Ynet: ¿Cómo puedes influir en el mundo?

Mi más reciente columna en Ynet

¿Cómo puedes influir en el mundo?

Tendemos a pensar que no tenemos ninguna influencia directa en los asuntos del mundo, especialmente cuando es un evento está lejos de las fronteras de Israel. Pero el hecho es que estamos exactamente en el centro y somos los únicos que pueden afectar sucesos para bien o para mal. “Ninguna calamidad viene al mundo si no es por Israel”(1).

La situación del mundo se está volviendo más complicada cada día. Oscuridad, mal y odio están aumentando a un ritmo sin precedente, amenazando a la humanidad en forma de terrorismo global, crisis financiera, guerras mundiales e infinidad de eventos terribles que ocurren entre gente, naciones y países.
Dr. Michael Laitman

Carecemos de la habilidad de discernir hasta qué punto somos señalados y sentidos como “En tal generación, todos los destructores entre las naciones del mundo levantan sus cabezas y desean, principalmente, destruir y matar a los hijos de Israel…”(2). Existen aquellos que piensan que todo esto es algo del pasado y que los horrores que ocurrieron en el pasado y durante el régimen nazi no pueden suceder hoy, pero aún podemos ver cómo, de forma natural, la humanidad puede regresar al estado en el cual un tercio de la nación judía fue aniquilado.

“Pienso que todos creerán que el fin del mundo se acerca a un ritmo acelerado”, escribió el cabalista Yehuda Ashlag en los años de 1950, “y que Israel será herido primero, en la misma forma que en la última guerra, por lo tanto es mejor despertar al mundo hoy, para que reciba el único remedio que hay para que viva y exista”(3).

El tiempo trabaja en nuestra contra y la impotencia que cada judío, en todo el mundo, siente, requiere que hagamos las enseñanzas accesibles a la gente y que demos la solución que tenemos que cumplir como nación.

“Ninguna calamidad viene al mundo si no es por Israel”

La era global en la que vivimos ha ligado a Israel y a las 70 naciones del mundo en un solo cuerpo y ahora, “…el mundo entero es considerado un colectivo y una sociedad”(4). El libro del Zohar describe a Israel como “el corazón del mundo” y así como los “órganos del cuerpo no pueden existir, incluso por un momento, en el mundo sin corazón, las naciones del mundo no pueden existir sin Israel”(5).

La crisis que sacude al mundo, sucede porque la nación de Israel no está cumpliendo con su papel adecuadamente, de esa manera enfatiza su dependencia hacia nosotros incluso más: “la construcción del mundo, que ahora se derrumba por terribles tormentas y la espada sangrienta, exige la edificación de la nación israelí. La edificación de la nación y la revelación de su espíritu es una sola cosa y está unida con la edificación del mundo que está cayendo a pedazos, esperando pleno poder, unidad y superioridad”(6).

Cuando estamos unidos como un hombre en un corazón, irradiamos la fuerza buena hacia el mundo. Cuando la fuerza buena falta, la fuerza malvada crece y aumenta  trayendo odio y división entre la gente. La fuerza negativa hace que las naciones del mundo sientan que Israel es la fuente del mal en el mundo. “Es un hecho que Israel es la más odiada de las naciones, ya sea por razones religiosas, razones raciales, razones capitalistas o razones comunistas”(7). El dedo acusador de las naciones del mundo apunta hacia nosotros, se expresa en forma de muchas decisiones en contra nuestra. En un mundo global es suficiente con aislar diplomáticamente a Israel en un intento de sofocarlo gradualmente con un boicot económico, por ejemplo.

La sabiduría secreta es la solución

El primero que encontró la solución a la crisis humana fue Abraham -el fundador de la nación de Israel. El método especial que descubrió hace cerca de 4,000 años, en la antigua Babilonia incluye dos niveles de relaciones entre la gente: uno es la fuerza egoísta -la fuerza negativa de separación y odio, que causó que sus estudiantes se alejaran el uno del otro, el segundo, es el nivel de la fuerza de amor y conexión -la fuerza positiva en la naturaleza.

Abraham supo conectar las dos fuerzas y establecer en la gente dos niveles de actitud hacia el mundo, de forma que “…el amor cubre todas las transgresiones”(8). El método de conexión que desarrolló no es otro que la sabiduría de la Cabalá.

Cabalá es percibida por la mayoría de la gente como ciencia oculta. El ocultamiento y el misterio que la gente percibe fueron la base de muchos mitos, rumores y malas interpretaciones. Es tiempo que se abra y sea accesible para todos. Este antiguo método es vital para la nación de Israel y para el mundo entero.

Los grandes cabalistas, los sabios que tienen “amplio conocimiento de todas las enseñanzas del mundo, pues las adquirieron de la sabiduría misma de la verdad”(9), y son “recompensados con alcanzar todos los grados que en la realidad uno puede alcanzar”(10), claman, que en una situación crítica, es nuestra obligación ocuparnos constantemente de la sabiduría de la Cabalá, es decir, en la corrección de nuestras relaciones, como dijo el ARÍ “Si nos ocupamos de la sabiduría de la Cabalá, nuestra redención vendrá, dado que todo depende de ésta sabiduría”(11).

Su fuerza oculta nos puede salvar de todos los peligros que nos esperan y nos permitirá sobrevivir como nación y como Estado, dado que “cuando hay amor, unidad y hermandad en Israel, ninguna calamidad puede afectarlo y así mantienen alejadas todas las maldiciones y sufrimientos”(12).

¿Qué es la Torá de acuerdo a la sabiduría de la Cabalá?

A través de la historia hubo un mensaje preponderante en las enseñanzas de los cabalistas, es “ama a tu amigo como a ti mismo”(13) o en otras palabras, “no hagas a otros lo que no te gustaría que te hicieran a ti”, como solía decir Rambam. El amor a los otros es la gran regla de la Torá.

Cuando los sabios de la Cabalá se refieren a la Torá, primero y antes que nada se refieren a un condimento especial que tiene el poder de sojuzgar la inclinación al  mal -la fuerza de separación. Nuestros sabios dijeron, “Yo he creado la inclinación al mal, Yo he creado la Torá como condimento”(14), es decir, la Luz en ella, “dado que la Luz en la Torá reforma”(15).

De acuerdo a la Cabalá, el significado de la palabra “Torá” es mucho más que seguir meticulosamente diferentes costumbres. El libro del Zohar nos advierte que “ay de aquél que dice que la Torá nos cuenta historias de manera simple y que nos habla en lenguaje plano acerca de Esaú y Laban, etc., pues todo en la Torá son secretos superiores”(16). Más aún, “…porque todos los mandamientos en la Torá o aquellos que nuestros ancestros corrigieron”, como Eben Ezra dice “todos son con el fin de corregir el corazón, aun cuando la mayoría son llevados a cabo mediante acciones o palabras”(17).

Por lo tanto, Baal HaSulam concluye que, “…sólo a través de la expansión de la sabiduría de la Cabalá a las masas obtendremos la completa redención”.

También dijeron, “La Luz en ella reforma”. Fueron intencionalmente meticulosos  en mostrarnos que sólo en la Luz que encierra, “como manzanas de oro en engastes de plata”, está la cura que reforma a la persona. Tanto el individuo como la nación no completarán el objetivo para el cual fueron creados, excepto al alcanzar la interioridad de la Torá y sus secretos”(18).

Todo por el bien de la unidad

Desafortunadamente, diferentes círculos se oponen fuertemente a la diseminación de la sabiduría de la Cabalá al público. La sabiduría de la Cabalá tiene que ser revelada hoy más que nunca. Es la clave para la existencia del Estado de Israel y del pueblo de Israel. Hemos visto a través de la historia que cuando cada uno tira en su propia dirección, la división en la nación, llevó a Israel a problemas y guerras, el clímax es simbolizado con la destrucción del Templo. “El Templo fue destruido a causa del odio infundado, cuando sus corazones fueron divididos y ellos estaban divididos, no fueron dignos del Templo, dado que este es la unidad de Israel”(19).

El momento en que caímos del amor fraternal al odio infundado, dejamos de existir como nación, de acuerdo a las enseñanzas de Abraham. Desde entonces seguimos dividiendonos y alejándonos entre nosotros y el valor de “ama a tu amigo como a ti mismo” se desvanece y se vuelve extraño y vacío de su significado.

Por lo tanto, se nos ordena no rendirnos, sino pelear obstinadamente por nuestra unidad, que es la poción de vida para nosotros; Baal HaSulam afirma fuertemente en la Introducción al estudio de las diez Sefirot: ”Al comienzo de mis palabras, encuentro una gran necesidad de romper el muro de hierro que nos ha separado de la sabiduría de la Cabalá, desde la ruina del Templo hasta esta generación. Yace pesadamente sobre nosotros y despierta el miedo de ser olvidados de Israel”(20).

Es tiempo para la Cabalá

No tenemos opción excepto unirnos y, con el fin de sentir conexión y amor entre nosotros, debemos usar la sabiduría que Abraham descubrió, la sabiduría de la Cabalá, que nos enseña cómo conectarnos apropiadamente el uno con el otro y amar a otros. Cuando despertemos las sensaciones de amor y calidez, seremos capaces de equilibrar todo el sistema. Seremos un ejemplo de conexión para el mundo entero, esto es exactamente nuestra meta como nación, el mundo está esperando que cumplamos con nuestra meta. “El propósito de Israel es unir al mundo entero en una gran familia”(21). Por lo tanto estamos obligados a cambiar nuestra actitud hacia la sabiduría de la Cabalá y tratar de lograr amor y conexión como nos enseña.

Referencias:

  1. Rav Kuk, Cartas del Rav Kuk, volumen 2, página 324
  2. Rav Yehudah Ashlag –Baal HaSulam, Introducción a El libro del Zohar, ítem 71.
  3. Rav Yehuda Ashlag –Baal HaSulam, La última generación
  4. Rav Yehuda Ashlag –Baal HaSulam, Paz en el mundo
  5. Zóhar La’am, Pijas, item 152
  6. Rav Kuk, Luces, página 16
  7. Rav Yehuda Ashlag –Baal HaSulam, La última generación
  8. Proverbios, 10;12
  9. Rav Yehuda Ashlag –Baal HaSulam, La enseñanza de la Cabalá y su esencia
  10. Rav Yehuda Ashlag –Baal HaSulam, El secreto de la concepción y el nacimiento
  11. ARI, Árbol de la vida, Introducción a Sha’ar A’hakdamot
  12. Luz y Sol, Nitzavim
  13. Rambam, Mishné Torá, Libro de los jueces, capítulo 14
  14. Kidushin 30;2
  15. Rav Yehuda Ashlag –Baal HaSulam, Shamati, ítem 6, “Apoyo en la Torá”
  16. Zohar La’am, Behaaloteja, ítem 58
  17. Rabí Abraham Eben Ezra, La base del miedo y el secreto del conocimiento, página 8;72
  18. Rav Yehuda Ashlag –Baal HaSulam, Introducción al libro Panim Meirot Umasbirot, ítem 5
  19. Netzhaj Israel, capítulo 4
  20. Rav Yehuda Ashlag –Baal HaSulam, Introducción a TES, parte 1
  21. Rav Kuk, Susúrrame el secreto de Dios
    [177777]

Un comentario

  1. Exelente artículo, el quid del asunto de forma directa y sencilla, no hay otro camino.
    Quiera haShem prosperar esta visión y este trabajo.
    Quiera el Eterno tocar nuestro corazón, y guiarnos por los caminos de la kabbalah, y veamos la reconstrucción del santo templo, y la llegada del Mashiaj, prontamente en nuestros días.
    Amén y Amén

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: