Del mundo de la ilusión al mundo de la realidad

Dr. Michael LaitmanPregunta: Por unos años, he tratado de entender quién soy y cuál es mi misión en la vida ¿Cómo es posible continuar en el camino sin confundirse y ser capaz de diferenciar entre verdad e ilusión?

Respuesta: En realidad, todos nos encontramos en un mundo completamente ilusorio, estamos comenzando a llegar a este entendimiento al estudiar el método de la sabiduría de la Cabalá.

Pero, cómo encontrar el verdadero mundo, la verdadera imagen en la que realmente habitamos y no esta naturaleza en la que supuestamente nos sentimos ahora, este supuesto mundo -este es el problema. Para hacer esto debemos estudiar y ocuparnos de la sabiduría de la Cabalá.

La Cabalá es recepción, percepción y sensación. Nuestro mundo imaginario, el cual es formado a través de nuestros sentidos físicos limitados, se escinde y se abre frente a nosotros y comenzamos a ver otro mundo, que es el siguiente nivel del desarrollo humano.

Las personas en las cuales despierta la necesidad de sentir la vida en su verdadera forma y no permanecer en la ilusión, generalmente llegan a la sabiduría de la Cabalá, comienzan a estudiar y se involucran seriamente en ella.

Pero para desarrollar nuevos sentidos, debemos salir de nosotros mismos, fuera de nuestros sentidos presentes. Se nos dio la ilusión de que estamos en este mundo, de manera que parezca que tenemos cerca a personas como nosotros que anhelan alcanzar su verdadero estado y la realidad circundante.

Salir de nosotros significa comenzar a vincularnos, participar y conectarnos con personas como nosotros, de manera que nuestra integración mutua nos ayude a comenzar a sentir lo que está fuera en lugar de lo que está dentro de nosotros. Así comenzaremos a percibir el mundo que está fuera y no lo que está dentro.

Esta es nuestra principal tarea, la cual es implementada a través de una ley muy simple, “Y amarás a tu amigo como a ti mismo” (Levítico 19:18). Significa que comenzamos a relacionarnos con otros como lo hacemos con nosotros mismos y observamos el mundo a través de sus sensaciones. A esto se le llama “salir de ti mismo”.

Los cabalistas nos dieron una lista completa de consejos para organizar la conexión correcta, siguiendo estos consejos y trabajando en un grupo organizado, llegamos a un estado en el cual cada uno siente a los otros y no a sí mismo.

La persona sale de sí misma hacia los otros, siente dentro de ellos un estado elevado y de esta manera se separan de sí mismos y son integrados en el grupo, sienten su estado superior y cada uno comienza a obtener un nuevo sistema de la estructura del mundo que se encuentra fuera de él.

Junto con esto, desaparecen todas las limitaciones de la percepción de este mundo y comenzamos a sentir lo que está fuera de nosotros, llegamos a esto con nuevos sentidos externos y no los cinco sentidos físicos: vista, oído, gusto, olfato, y tacto.

Los sentidos externos son construidos de manera que la persona se encuentre por encima de su deseo, en contra de su impulso egoísta y absorba todo dentro de sí. Entonces adquiere nuevas características, características de otorgamiento, características de amor, características que van fuera de sí mismo.

Los nuevos sentidos que adquirimos son llamados “alma” ahí sentimos el mundo superior y ya no nos molesta nuestra percepción limitada. Comenzamos a entender, alcanzar y sentir lo que realmente está pasando con nosotros y en toda la creación.
[175632]
De la lección de Cabalá en ruso 13/dic/15

Material relacionado:
Cruzar de la ilusión hacia la verdad
De una ilusión a la sensación de la realidad
La sabiduría de la Cabalá: Teoría y práctica del amor

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta