Nuestro deseo lo determina todo

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué gana en la práctica una persona ordinaria de la sabiduría de la Cabalá?

Respuesta: No sé qué es una persona ordinaria. Todo está determinado por los deseos de la persona. Cada uno de nosotros es un deseo de recibir, un deseo de disfrutar.

Si el deseo de disfrutar es como el deseo de un gato de atrapar a un ratón, entonces soy un gato. Si es como el de una vaca por comer pasto, entonces soy una vaca.

Si mi deseo es plantar un árbol, construir una casa y tener hijos, lo cual en este mundo significa que soy un ser humano, entonces soy un ser humano. Si tengo el deseo de ser rico, de adquirir conocimiento y respeto, entonces soy un gran hombre en este mundo y aspiro a crecer a ese nivel. Pero todo esto es en el marco de nuestro mundo, dependiendo de mis necesidades.

El punto es que tenemos deseos que no pueden ser satisfechos en este mundo y aquí es donde surge la necesidad de descubrir el significado de la vida. Es aparentemente una pregunta simple, pero permanece sin respuesta.

Cuando la persona comienza a preguntarse para qué vive y no encuentra respuesta en nada de lo que hace y esta pregunta lo lleva más adelante, ya es llamado ser humano, porque se pregunta acerca de su meta, no acerca del animal dentro de él, sino acerca del ser humano dentro de él.

Pregunta: ¿La persona está programada para alcanzar la espiritualidad?

Respuesta: Si, la atracción hacia la espiritualidad puede despertar en un tipo simple, mientras que puede estar en estado latente en un Einstein. No importa.
[178226]
De la lección de Cabalá en luso 10/ene/16

Material relacionado:
Una persona espiritual
Una ciencia universal para todos
¿Dónde está el mundo superior?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta