Todos somos un alma, parte 3

Dr. Michael LaitmanLa persona en un buen mundo

Pregunta: Si la naturaleza es un único cuerpo, ¿cuál es la participación óptima de una persona dentro de esta?

Respuesta: Lo más interesante es que la persona tiene una misión única en la naturaleza. Es muy difícil para las personas conectarse porque esto está en contra de nuestra naturaleza, nuestra inclinación egoísta malvada. Pero si tratamos de conectarnos y unirnos a pesar de todo, por medio de esto influenciamos a toda la naturaleza.

Después de todo, la persona está por encima del resto de la naturaleza y entonces nuestros pensamientos actúan como armas ultramodernas, las armas más poderosas y revolucionarias en el mundo. Esto se ha mantenido en secreto hasta ahora, todavía hay muchas organizaciones en cada país que están desarrollando métodos de influencia en los pensamientos de la persona. Si supiéramos cómo hacerlo, entonces por medio del deseo en nuestro corazón y el pensamiento en nuestro cerebro, seríamos capaces de influenciar el mundo más fuertemente que por medio de otros medios disponibles en nuestro mundo.

Pregunta: ¿Qué puedo hacer con mis pensamientos?

Respuesta: Hasta ahora, no estás en un estado en el que tus pensamientos pueden trabajar en el mundo porque no estás incluido en el sistema de la creación; no has descubierto el sistema de conexiones entre todos los pensamientos. Pero más tarde, descubrirás que estás dentro de una red que conecta tus pensamientos con los pensamientos de las demás personas y tus deseos con los corazones de todas las personas del mundo. Y tú puedes influenciar sus mentes y corazones cuando pones tus pensamientos y deseos en ellos. Cuando aprendas a hacer esto, verás que hacer una revolución en el mundo es posible.

Pregunta: ¿Esto parece como un medio muy poderoso que me da control sobre todo el mundo?

Respuesta: Este es un medio extraordinariamente poderoso pero, podemos usarlo y ver el sistema sólo bajo la condición de que tengamos una buena influencia en beneficio de los demás. Existe una barra de seguridad en la que es necesario hacer un Tzimtzum (restricción) en nuestro egoísmo.

Primero debemos alcanzar el poder bueno con el que podemos influenciar positivamente a los demás. Y luego, se nos garantiza la influencia correcta del mundo. Lo queramos o no, estamos avanzando hacia este estado. Todos los problemas del mundo moderno padecidos por la humanidad hoy en día han sido enviados, entonces, entenderemos que no hay elección: debemos descubrir todo el sistema y entrar en él.

Debemos otorgar el bien al mundo y entonces descubriremos todo el sistema, el sistema de otorgamiento mutuo, los buenos pensamientos y deseos llamados el alma. Este sistema es uno para todos nosotros, un alma general.

Es específicamente la sabiduría de la Cabalá la que hace posible para nosotros descubrirlo; esta prepara a la persona para las buenas relaciones recíprocas, para una influencia positiva en todos.

Y entonces la persona está incluida en este sistema, lo revela y, de acuerdo a esto empieza a hacer acciones útiles, correctas, trabaja en corregir el mundo, avanzando el mundo hacia un buen estado.

En el futuro, todos los habitantes del mundo tendrán esta habilidad y toda la humanidad llegará a ser una unidad, influenciando amablemente todos los pensamientos y corazones, manteniendo nuestras buenas relaciones. Y todos nosotros llegaremos a ser un sistema, una persona; después de todo, todos tenemos una única alma.
[170810]
De un programa de radio israelí 103FM 18/nov/15

Material relacionado:
Somos una sola alma, parte 1
El primer grado de mi alma
La forma de sentir el alma colectiva

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: