Encontramos una cura para el cáncer

Dr. Michael LaitmanPregunta: Los científicos han descubierto el “talón de Aquiles” del cáncer. Han descubierto cómo combatir la enfermedad con la ayuda del sistema inmune que identifica y aniquila el tumor canceroso.

Respuesta: El cáncer es un sistema celular fuera de control. En principio, todas las células pueden volverse cancerosas. Cuando funcionan correctamente y en equilibrio, cada célula absorbe y da. Absorbe lo requerido para su funcionamiento, pero funciona sólo para reforzar y sostener todo el sistema del cuerpo.

El papel principal de una célula es trabajar en beneficio de las otras y sólo recibe para sí aquello que necesita para su existencia, por el bien de otras. Así es como operan todos los sistemas en la naturaleza, excepto los humanos y nuestra mente.

Tan pronto como comenzamos a pensar sólo en nosotros mismos, nuestro sistema comienza lentamente a recibir “impresiones” de nuestros pensamientos y deseos, el mismo programa es activado a nivel celular y el sistema comienza a devorar todo, sin dar nada a los otros. Este es el principio de la formación de un tumor canceroso.

Engullimos todo para nosotros mismos y así es como la humanidad se vuelve un tumor canceroso en el cuerpo de la Tierra. Nuestro planeta es maravilloso, pero vemos lo que sucede en los niveles inanimado, vegetal y animado. Todos se alimentan de los demás y esto se deriva del nivel humano.

Incluso en la Torá, está dicho que, desde el momento en que Adán pecó, todos comenzaron a devorarse unos a otros, antes todo existía en armonía. Desde el pecado de Adán, el tumor canceroso comenzó a esparcirse y, en última instancia, hemos llegado a un estado en el cual la humanidad se está devorando a sí misma.

Pregunta: ¿Basado en esta explicación, es posible encontrar una cura para el cáncer?

Respuesta: Ciertamente, pero no en el nivel en el que existimos. Todo problema es resuelto en un nivel más elevado que el nivel en el cual se encuentra el problema. Desde ahí desciende una señal que instruye al nivel inferior. Por lo tanto, depende de nosotros resolver el problema de nuestras relaciones mutuas.

Una vez que las relaciones entre las personas se vuelvan mutuas, benéficas y humanas y estemos conectados en un sistema benéfico, entonces todos los sistemas que se encuentran en un nivel inferior y en nuestro corazón e intelecto, regresarán a su estado normal y todo lo que existe sobre la Tierra se calmará. Como está escrito, “Y el lobo vivirá con el cordero y el leopardo yacerá a un cabrito; y una ternera, un cachorro de león y un carnero engordado [yacerán] juntos y un niño pequeño los guiará” (Isaías 11:6) y todo existirá en armonía.
[179110]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 9/mar/16

Material relacionado:
Células cancerosas: no como individuos sino como sociedad
Todo está en contra de nosotros
El fin del mundo que nos es familiar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: