Mirando el mundo con nuevos ojos

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo podemos descubrir al Creador en cada acción que realizamos? Después de todo, tenemos deseos personales, deseos sociales, deseos de grupo. ¿Cómo podemos enfocarnos de nuevo cada vez?

Respuesta: Cuando empezamos a estudiar la sabiduría de la Cabalá, este mundo todavía me domina. Voy en bus o automóvil, hago las tareas de la casa, voy al banco o a la oficina, miro distintas personas, lugares, noticias, radio,  televisión, internet con toda su confusión – Soy llenado totalmente por este mundo.

La Cabalá trae consigo problemas distintos que están dirigidos a construir un lugar vacío en nosotros, hacer un lugar,  sacudirme y crear una parte de mí que no pertenece a este mundo. Incluso cuando en este mundo todavía estoy confundido y no me llevo bien con él, con el tiempo, me separo de él hasta cierto punto. No es que no dependa de él sino que no estoy dominado de forma automática. Aquí, este mundo no me domina y no tiene los poderes con los que domina a todos en el mundo.

En nuestra vida ordinaria todo está conectado: una persona que nace y crece en la selva se comporta de acuerdo a las leyes de la selva. Lo mismo se aplica a la selva urbana, de cualquier forma, el mundo domina a la persona y la forma desde la infancia. Entonces, para darme la oportunidad de mirar las cosas de forma más objetiva e independiente, tengo que ser sacudido y hacer un lugar dentro de mí para otra perspectiva, esto toma mucho tiempo.

Puedo acortar el tiempo con la conexión al grupo. Si estoy fuertemente conectado a los amigos, me pueden ser enviados más golpes, más sacudidas y entonces avanzo más rápido. Sin embargo, estos no son golpes ni problemas ordinarios sino golpes en la relación que trato de fortalecer. Si en lugar de estrechar mi conexión con el mundo, estrecho mi conexión con los amigos en el grupo y me enfoco en eso, sentiré más golpes en ese aspecto y es aquí donde tendré más discernimientos y más experiencia.

Es así como acorto el tiempo: transformando los golpes y problemas externos en internos, así los hago más cualitativos. Es imposible hacer eso sin golpes, pero aquí llegan a ser útiles.

Empiezo a preocuparme del grupo y a cuidarlo en mi conexión con los amigos, en mi actitud hacia el estudio y la difusión y esto llega a ser lo más importante para mí. Ahora, empiezo a mirar el mundo de una manera más objetiva o al menos, desde un costado y no de acuerdo a mis discernimientos previos del mundo, sino con nuevos discernimientos. Ahora, empiezo a ver todo lo que ocurre por medio del principio de ¨no hay nada más aparte de Él¨, por medio de los discernimientos del grupo, y veo todo de forma opuesta.

Pero esto ocurre muy lentamente. Primero inclino la balanza un poco cada vez a favor de este mundo, lo que significa que miro todo con otros ojos; la familia, el hogar, el estudio, los amigos, mi mundo, el banco y otras instituciones como la oficina, los centros de salud, la seguridad social, el sistema de educación, etc.

Siento todo eso como un todo llamado ¨mi mundo¨, lo cual se aclara en mis vasijas, en mis deseos pero, todavía tengo que ver el gobierno superior que exige la misma actitud única de mí hacia todo. Por lo tanto, para mí, toda la imagen llega a ser un lugar de encuentro con el Creador. Él arregla todo y yo Lo revelo en cada detalle en este mundo.

Este es un discernimiento muy bueno y deberíamos alcanzarlo tan pronto como sea posible para que, desde ahora en adelante, empecemos a cuidar la fase de Ibur (concepción).
[127405]
De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá, El Libro del Zohar, 13/feb/14

Material relacionado:
La puerta cerrada como excusa para entrar
Utilizar el mundo como un medio para avanzar
Realiza tu propósito

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: