Todos somos un alma, parte 2

Dr. Michael LaitmanLa naturaleza como un cuerpo

El desarrollo está determinado por dos factores: por una parte, existen más y más detalles individuales; por otra parte, están interconectados y su conexión se vuelve más y más compleja, interdependiente.

Lo mismo sucede en la sociedad humana. Mientras más evolucionamos a través de la historia, más conectados nos hemos vuelto. En lugar de una familia, un número de familias se unió en un solo poblado. Después, un número de poblados se fusionó y se transformó en una ciudad. Varias ciudades se unieron en una sola nación.

En nuestro tiempo, las naciones están unidas y se ha vuelto un mundo global. Sin importar nuestros deseos, las fronteras entre naciones se han borrado, se han abierto y las personas se mueven libremente por todo el mundo. Nadie quiere permanecer en un lugar; sienten la necesidad de conocer el mundo entero. Hoy, todos han viajado al extranjero.

Además, los medios nos proporcionan información proveniente de todo el mundo. Pareciera que no debería estar preocupado por lo que sucede en el otro lado del mundo, en Sudamérica o África, pero siento dependencia a todo. Esto muestra nuestro progreso.

Incluso se siente un mayor avance en nuestra conexión interna, no sólo la conexión física. Estamos comenzando a descubrir que dependemos el uno del otro de forma personal. Nuestros pensamientos deambulan por todo el mundo. Yo mismo no entiendo por qué esos pensamientos de pronto vienen a mi mente, antes no pensaba así.

Hoy tengo setenta años y veo que hace 40 o 50 años pensaba de forma absolutamente diferente ¿Por qué sucedió esto; simplemente por la edad? No, el hecho es que todo este tiempo he estado viviendo en un entorno cambiante y cambié junto con él.

Es decir, todos dependemos unos de otros y estamos conectados como un solo organismo. La humanidad es como una sola persona cuyos órganos están todos conectados entre sí. No sólo la gente, sino en general, todas las partes de la naturaleza están conectadas. La naturaleza, inanimada, vegetal y animada, dependen de los humanos y los humanos dependen de ellos. Todo es una simbiosis llamada planeta Tierra.

La Tierra depende del universo. La vida en la Tierra depende de las condiciones del sol y la luna. Si hay erupciones fuertes en la superficie del sol, provocan perturbaciones de los sistemas electrónicos en la Tierra. Las personas que tienen problemas de corazón o de pulmones inmediatamente sienten esta influencia.

La luna afecta el estado interno de una persona, algo que está confirmado por doctores, psicólogos y psiquiatras. En otras palabras, estamos completamente conectados con la naturaleza, la cual, es un solo organismo.

Continuará…
[170807]
Del programa de radio israelí 103FM 18/nov/15

Material relacionado:
Somos una sola alma, parte 1
Colgando de los dientes o conectados como ruedas dentadas
Otra vez acerca del alma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: