Placer infinito en lugar del “Black Friday”

Dr. Michael LaitmanPregunta: He esperado tanto tiempo para comprarme unas bicicletas en el Black Friday. Finalmente las compré y, todo el deseo por ellas desapareció. ¿Qué fue lo que pasó?

Respuesta: Es así como siempre pasa. Si eres atraído hacia algo que no tienes, tienes un deseo por esto y un deseo de disfrutarlo. Entonces, tú imaginas tu placer de acuerdo a la carencia y al deseo insatisfecho y, por lo tanto, lo sientes doblemente.

Cuando consigues lo que estabas buscando, el placer ingresa, sientes el placer y ya no lo quieres más, entonces, con el pasar de los días o en pocas horas, el deseo desaparece completamente. Es como cuando empiezas a comer un plato especial y deliciosos que en realidad querías disfrutar pero, todo el placer termina.

El problema en nuestro mundo es que cuando empezamos a recibir placer dentro del deseo y el deseo es llenado, de la misma manera como la comida llena el estómago, de pronto descubrimos que el placer llega a su fin. Es así como todo termina, incluso la vida.

La pregunta que podemos hacernos es: ¿Es posible conseguir un placer que sea infinito y crezca constantemente en lugar de disminuir? ¿Es posible hacer esto para que mientras más reciba más disfrute sin fin? De ser así, nuestras vidas serían ilimitadas, infinitas y eternas. Básicamente, este es el secreto de la vida eterna. Depende sólo de cómo usemos nuestro deseo.

La única pregunta es cómo asegurarnos que, mientras más recibo más quiero y así nunca termine. ¿Eso es posible?

La sabiduría de la Cabalá es llamaba ¨recepción¨ porque es una sabiduría de cómo recibir; esta habla de cómo recibir, cómo llenarme de forma ilimitada e infinita.

Si nos conectamos entre nosotros – si el placer pasa a través de mí y lo transmito a ti y tú lo transmites a otro, y ese otro al alguien más, etc., esto fluye constantemente entre nosotros- entonces el placer nunca termina y nadie llega a llenarse.

Por el contrario, los placeres que pasan a través de todos son renovamos constantemente y, cada uno de nosotros empieza a sentir el placer que regresa a sí mismo de los demás, por lo tanto, consigue placer de los demás. Resulta que tenemos un crecimiento infinito de placer que es infinito en tiempo, lo cual es llamado nuestro alcance del mundo por venir, una vida eterna y perfecta.

Eso es lo que sucede si sabemos cómo funciona la recepción del placer de forma correcta y, esta sabiduría es llamada Cabalá.

Pregunta: ¿Quién empieza a dar primero? ¿Yo, o debería esperar hasta que ellos me den y luego yo dar?

Respuesta: No, tú llegas a un pequeño grupo donde, contigo, ellos aprenden cómo conectarse para que el placer pase de uno a otro y entonces creamos una corriente de energía circular entre nosotros, la cual se siente como si nos estuviéramos elevando en un platillo volador, por encima de nuestra sustancia, por encima de todo esto que es temporal, limitado en movimiento, espacio y placer. Y luego, entras en otra dimensión, lejos de las limitaciones de este mundo.

¡Ven e inténtalo!
[171738]
De un programa de radio israelí 103FM 29/nov/15

Material relacionado:
La fórmula para una vida feliz
La receta para la felicidad
La economía de la felicidad

2 comentarios

  1. Despertó en mi la LUZ, ya mas de 10 años, doy gracias cada día por encontrar LA CABALA y a mi Querido RAV MICHAEL LAITMAN, ansiosa de estudiar y estudiar.
    BS,AS. ARGENTINA.

  2. Querido Rav. ¿Qué pasa cuando NO SE RECIBE PLACER? Lo cual es la situación más habitual, como vemos en el mundo de hoy, nadie recibe nada. Todo el mundo está apenas alcanzado cubrir sus necesidades animales. De hecho, estudiamos que “un hombre se va a la tumba con el 90% de sus deseos insatisfechos”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta