Descubriendo el significado de tu vida

Dr. Michael LaitmanLas personas han venido desarrollándose por miles de años, y en algún punto, comenzaron a hacerse la pregunta sobre el significado de la existencia; es el asunto principal de una persona si ha crecido un poco por sobre el nivel animal.

La gente no evoluciona como los animales, quienes actualmente no cambian de una generación a la siguiente. Los deseos de cada generación cambian ya que cada generación siente los deseos del siguiente nivel de desarrollo y la sensación de vacío constantemente crece. Consecuentemente, la pregunta acerca del significado de la vida comienza a preocuparnos más y más. Nosotros de repente, comenzamos a sorprendernos de las cosas en que antes no pensábamos, y las ciencias también se desarrollan de acuerdo a las preguntas que llegan en cada generación, porque las preguntas que preocupan a una persona en el siglo XX, son diferentes a las preguntas que le ocuparon en el siglo X.

La pregunta sobre el significado de la vida se manifiesta en la humanidad en un cierto punto que se revela solamente a ciertos individuos. A través de la historia de la humanidad, hubo personas especiales en quienes la pregunta sobre el significado de la vida creció de tal forma que llevó a la gente a componer música, literatura, poesía y a hacer pinturas. Todo ésto impulsó hacia adelante, desarrollando la ciencia, la tecnología y la maquinaria. Una persona no sólo aspiró egoístamente hacia una mejor vida material, sino que también alcanzó el significado de la vida.

Nuestros deseos son desarrollados de acuerdo a la escala de deseos. Primero, el deseo que está asociado a despertar nuestra existencia corporal: deseos de alimento, sexo y familia. Luego los deseos humanos surgen; los cuales están asociados a los sentimientos internos: deseos por riqueza, poder y  conocimiento. Todos estos deseos son transformados de una generación a la siguiente y se vuelven más finos, configurados, y más internos.  

Las personas comenzaron a sentir la pregunta sobre el significado de la vida a finales de la Edad Media y comienzos del Renacimiento. Las revoluciones tecnológicas, científicas y culturales en Europa fueron el detonante para el surgimiento de una actitud completamente nueva hacia la vida y la religión.  

La gente dejó de temer por no ser religiosa o ser perseguida por disidente, lo que significa que el ego creció a tal punto que una persona podía dejar de actuar conforme a los estereotipos. Al principio de la Introducción al Estudio de las Diez Sefirot, Baal HaSulam escribe:  De hecho, si ponemos en nuestros corazones la respuesta a la pregunta más famosa, estoy seguro que todas estas preguntas y dudas sobre si deberíamos estudiar la sabiduría de la Cabalá se desvanecerían del horizonte, y buscarás para encontrar en el lugar de aquellos que se han ido. Esta pregunta indignante es una pregunta que todo el mundo se hace, denominada, “¿Cuál es el significado de mi vida?” Así que, esta pregunta sigue sin ser respondida.

Debemos mencionar que todo lo que pasa ahora es debido a que no podemos encontrar una respuesta a la pregunta sobre el significado de la vida. Podemos ver con lo que embona la humanidad y lo que dirige al mundo. Y todo esto es porque la gente no entiende para qué existe. “En otras palabras,  toda esta cantidad de años de nuestra vida, que nos han costado tanto, y la cantidad de dolor y tormentos que sufrimos por ellos, para poder llevarlos lo mejor, ¿quién lo disfruta? Los años que gastamos, que usamos para buscar, perseguir y sufrir o aún más precisamente, ¿quién se deleita de vivir en la forma en que yo lo hago? ¡Nadie!  Es de hecho cierto que los historiadores han vivido cansadamente contemplándola, y particularmente en nuestra generación. Nadie quiere considerarla.

¿Por qué deberíamos preocuparnos con el significado de la vida, si entiendo que no encontraremos una respuesta? Es mejor abusar de las drogas o el alcohol para suprimir la pregunta interna que hace que una persona se sienta sin preocupación.

Después de todo un animal no necesita hacerse la pregunta, si simplemente existe para satisfacer sus necesidades básicas de alimento, sexo y familia, mientras que los deseos por la riqueza, poder y conocimiento no existen en la naturaleza animal. Es lo mismo con los humanos en ese nivel, es más fácil para ellos vivir, mientras que en las personas cuyos deseos humanos crecen se sienten miserables.

Todavía la pregunta continúa con amargura y vehemencia como siempre. A veces nos llega sin invitación, picotea en nuestras mentes y nos humilla hasta el suelo antes que encontremos el famoso truco de fluir en las corrientes de la vida sin pensar como siempre.   

Eso es lo que estamos tratando de hacer inconscientemente. Comemos, dormimos, trabajamos, nos encontramos con los amigos, vemos un partido de fútbol, nos enrolamos en distractores, solo para mantenernos ocupados y evitar hacernos esta pregunta. Después de todo, esta pregunta es peor que la muerte; la muerte es una solución momentánea al problema, mientras que uno puede vivir con esta pregunta por un muy largo tiempo y llegar a nada al final, excepto a la propia tortura.

Esta es la razón por la cual Baal HaSulam específicamente eligió este asunto como la introducción a su libro Talmud Eser Sefirot. En esta introducción el quiere mostrarnos que una persona no necesita pensamientos especiales o grandes logros para estudiar la sabiduría de la Cabalá.  

Si se siente mal, no sabe para qué está viviendo, y esta pregunta se mantiene molestando – porque no puede vivir sin razón y tiene que justificar su vida- entonces tiene que descubrir la sabiduría de la Cabalá porque actualmente le da la respuesta al significado de su vida personal.
[180609]
De una lección de Cabalá en ruso 31/ene/16

Material relacionado:
¿Tiene sentido nuestra vida?
Viviendo para evadir la pregunta sobre el significado de la vida
La percepción de la vida: ¿Sueño o realidad?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta