos no nos deja sentir que estamos cerca los unos a los otros, listos para ayudarnos entre sí. Esta está en contra de la unidad del pueblo de Israel. Los ¨griegos¨ son fuerzas de separación entre nosotros y no se refiere a las personas que viven en Grecia. Si empezamos a luchar con estas fuerzas de egoísmo, entonces, podemos alcanzar el éxito con la ayuda de la fuerza superior que lo hace posible para que las derrotemos y nos unamos.

Cuando nos unimos sentimos que ocurrió un milagro y somos llenados con la Luz Superior, una vida espiritual más elevada. Toda nuestra vida previa en esta tierra era sólo para implementar este ascenso espiritual interno.

Pregunta: ¿Todo esto depende sólo de nuestras relaciones entre nosotros?

Respuesta: Sólo de esta manera. Toda la Torá habla sólo sobre esto, sobre nuestra unidad. Hagamos un ejercicio como este en Israel: A lo largo de esta semana de Jánuca, seamos un poco más amables los unos con los otros y esperemos un milagro.

¡El milagro debe ocurrir! De pronto, ocurrirá un salto a un nuevo nivel y además a este mundo, empezaremos a sentir el mundo superior en el que también existimos pero, no percibimos con nuestros cinco sentidos. Es posible sentir el mundo superior sólo bajo la condición de que nos unamos entre nosotros.

Pregunta: ¿Qué es el mundo superior?

Respuesta: El mundo superior es una nueva realidad que se siente aquí y ahora. Ahora, estamos viviendo simplemente en un área geográfica y luego se nos revela el siguiente nivel.

El milagro de Jánuca es un símbolo de esto, que alcanzamos más Luz en nuestras vidas que nos dirigen hacia delante y hace posible que veamos el mundo de punta a punta, llenándonos con alegría eterna aquí y ahora. La clave para todo esto es unirnos al menos un poco.

Este pequeño frasco de aceite es esa luz que alcanza nuestras vidas si nos conectamos con los demás.
[171731]
De un programa de radio israelí 103FM 6/dic/15

Material relacionado:
El milagro de Jánuca, parte 1 – ¿Crees en milagros?
Alabando el milagro de Jánuca
El aceite para el fuego sagrado

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta