La vela de Jánuca, un símbolo de la Luz

LaitmanPregunta: ¿Por qué las velas encendidas son el símbolo de Janucá? También encendemos velas en otras fiestas y esto, esencialmente, es parte de muchas culturas.

Respuesta: Una vela es símbolo de Luz, un símbolo de poder físico y espiritual que nos colma y nos ayuda a sentir que estamos más allá de los límites de este mundo, en el espacio ilimitado.

Nos olvidamos del cuerpo y no sentimos que nos limita ni que nos presiona, como si estuviéramos flotando en el aire.

Pregunta: ¿Por qué es costumbre añadir una vela cada día de Jánuca, de modo que al final quedan ocho velas?

Respuesta: Cada día que pasa, recibo una nueva Sefira, un nuevo nivel espiritual de Maljut a Bina. Jánuca aún no es el final de nuestro desarrollo, sólo una parte. Por esta razón se le llama ‘Jánuca’, se deriva de las palabras hebreas ‘jardín’ y ‘aquí’.

Así es como logramos parte del mundo espiritual, una parte relativamente pequeña, interna, interconectada y libre de la interferencia de los ‘griegos’. Luego, de Jánuca a Purim hay otra parte de corrección. En Purim, alcanzamos el fin completo de la corrección y logramos el control del mundo superior.

Pregunta: ¿Por qué es costumbre comer donas durante Jánuca?

Respuesta: Las donas representan el aceite, la Luz. Jánuca es la fiesta de la Luz. Cuando iniciamos la unidad entre nosotros, sentimos que no estaba en nuestro poder lograrla, pero que lo hicimos con ayuda de la fuerza superior que dispuso esta unidad entre nosotros.

Por eso, el símbolo de la fiesta es Luz, una Luz que está por encima de nosotros como la luz del sol, la luz de la vida, la luz del aceite.

Antes la gente no tenía lámparas, sólo aceite. Al aceite se le considera fuente de luz.

Si nosotros, los judíos, comenzamos a luchar por nuestra unidad, ignorando a nuestros enemigos externos y tratando de acercarnos unos a otros, de inmediato, la Luz vendrá de arriba y nos conectará. Luego, con la ayuda de la gran fuerza que iniciará entre nosotros, podremos superar obstáculos, vencer miedos, odios, ISIS e intifadas.

Está en nuestras manos y todo se suma a nuestra fuerza de unidad. Esta es la razón por la que la Torá habla sólo de unidad. Esta es la condición primera y más importante para recibir la Torá. ¿Estamos preparados para conectar como un solo hombre con un solo corazón, para obedecer las reglas de: ‘Lo que odias, no lo hagas a tu prójimo’ y ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’?

Todo está dirigido sólo a la conexión, ya que en la conexión descubrimos el mundo superior. Como está escrito, ‘Verás el mundo en tu vida’, porque en esta vida empezarás a sentir la espiritualidad y la vida en ambos mundos.
[171907]
Del programa de radio israelí 103FM 12/jun/15

Material relacionado:
La Luz de Januka en tu corazón
La primera vela se enciende en la cadena de unidad
La religión del futuro es “Ama a tu prójimo como a ti mismo”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta