entradas en '' categoría

Limpiando la vasija del alma

thumbs_laitman_561Pregunta: ¿Somos culpables de nuestro sufrimiento?

Respuesta: No, el culpable es el Creador que creó la inclinación al mal. Él lo dijo: ‘He creado la inclinación al mal y di un método para corregirla’ Pero si logramos transformar el mal en bien, obtendremos un nivel de existencia igual a la del Creador mismo.

Todo en el mundo está dispuesto de manera que el hombre encuentre el  problema de su naturaleza, su inclinación al mal y que él mismo descubra cómo corregirla. Por otra parte, esos problemas pueden ser superados fácilmente; todo lo que necesitamos es usar sistemática y correctamente el método de corrección.

Si la gente comienza a hacer estas preguntas, significa que está preparada para comenzar a usar este método y luego, poco a poco entenderá por qué todo fue creado así y no de otra forma. Se darán cuenta de que el Creador es una fuerza especial de la naturaleza que incluye en sí, al mundo entero, a la naturaleza y a todos los niveles superiores, que aún son inalcanzables para nosotros, pero que llegaremos a revelarlos.

Al corregir nuestro ego, deliberadamente creado por el Creador para ser tan salvaje, enorme y universal, nos convertiremos en amos de la naturaleza: tanto de nuestro mundo como de los otros mundos. Nos elevamos al nivel de la eternidad y la perfección, aun sin morir, simplemente llegando al siguiente grado.

Actualmente la humanidad ha alcanzado tal nivel de desarrollo que la pregunta sobre el sentido de la vida surge en la mayoría de la gente. De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, estamos preparados para descubrir el mundo superior.

Pregunta: Entonces, ¿por qué sufrimos, si el pensamiento de la creación trae contento al hombre?

Respuesta: Porque no nos hemos corregido. Si sabemos cómo hacerlo y empezamos a introducir el método de corrección, de inmediato nos sentiremos cada vez mejor, subiendo los escalones de la bondadosa escalera.

Comentario: En este sentido, hay una leyenda muy interesante. Un hombre agotado por la sed está junto a un arroyo de agua clara de manantial y trata de llenar un vaso sucio. El agua le parece desagradable, amarga, no puede beberla y maldice al sucio arroyo, (así, a menudo maldecimos al Creador que nos envía sufrimiento).

Cuando finalmente entiende que el problema no es el agua, sino el vaso, todo cambia. Limpia la vasija, el sabor del agua cambia y se da cuenta de que, cuando sufría, siempre hubo agua de manantial en su vaso.

Respuesta: Sí, así es nuestra vida. Si podemos obtener fuerzas correctas, podremos disfrutar constantemente. Si no, sufriremos.
[181389]

Material relacionado:
Agua viva de un pozo común
Los cabalistas en la Torá y los mandamientos, Parte 5
El vaso lleno

La felicidad y su persecución – ¡Es malo!

thumbs_laitman_527_03En las noticias (mignews): “Científicos afirman que las personas felices y sin preocupaciones viven menos que las melancólicas porque un alto grado de felicidad es una locura y hace que la persona tome riesgos innecesarios. Los investigadores encontraron que la felicidad e incluso el deseo por ella -son malos, pueden dañar la psique, envenenar la vida e incluso reducir su duración. Esto lo afirman expertos de las universidades de Yale y Americana de Denver en Estados Unidos y de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Esto es confirmado por el material recolectado… Los libros que dan consejos de cómo ser felices son también una mala influencia. Los lectores comienzan a perseguir la felicidad, fracasan y como resultado, se sienten peor. Los científicos aconsejan que debemos dejar de preocuparnos por la felicidad y así lograremos la verdadera felicidad.

Mi comentario: Así tomamos conciencia de que lo óptimo para la existencia es un deseo justificado pero insatisfecho. El Creador lo creó así específicamente para que alcancemos la meta de la creación.

El deseo por satisfacción nunca será satisfecho. Por encima de este, aspiramos a la grandeza ilimitada del Creador, Su infinita comprensión, ¡y en este anhelo alcanzamos la felicidad! Cabalá describió las condiciones para alcanzar la felicidad desde hace casi 6.000 años…
[179688]

Material relacionado:
El mundo está esperando felicidad
Ministros de felicidad y tolerancia
La clave para la felicidad

La realidad del universo

Dr. Michael LaitmanComentario: Un grupo de famosos científicos estadounidenses, se reunieron en el Museo de Historia Natural de Nueva York para discutir temas que parecieran irreales.

En particular, se observó que el Universo nos parece real, pero recientemente un número creciente de científicos empiezan a preguntarse si el mundo que nos rodea es sólo resultado de alguna compleja simulación. Y si nosotros y todo lo que nos rodea somos sólo puntos de información en algunos holograma espacio.

Respuesta: Nuestro mundo no es un holograma, sino un sistema especial de fuerzas que se nos presentan y se visualizan en la pantalla que tenemos dentro de nosotros.

No hay mundo fuera de mí y todo lo que veo alrededor está dentro de mí: tú y todos los demás. De ello se desprende que juego con algunas imágenes supuestamente existente fuera de mí.

En realidad, sólo hay una cualidad fuera de mí: ‘El Creador’ la cualidad de total amor y otorgamiento, los cabalistas lo describen de manera muy simple, como dar. Y si preguntas: ‘¿Qué soy yo?’ –sientes lo mismo con relación a ti y lo mismo ocurre con todos los demás.

Entonces ¿existes? Con respecto a mi, si existes, con respecto a ti yo también existo. Es muy difícil de entender. Tendremos esta confusión por mucho tiempo. Sin embargo, nada funcionará hasta tengamos una imagen correcta del mundo, luego lo veremos todo.

Se dice en Cabalá: ‘Todo lo que se te revele, se te revela a ti y a nadie más’. Sólo así será.

Pregunta: ¿Quiere decir que la ciencia no lo descubrirá?

Respuesta: Es imposible. Aún no tenemos propiedades relevantes para prescribir correctamente el mundo real ni para imaginarlo.

Se puede decir que es una ‘matriz’ y que vivimos en su interior. Y no es ficción. Vivimos dentro de un sistema de fuerzas que dibujan dentro de nosotros, en nuestra pantalla interna, imágenes que no existen en la realidad. Como la fuerza eléctrica que atrae todo tipo de imágenes a la pantalla de la televisión, lo mismo sucede dentro de nosotros.

Los científicos llegarán a un callejón sin salida, porque sus supuestos no pueden probarse y no darán nada a la humanidad. En todos los casos, la ciencia está limitada porque todo lo que logra está dentro de los cinco sentidos corporales, terrenales.

Tenemos que elevarnos por encima de ellos y adquirir nuevos sentidos que nos permitan ‘salir de nosotros mismos’. Así empezaremos a sentir el mundo real, sin las perturbaciones de nuestras propiedades egoístas.
[181524]

Material relacionado:
El propósito del universo
El universo es un programa de computador
Todo el universo se formó de una chispa de Energía Superior

Titanes, gigantes espirituales

thumbs_laitman_276_02Pregunta: ¿En varios escritos de la Biblia hay información según la cual, antes del diluvio, gigantes y titanes dominaban la Tierra. ¿Es cierto?

Respuesta: El término ‘titanes’ se refiere gente enorme, no en tamaño, eran gigantes espirituales. Había titanes y gigantes antes del diluvio. Alcanzaron el mundo superior dentro del ego, donde se podía imaginar el nivel espiritual en el nivel egoísta, que es un nivel pequeño, insignificante.

No eran grandes egoístas. Pero, en concreto, gracias a su insignificante ego, podían moverse fácilmente en todas las propiedades y todos los estratos del mundo espiritual. Por eso fueron llamados titanes.
[180157]

Material relacionado:
¿Cómo transmitir el conocimiento del mundo espiritual?
100% trabajo espiritual encadenado al ego
A través del velo del ego

The Huffington Post: “Acerca del consumismo, del terror y de la naturaleza humana”

En mi columna del sitio de recopilación de noticias en línea, ganador del premio Pulitzer, The Huffington Post, publiqué mi artículo en Inglés y Francés.

huffigtonEngFre

“Acerca del consumismo, del terror y de la naturaleza humana”

Por décadas, se nos ha dicho que si sólo tuviéramos el mejor y más nuevo auto/teléfono/zapatos/tú dime, seríamos felices. Pero tan pronto como obtenemos esa novedad que nos garantizaron que nos haría felices, se nos dice que acaba de surgir algo nuevo y nunca seremos felices a menos que lo tengamos… Así es como inventamos el consumismo.

En años recientes ha surgido una nueva tendencia,  llamada “bajo consumismo”, que aboga por comprar sólo lo que realmente necesitamos y ser conscientes del impacto de nuestras compras en el planeta.

Pero evitar el exceso en compras no nos hará más felices. Entonces, en lugar de preguntar, “¿Cómo podemos dejar de consumir tanto?” debemos preguntar, “¿Por qué estamos consumiendo?”

Los psicólogos, Brickman y Campbell, acuñaron el término “Relativismo hedonista” para describir a grosso modo nuestra tendencia a consumir de forma perpetua. Hoy la llamamos por lo que es, “una caminadora hedonista”. Pero observar un fenómeno y nombrarlo no explica su causa. Para entender esta tendemos tenemos que entender la naturaleza humana y la trayectoria de su desarrollo.

Igual que otros elementos de la realidad, nosotros los humanos, consistimos de elementos positivos y negativos. Inhalar y exhalar nos permite respirar, el corazón bombeando sangre hacia dentro y hacia afuera, permite la circulación. Sin eso moriríamos. De la misma manera, el hombre y la mujer se complementan para permitir la continuación de la especie, el ciclo de descanso y juego de los niños les permite crecer sanos.

En todos los niveles de la realidad, el equilibro entre negativo y positivo se mantiene, excepto por una parte del sistema -el nivel de los deseos humanos. En mi libro, Interés propio vs altruismo en la era global: cómo la sociedad puede convertir el interés propio en beneficio mutuo, que fue publicado hace cinco años, mostré cómo los deseos humanos están evolucionando de tal forma que el elemento negativo está tomando control y causa que salgamos de balance, hacia una modalidad que está destruyendo el planeta, la sociedad y en última instancia, a nosotros mismos. El aumento excesivo de los elementos negativos en nuestros deseos se manifiesta en estar centrados en nosotros mismos, en nuestra alienación, junto con el deseo de explotar a otros para ganancia personal.

El problema es que el instinto natural de detenernos cuando tenemos suficiente es superado por nuestra necesidad de sobresalir -ser más listo, más fuerte, más bonito, más rico, etc. Mientras más “máses” podemos anexar a nuestros egos, mejor nos sentimos con nosotros mismos. En consecuencia, nada en nosotros está equilibrado. Y por estar permanentemente fuera de equilibrio, estamos en constante ansiedad (aunque usualmente es inconsciente), hasta el punto en que confundimos alivio (de la ansiedad) con felicidad.

Pero hay una razón por la que no podemos equilibrar nuestros deseos, como el resto de la naturaleza. Consumimos en exceso porque nos sentimos desconectados unos de otros cuando, en realidad estamos conectados en una red de pensamientos y deseos que dictan quiénes somos casi en todos los niveles. Y aun así, sólo si nos elevamos por encima de nuestro egocentrismo, podremos experimentar este nivel de conexión positivamente.

Dado que no podemos elevarnos por encima de esta conexión, la odiamos y nos resistimos a ella de varias maneras. Los más dóciles e introvertidos tienden a ocultarse y a aislarse de la sociedad. Si no pueden ser felices, usualmente se hunden en la depresión y escapan con drogas y alcohol, incluso se suicidan. Los menos inhibidos toman la ruta opuesta y pueden expresar sus conexiones rotas de forma violenta y agresiva.

Ahí está ISIS, por ejemplo. Hay muchos musulmanes devotos que no se vuelven violentos. Mantienen una forma de vida estricta de acuerdo a su fe, pero no tratan de imponerla a otros ni de castigar a los que viven de forma diferente.

Los ataques terroristas de Bruselas del 22 de marzo son el ejemplo opuesto. Más allá de la ideología islámica, es una explosión de odio humano que se ha convertido en misantropía homicida. Comparado con esos arrebatos, el consumo excesivo parece algo muy fácil de manejar. Aun así, todos esos problemas surgen de la misma raíz: nuestra falta de habilidad para equilibrar lo negativo con lo positivo dentro de nosotros.

Sólo necesitamos ver las noticias para saber que hemos llegado a un punto de no retorno, donde debemos contenernos, contener nuestra naturaleza y restaurar el equilibrio. Para hacerlo, debemos aprender a conectarnos de forma positiva.

Podemos educarnos en la conciencia de cómo nuestra interconexión nos beneficia. En lugar de tratar de imponernos un bajo nivel de consumo, simplemente aprendemos a usar nuestros deseos para el bien común. Y dado que amamos ser únicos, nuestra singularidad enriquecerá nuestras comunidades, sociedades y el mundo en el que vivimos. En lugar de tomar, tomar, tomar, estaremos dando, dando, dando. Y aunque será la conducta general de la sociedad, terminaremos recibiendo infinitamente más de lo que hubiéramos podido darnos a nosotros mismos.

En una sociedad donde todos contribuyen, tendremos mucho más que abundancia material. Disfrutaremos de satisfacción emocional por ser capaces de expresarnos de forma creativa y disfrutaremos de fortaleza mental y vigor a partir de la constante retroalimentación que obtendremos de nuestro entorno social.

No hay tiempo qué perder. La sociedad global está al borde del colapso. Nosotros, la gente, podemos convertirla en el Cielo, o podemos dejar que se vuelva el Infierno. La elección es nuestra y debemos tomarla ahora.
[180584]

Una nueva vida 552 – Una nueva visión Israelí

552

Una nueva vida  552 – Una nueva visión Israelí
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

¿Por qué  fueron necesarios todos los eventos difíciles que le han sucedido al pueblo israelí? ¿Cuál es el destino del pueblo de Israel y cómo es posible transformar a la nación de Israel en un modelo para el mundo entero?

Resumen

Con el fin de entender hacia dónde se dirige Israel, es necesaria nuestra Torá interna, la sabiduría de la Cabalá. Nuestra visión social debe estar ajustada a lo definido en el programa de desarrollo en la naturaleza….

Hoy, por una parte, ha sido revelada la necesidad de conexión y por otra, no hay deseo de hacerlo. Cada uno está separado. La sabiduría de la Cabalá nos enseña cómo traer una energía positiva a nuestra vida y crear equilibrio entre lo negativo y lo positivo.

Un Israel independiente es una nación que guiará a la humanidad hacia una verdadera independencia y hacia todo lo que es bueno.

En el Israel del mañana, una persona no se sentirá sola; estará conectada con otros. Amará como una madre ama y estará preocupada por sus hijos. Una persona no se sentirá aislada porque será envuelta con calidez y amor. Y esto será lo más placentero en el mundo.

Desde un aspecto social, comenzaremos a sentir cómo las cosas se suavizan. Serán reveladas la generosidad, la consideración y la unión. Opiniones diferentes  existirán como más y menos, con aceptación mutua, porque por encima de todo habrá amor. Israel será una nación que equilibre las fuerzas del bien y del mal y dé ejemplo al mundo entero.
[157793]
De Kabtv “Una nueva vida 552- Una nueva visión israelí 12/abr/15
Video: Reproducir ahora     Audio. Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 24/abr/16

Preparación para la Lección
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Lección sobre el tema: “Pesaj”
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

El Libro del Zohar – Extractos seleccionados, Capítulo “VaEra
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, “Exilio y Redención”
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora