entradas en '' categoría

Jerusalem Post: “Pascua – una oportunidad de salir”

Mi artículo “Pascua – una oportunidad de salir” fue publicado recientemente en Jerusalem Post, una fuente de noticias en inglés, para judíos.

Dr. Michael Laitman


“Pascua – una oportunidad de salir”

Próximamente, como lo hacemos cada año, estaremos sentados alrededor de la mesa del Seder.

De hecho, de acuerdo al calendario judío la Pascua es el inicio del año. Oficialmente, el año comienza en Rosh Hashanah, pero el calendario judío también tiene un nivel profundo, oculto, que describe nuestro desarrollo interno, espiritual.

La nación judía es especial. Fue formada, no por parentesco biológico ni por proximidad geográfica, sino por el apego a una idea -¡la idea de unidad!  Nos convertimos en una nación, sólo cuando acordamos vivir “como un hombre con un corazón”. Se nos dio la tarea de ser “una luz para las naciones” cuando nos comprometimos a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. La Pascua es donde todo comienza.

Hasta que Moisés nació, el pueblo de Israel fue muy feliz en Egipto. Había prosperidad, riqueza y disfrutaban de las comodidades de la vida, “ollas de carne” y “pan hasta llenar” (Éxodo, 16:3). Pero la satisfacción material sólo nos puede llevar hasta ahí. Está en la naturaleza humana que una vez que tenemos lo que queremos, comenzamos a querer algo más, algo superior. Hasta el punto en que comenzamos a buscar el placer en la conexión humana.

Ese punto de inicio es el nacimiento de Moisés -la aspiración por hermandad y conexión. Ha existido siempre, madurando en la casa del faraón y disfrutando de todos los placeres materiales de la vida, hasta que se sació.

En ese momento comienza el exilio en Egipto. El faraón, nuestro egoísmo, no puede rendirse a ideas a tan elevadas como hermandad, conexión y responsabilidad mutua. Las aborrece y las desprecia.

Y, mientras los hijos de Israel se desarrollaban como individuos y como sociedad, más sentían que la unidad era el siguiente paso, un escenario necesario. Los hijos de israel pasaron por un proceso similar al que está sucediendo hoy, donde nos damos cuenta que nuestra felicidad, salud y bienestar general dependen de la calidad de nuestras relaciones sociales. El faraón (el ego) no quería torturar a los hijos de Israel; sólo quería que siguieran atendiéndolo en lugar de seguir a Moisés, de buscar hermandad y cuidado mutuo. Y cuando no quisieron seguirlo, se convirtió en el rey cruel que conocemos en la historia.

Nuestros antepasados insistieron en su unidad y, eventualmente ganaron. Se unieron a los pies del monte Sinaí y recibieron la ley, cuya esencia, la santa SHLAH expresada en estas breves palabras: “Amor es el mandamiento sobre el cual se establece la Torá: `ama a tu prójimo como a tí mismo’”. Los hijos de Israel cuidadosamente se depuraron del Jametz [levadura], del egocentrismo en ellos y pasaron por encima del ego hacia la hermandad, hasta que se convirtieron en una nación, vinculada y unida por la visión del amor hacia los demás.  

Hoy que estamos despertando del Sueño Americano a la realidad y, que no podemos cimentar una sociedad en competencia y aislamiento, empezamos a sentirnos más y más como los hijos de Israel en el exilio. Hasta hoy Egipto fué bastante divertido, pero se está volviendo hostil y se siente más y más como exilio.  

Ahora es tiempo de reavivar nuestra hermandad y amor a otros y salir otra vez. Es el inicio de un nuevo año, una nueva era en nuestra sociedad. Es tiempo de cambiar a un nuevo paradigma de relaciones.   

La cultura del  “yo, yo, yo” se ha agotado porque ya no somos felices confinados en nuestros caparazones separados. Para ser felices, nosotros, los descendientes de los hijos de Israel, tenemos que pasar, como nuestros antepasados, del egoísmo a la hermandad y la responsabilidad mutua.  

Imaginen la vida que tendremos cuando cuidemos unos de otros. Nadie tendrá que luchar por la vida porque todos le ayudarán. Y, disfrutaremos ayudando a los demás. Y como cada uno protegerá a otro, nuestros lazos se fortalecerán y crearán un vínculo que fundará una sociedad basada en amistad, calidez y unidad. “Ama a tu prójimo como a tí mismo” dejará de ser cliché y se transformará en lo que siempre debió ser  -nuestra realidad.

Recientemente ha habido muchas referencias en la prensa sobre la desunión de la comunidad judía. Es una buena señal. Muestra que estamos comenzando a ver fragmentación y alienación como la raíz de nuestros problemas. Siempre habrá diversidad, pero más que temerla, ¡debemos enorgullecernos!  Cuanto más diversos somos, más crecerá la fraternidad, siempre y cuando valoremos la unidad por encima de todo lo demás.

Y hay otra ventaja. Conforme nos unamos por encima de nuestras diferencias, presentaremos un modelo de una comunidad próspera que avanza debido a su diversidad, más que a pesar de ella. Esto es algo que el mundo necesita desesperadamente. Podemos ofrecerlo. Lo tuvimos cuando salimos de Egipto y podemos revivirlo ahora y compartirlo con el mundo. Así podremos convertirnos en “una luz para las naciones”, una luz de esperanza para el mundo.  

Esta Pascua, salgamos de la alienación hacia la fraternidad, de la indiferencia hacia la responsabilidad mutua. En resumen, salgamos de Egipto, juntos.
[182164]

¿Por qué no comemos Jametz (alimentos con levadura) en Pascua?

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué no comemos Jametz en Pesaj (Pascua)?

Respuesta: Porque Jametz simboliza conexión entre harina y agua. Harina simboliza el atributo del deseo egoísta y agua simboliza el atributo del deseo altruista.

Por lo tanto, en Pascua nos encontramos en la etapa final del dominio del ego y comenzamos a sentir que el egoísmo nos controla en todo, dado que carecemos del atributo de Jasadim, del atributo de Jesed, del atributo del agua, que es lo que Matza simboliza.

Matza es la conexión entre harina y agua. Están mezcladas por un período muy preciso, 18 minutos, para que la harina no comience a esponjarse. Si la mezcla dura mucho tiempo, tendremos que amasarla constantemente, sin parar…

Este proceso simboliza nuestro trabajo con el ego, el proceso en el que tenemos que trabajar, dándole nueva forma una y otra vez, hacia el altruismo. Y así es posible.

Pero en principio, es imposible trabajar con Jametz por más de 18 minutos, es decir, que la conexión tiene que ser mínima, justo como aparece en nuestro egoísmo. ¿Qué es altruismo? ¿qué queremos mostrar buenas intenciones hacia alguien, para que el ego se beneficie? Matza simboliza la carencia de agua, la carencia de Jasadim, la carencia de Jésed en nuestra actitud egoísta y es llamada el “pan de la pobreza”, es decir, la pobreza de un corazón grande, abierto a la gente.

Es costumbre comer Matza la víspera de Pascua, porque en esa noche revelamos, hasta dónde carecemos del atributo de amor y otorgamiento entre nosotros, el atributo de Bina, el atributo de Jesed. Estamos dispuestos a todo, siempre y cuando podamos salir de este estado egoísta, por eso comemos Matza en la noche de la liberación de nuestro egoísmo.
[181806]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 13/abr/16

Material relacionado
Seder de Pascua (Pésaj): El orden del nacimiento del alma mundial
Cuando el “Pan Frugal” se Convierte en “Pan de Amor”
Escape del ángel de la muerte

Purificando la vasija del alma

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Somos responsable del sufrimiento que vemos?

Respuesta: El Creador que creó el mal, es responsable. Está escrito: “Yo he creado la inclinación al mal; Yo he creado la Torá como condimento” Si cambiamos el mal en bien, alcanzaremos el nivel del Creador. Todo en nuestro mundo está dispuesto para que la persona profundice y descubra los problemas en su naturaleza, en la naturaleza de su inclinación al mal y que encuentre la forma de sobreponerse a estos problemas, usando adecuadamente el método de la corrección.  

Si esas preguntas surgen, significa que la persona está lista para comenzar a usar este método y gradualmente, se de cuenta de el por qué todo fué creado de esa forma y no de otra. Entonces verá claro que el Creador es la fuerza especial de la naturaleza que incluye toda la creación, toda la naturaleza, todos los niveles superiores, que ahora nos son inaccesibles, pero que revelaremos.

Cuando corrijamos el egoísmo que, intencionalmente, creó el Creador, tan cruel, inmenso y universal, nos volvemos líderes de la naturaleza, tanto en nuestro mundo como en los otros mundos. La humanidad ascenderá al nivel de eternidad y perfección, sin tener que morir, simplemente ascenderemos al siguiente nivel.

La Humanidad está en el nivel de desarrollo, cuando surge en mucha gente la pregunta acerca del significado de la vida. De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, ésto indica que hemos madurado y alcanzado el nivel en el que estamos preparados para percibir y adaptarnos al mundo superior.

Pregunta: ¿Por qué sufrimos si el pensamiento de la creación es que el hombre disfrute?

Respuesta: La razón es que no nos corregimos. Si supiéramos cómo hacerlo y empezáramos el proceso de corrección, inmediatamente nos sentiríamos mejor, ascendiendo los niveles de la escalera de la bondad.  

Comentario: Hay una fábula interesante sobre ésto. Un hombre sediento parado frente a un caudal de agua fresca, trata de llenar un vaso sucio. El agua le parece insabora, amarga y no puede tomarla, así que maldice el agua sucio. Así es como a menudo maldecimos al Creador, quien nos envía sufrimientos.   

Cuando finalmente, la persona se de cuenta que la causa no es el agua, sino el vaso, todo cambia. Limpia y purifica la vasija y el sabor del agua cambia y así es claro que el agua en el vaso siempre estuvo pura, aún cuando sufría.

Respuesta: Si, así es nuestra vida, podremos disfrutarla, sólo si atraemos las fuerzas correctas.
[181389]
De la lección de Cabalá en ruso 16/feb/16

Material relacionado
¿Dónde se localiza el alma?
El alma es parte del Creador
El alma general y yo

En conexión estrecha con el Creador

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Hay alguna diferencia entre la comunicación con el Creador a través de un texto escrito por un cabalista y la comunicación con Él a través de una situación que atraviesa una persona?

Respuesta: La comunicación con el Creador puede ser a través de una situación. Recuerdo que una vez tuve que asistir a un juicio, fue muy desagradable y humillante a pesar de que, en realidad, no tenía una actitud sobre la situación. Pero en especial, fue esta situación la que me dio una adhesión seria al Creador.

Pregunta: ¿Es posible comunicarse con el Creador a través del placer?

Respuesta: Es muy difícil.

Pregunta: ¿Quiere decir qué es mejor a través del sufrimiento o de un libro?

Respuesta: No es necesario elegir. Tienes que aceptar lo bueno y lo malo de igual forma. Como está escrito: “Una persona tiene que bendecir el mal del mismo modo que bendice el bien” (Mishnah Berachot 9:5).

Si una persona no está dirigida así, no es bueno. Tiene que prepararse y corregirse a sí misma. La singularidad del Creador es la condición previa para ver el mundo correctamente: ¿de dónde viene todo lo que existe y todo lo que está ante nosotros o dentro de nosotros? No importa lo que pase, todo lo que se siente y se interpreta dentro de mí, viene del Creador.

Pregunta: ¿Y si siento que la situación es mala?

Respuesta: No importa como sentimos la situación. El Creador lo representa de manera que a través del mal, nos conectemos con Él y el mal se convierte en bien. Es la única forma. El amor aparece por encima del mal.

Lo más importante, no se debes permitir que la imagen de este mundo, en ningún caso oculte el mundo espiritual, la red, la fuerza superior que nos dirige. No debemos permitir que las diversas fuerzas y circunstancias de nuestro mundo nos oculten al Creador.

Debemos fortalecerlo con la ayuda de amigos, libros, con todo lo posible y, constantemente aferrarnos a una estrecha relación con Él. Hay que vigilar nuestros pensamientos, sentimientos, circunstancias y problemas. Y debemos encontrar, inmediatamente un mayor anhelo por el Creador. No pierdas nada. Esto significa que el Creador, realmente te quiere.
[181385]
De la lección de Cabalá en ruso 7/feb/16

Material relacionado
Una réplica específica del Creador en mi corazón
Trabajar con el Creador
La fórmula para revelar al Creador

Escándalo por los “documentos de Panamá”

Dr. Michael LaitmanPregunta: Más de once millones de documentos financieros confidenciales fueron filtrados de una firma legal panameña. Resulta que a través de esta firma, hombres de negocios, políticos y billonarios evadían impuestos. Entre ellos estaban 72 jefes de gobierno pasados y presentes. Aparentemente seiscientas compañías israelís y 850 israelís estaban involucrados en esas maquinaciones ¿Piensa que serán llevados a juicio?

Respuesta: ¡No imagino quién los llevará a juicio! No importa lo que suceda, la gente poderosa de este mundo, los propietarios de banco y los jefes de estado, tienen grandes cuentas cerradas, oficialmente registradas a nombre de sus hijos y nietos y nada puede hacerse al respecto. Es imposible debilitar su poder. Pondrán a unos cuantos oficiales menores en su lugar, quienes súbitamente serán dejados de lado y removidos de sus puestos y aquellos tomarán el dinero.

Comentario: Aun así, tenemos un presidente y un ex ministro en Israel, que están acusados.

Respuesta: Por el momento, en Israel no ha habido una fusión de la oligarquía con el gobierno, en la cual unos cubren a otros. Incluso si eres mi adversario político o económico, aún así tenemos un acuerdo privado en esas áreas, no interferiré y tú tampoco. Esto aún no se ha establecido en Israel. pero, en este país con tanto escándalo, sucederá gradualmente.

Cuando llegué a Israel hace 40 años, era imposible pensar en dar a nadie un soborno. Pero en estos 40 años nos hemos vuelto como el resto del mundo. Y como resultado, en parte, esto llevará al mundo a darse cuenta de que debemos deshacernos de nuestro egoísmo, elevarnos por encima de él. El 60% o 70% de lo que ganamos va a algún portafolio negro y desaparece por algún agujero, ¡eso no proporciona ningún beneficio!

Si todo fuera revelado: cuánto gana la humanidad, cuánto se gasta en su beneficio y cuánto daño causa, encontraríamos que ¡el 90% es daño!

Pregunta: ¿Tiene el dinero una raíz espiritual?

Respuesta: El dinero es una cubierta sobre el deseo. Si puedo trabajar correctamente con mi deseo, es decir si lo uso para buenas acciones, entonces este deseo es cubierto por una pantalla llamada “dinero” (Kesef), “anhelo” (Kisuf). La “rama” de esta característica en nuestro mundo es el dinero. El oro es un metal dañino, que simboliza codicia, un anhelo por ganancia, egoísmo puro. Oro es Maljut, dinero (plata) es Bina.

Pregunta: ¿Destruirá esta codicia a la humanidad?

Respuesta: Eventualmente nos llevará al reconocimiento del mal y será necesario que la humanidad se deshaga de ella.

Pregunta: ¿Quiere decir que los dirigentes del mundo no pueden ser castigados? ¿Existe algún tipo de castigo para ellos?

Respuesta: No puede haber ningún castigo. Vivimos en un sistema egoísta y el que está en una posición alta, puede hacer lo que quiera. Incluso, si alguien más estuviera en su lugar, sería lo mismo.

Pregunta: ¿Esto significa que no hay salida de esta situación?

Respuesta: La única manera es a través de la educación, educación obligatoria para todos los ejecutivos.
[181173]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 4/abr/16

Material relacionado
Acerca de los intrincados impuestos
¿Qué es el Diezmo en la Torá
¿Por qué decaen las sociedades?

Una nueva vida 555 – La vida en una guerra perpetua

laitman_2014-01-08_novaya-zhizn_oren-nitza_w

Una nueva vida 555 – La vida en una guerra perpetua
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Después de tanto sufrimiento, es tiempo de preguntar ¿por qué nos pasa esto? Después de todo, no hay accidentes en la naturaleza.

Resumen

Después de no encontrar respuesta ni secular ni religiosa, entendemos que la respuesta se encuentra en la sabiduría de la Cabalá.

La paz depende sólo de nosotros; no depende de ningún otro factor. Sólo nosotros podemos traer la fuerza positiva al mundo.

Dos fuerzas funcionan en este mundo, positiva y negativa, dar y tomar. La fuerza malvada constantemente crece por sí misma. Añadir fuerza positiva a la naturaleza requiere de un  trabajo que sólo los judíos pueden hacer.

En la antigua Babilonia, nuestro padre Abraham descubrió un método para hacerlo, el método del amor, “El amor cubre todas las transgresiones” (Proverbios 10:12). Miles se reunieron a su alrededor y así, fue creado el pueblo de Israel, viviendo de acuerdo a: “Lo que odias, no se lo hagas a tu amigo” (Talmud Babyli Shabbat 31a) y “Amarás a tu amigo como a ti mismo” (Levítico 19:18).

Si queremos fundar el pueblo de Israel en la tierra de Israel, depende de nosotros regresar a esa fuente espiritual. Los sistemas que se oponen a Israel se detendrán sólo cuando entendamos que la clave para la felicidad está en nuestras manos, la fuerza positiva está en nuestras manos. Si luchamos por la conexión entre nosotros, cada uno contra su ego, evitaremos las guerras externas.

Como soldados, somos fuertes, estamos dispuestos al auto-sacrificio. El problema es que no nos queda claro, cuál es nuestro destino como pueblo. Si peleamos contra el enemigo interno, contra la fuerza negativa que nos separa, el enemigo externo desaparecerá.

Vemos que la gente están abandonando el país; no está claro para ellos, qué caso tiene vivir aquí, en esta nación con todos sus problemas. Depende de nosotros revelar la fuerza positiva que está oculta en la naturaleza y que nos conectará. La sabiduría de la Cabalá nos enseña este método.
[157926]
De Kabtv “Una nueva vida 555- La vida en una guerra perpetua” 16/abr/15
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 26/abr/16

Preparación para la Lección
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash “Dargot HaSulam,” artículo 506
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash “Dargot HaSulam,”  artículo 924
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash “Dargot HaSulam,”  artículo 926
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora