“La diferencia de los idiomas humanos es determinada por el clima y el entorno”

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (Newsweek): “¿Qué hay que hacer para comunicarnos? Si estás en una estación de tren, atestada, gritando a tu amigo que está a 15 metros, podría ser necesario simplificar. Imagina decir ‘inequívocamente’. Seguramente no te entenderá. Cualquier palabra con muchas consonantes y sílabas complicadas, muy probablemente será difícil de entender, la distorsionará el ruido a tu alrededor, la bloqueará la multitud de cuerpos, kioskos y otros objetos en el camino. Hay que hacerlo fácil. Un simple y viejo ‘si’ probablemente llegará mejor a sus oídos.

“Ahora extrapolemos esas restricciones acústicas a la humanidad, que deambula por la tierra. Imagina sociedades desarrollándose en miles de hábitats ecológicos. Al mismo tiempo, desarrollando sus propios idiomas. Resulta que las características de los idiomas tienen mucho que ver con el entorno -específicamente clima y topografía- en el que surgieron. Esto, de acuerdo a una nueva investigación…

“Las personas de culturas que se originaron en regiones cálidas, cubiertas de árboles tienden a hablar idiomas con menos consonantes y con sílabas más simples en parte porque, de acuerdo a los investigadores, el aire cálido y la vegetación hacen menos confiable la transmisión de sonidos en frecuencias altas (como los que hacen las consonantes). De acuerdo a Ian Maddieson, lingüista de la Universidad de Nuevo México e investigador principal del estudio, esta es una razón principal por la que los lenguajes hablados en áreas tropicales, usen más vocales y estructuras silábicas más simples que sus contrapartes en lugares abiertos y fríos. Las vocales se transmiten en frecuencias más bajas y las estructuras silábicas más simples son menos propensas a perderse al tener árboles en su camino.

“Un terreno accidentado, como montañas y acantilados, tiene un efecto similar a la vegetación en el lenguaje. Las personas en esas regiones también hablan con sílabas más simples y con más vocales. También, nos dice Maddieson, el viento y la lluvia, en diferentes áreas, parecen jugar un papel en la forma de los idiomas. Todos esos factores ecológicos, son responsables en, hasta en un cuarto de la variación en el predominio de consonantes en un idioma.

“…Encontraron que la precipitación y la temperatura promedio anual, la densidad de la vegetación y la ‘rugosidad’ (tipo, cantidad y elevación de montañas), están relacionadas con las características del lenguaje de esa región. Concluyeron que; la acústica particular del entorno cuenta, en gran parte, en cómo se desarrollaron las diferencias en los idiomas humanos.

“Maddieson dice que esos hallazgos sugieren la hipótesis de que la adaptación acústica, la cual ha sido, en su mayoría, aplicada para describir aves, también puede ser aplicada a los humanos. Desde los años 70, los investigadores han observado que el canto de las aves parece depender, de forma muy significativa del hábitat ecológico de cada especie particular. Maddieson dice que, ‘las notas más altas y con menor rango en el canto de las aves, son de entornos de tipo boscoso’. En relación a los humanos, las aves evolucionaron en su comunicación, de acuerdo a factores acústicos similares a los que estudió el equipo de Maddieson. Pero a diferencia de las aves, los humanos son una especie, nos dice Maddieson, que hace particularmente atrayente el uso de esta hipótesis.

“Están encontrando que, dentro de una sola especie de ave, las que viven en ciudades, dentro del entorno de ruido de autos, etc., cantan en frecuencias más altas que las que viven en áreas rurales.  Dicen que, ‘las aves se están adaptando al ruido de tráfico. La especie se adapta a su entorno’.

“Entonces, ¿los humanos que viven en áreas urbanas, podrían estar transformando su lenguaje, nacido en el campo, para adaptarse mejor a esas condiciones?

“Maddieson nos dice. ‘Con el tiempo, esperaría que eso evolucionara. Pero, probablemente aún no hemos vivido tiempo suficiente en áreas urbanas ruidosas. Pero si regresas en unos años, podrías ver que si”.

Mi comentario: La naturaleza está mutuamente conectada en un solo sistema donde todo está alineado de acuerdo a reglas generales de conexión mutua. La meta de la naturaleza es llevar a todas sus partes a la cooperación mutua y plena, en la que la fuerza única de la naturaleza es revelada y todo es llenado con la característica de unidad, el Creador. La ley principal de la naturaleza es equilibrio y armonía; por lo tanto, la influencia completa de todas las características y partes de la naturaleza es inevitable. Esta es la ley del mundo integral, vinculado.
[170814]

Material relacionado:
En conexión con la Naturaleza
La ley integral de la interconexión
El maravilloso atributo de la garantía mutua

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: