Un viejo del estado, pero en una escala más grande

Dr. Michael Laitman¿Dónde podemos encontrar deficiencias espirituales de amor y otorgamiento? No se encuentran en este ancho mundo, sólo en el grupo y en libros de Cabalá, estos son medios para el avance espiritual. Así, acorto el camino cuantitativa y cualitativamente: avanzo y me aseguro de tener nuevas vasijas. Este es el camino de  “Lo acelero” (Ajishena), construyo mis deficiencias por mí mismo, asegurandome de que mi deseo se hace de los componentes correctos y asi implemento la meta.

Por otra parte, al avanzar en su tiempo (Beito), debo construir la deficiencia durante mucho tiempo, aclarando, exactamente, por qué tiene que ser así y por qué medios puedo lograrlo. Debo conocer su carácter y forma completos, de otra forma, no lo anhelo y estoy en estado de descenso, no siento atracción por la espiritualidad. De esa forma será hasta que diferentes problemas de fuentes externas vengan a mí y me empujen hacia adelante con sufrimiento. Esta es la única manera que puedo ser motivado ya que estoy separado de la espiritualidad.

Cuando me dan un estado de descenso y me siento en la oscuridad espiritual, no pierdo conexión con el grupo, ni con el maestro ni con la fuente. Tal vez, ni siquiera siento la oscuridad, sino simplemente funciono en automático como una bestia, como antaño. En este estado, puedo despertar solo con sufrimiento, por lo que se me envían algunos problemas relacionados con la familia, el trabajo o la salud.

Entonces, empiezo a luchar para hacerme cargo de los problemas y si no estoy conectado al grupo y al maestro, puedo pasar toda mi vida en esta lucha sin fin. Sin embargo, si preparo esta conexión con anticipación -viniendo regularmente a clase, a la reuniones de amigos y participando en actividades de difusión organizadas por el grupo- recibo gradualmente el despertar correcto de la Luz circundante y entiendo que no son problemas externos, sino que vienen de la dirección superior. Todo viene de una sola fuente: las confusiones y los malestares de la vida son causados sólo porque no he reforzado rigurosamente mi conexión con la meta final y no la he buscado yo mismo.

Debo organizar mi vida para que me comporte como un hombre viejo, que se inclina constantemente en busca de algo que dejó caer. Así necesito avanzar, mirando hacia abajo, a mis pies, comprobando si se me perdió algo: puedo preparar una deficiencia más profunda y compleja que la que ahora tengo y que me maneja.

Cada nivel se construye sobre el nivel anterior y nuestra percepción crece y se hace diez veces más aguda en la sensibilidad de las vasijas y en su aclaración. Si percibo cien diferentes discernimientos en un nivel, entiendo diez veces más en el siguiente, lo que significa, mil discernimientos y en el siguiente nivel, diez mil discernimientos. Es el mismo deseo, simplemente se vuelve más fino y complejo. De repente identifico más detalles en una escala más grande, con mayor percepción y cada vez más discernimientos.

El desarrollo es debido a la multiplicación de las cualidades, más que de fuerza. La fuerza en el mundo espiritual está determinada por el número de piezas distintas para cada impresión, sensación. De esto depende nuestro avance. Lo más importante es estar constantemente involucrado en trabajo práctico, estudio y acciones que despierten el deseo de buscar propiedades espirituales, valores más sublimes. A través de este enfoque, me muevo de la senda del desarrollo natural, en su tiempo, a la senda de la Luz, acelerando el tiempo. Así, no será necesario perder mi vida en falsas esperanzas y avanzaré de forma rápida y fácil.
[127138]
De la preparación de la lección diaria de Cabalá 10/feb/14

Material relacionado:
Democracia espiritual
Compartir el duelo del público es la clave para la revelación del Creador
El descubrimiento del siglo: ¡El Creador no creó al ser creado!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta