Vida y placer, parte 2

thumbs_laitman_547_02Antimateria Espiritual

Pregunta: ¿Qué hay de malo en que todos estemos anhelando alcanzar un mayor placer, y por qué hay tantos problemas y tanto sufrimiento en nuestro mundo?

Respuesta: El problema es que cada uno de nosotros recibe placer a expensas de alguien más. Al disfrutar para mi mismo, le quito el placer a los demás. Se los robo. Los limito invariablemente. Esto es lo que provoca la guerra entre las personas. Además, fuimos creados con una naturaleza egoísta, de maldad, y buscamos más placer, específicamente, de tener más que los demás. Disfrutar a expensas de los demás es mucho más placentero.  Basta con mirar cómo nos comportamos en la autopista, rebasando a todos como si no tuvieran derecho de vía. ¿Habrá alguien a partir de quien en algún momento determinemos nuestra vida?  Para nada, nosotros simplemente buscamos el placer sin tomar en cuenta a nadie. Esta es nuestra inclinación al mal. No es nada malo buscar el placer para sí mismo. Es la naturaleza de cualquier animal.  De tal forma, una persona específicamente quiere obtener placer a expensas de los demás, pasando por encima de ellos, pisoteándolos, y esto es lo que está destruyendo nuestra sociedad. Así es que el mundo ha llegado a tal crisis.

Pregunta: Pero hay mucha gente que se sacrifica por el bien de la sociedad.

Respuesta: Ellos también lo hacen por su deseo de recibir placer. De hecho, nadie piensa en los demás. Ellos en sí mismos no entienden la verdadera motivación de sus actos. Si quitáramos el placer que la persona obtiene de ayudar a los demás, esta nunca más haría el más mínimo movimiento. Si de repente a una mamá se le quitara el placer que obtiene de su hijo, este moriría de inanición. Toda la materia trabaja solamente bajo este simple principio. De tal forma que hay algo más, que es llamado “espiritual”, que no sentimos y que actúa de acuerdo a otro principio, el otorgamiento, no la recepción. La espiritualidad está basada en esto; dando y no recibiendo placer. Esto es la antimateria, un mundo opuesto.

El mundo espiritual existe, y aún cuando la ciencia ordinaria está descubriendo el fenómeno de otras fronteras, nosotros no estamos listos para captarlos con la ayuda de nuestros recursos. No obstante, una persona puede lograr la sensación del mundo superior, de la antimateria, y esto es específicamente lo que involucra la sabiduría de la Cabalá. A través de ciertas prácticas, podemos transformar nuestra naturaleza, un deseo de otorgar, en lugar de un deseo de recibir. Así, podemos disfrutar del otorgamiento, en lugar de la recepción.
 [171341]
De un programa de radio israelí 103FM 29/nov/15

Material relacionado:
¿Dónde está el mundo superior?
La decadencia del desarrollo egoísta
El atributo de otorgamiento: la fuerza que lo revive todo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: