Una nueva vida 154 – El Seder de Pascua, parte 1

Dr. Michael Laitman

Una nueva vida 154 – El Seder de Pascua, parte 1
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

¿Cuál es el significados ocultos de la Pascua y las figuras en Hagadá y por qué, por generaciones, seguimos la tradición de festejar el Seder?

Nimrod simboliza el ego que apareció y separó a la gente. Teraj era partidario de Nimrod. Abraham, su hijo, estaba en contra. Se dio cuenta de que avanzar siguiendo al ego era un error. De acuerdo al ego, una persona que tiene éxito, triunfa más. Lo opuesto es la conexión y las relaciones mutuas.

El método de Abraham era utilizar al ego en sentido opuesto, lo que permite a la persona conocer su naturaleza. La persona comienza a sentir la fuerza que construye los deseos egoístas en él y descubre al Creador.

Nimrod y Teraj se dieron cuenta de que Abraham les estaba arruinando las cosas. Abraham salió con miles de sus seguidores. El grupo de Abraham se trasladó a la tierra de Canaán. El ego creció y hubo grandes diferencias, pero trataron de mantenerse conectados por encima de todo. Ego y anti-ego: ahí hay trabajo sin fin que conduce al reconocimiento de la fuente de la vida, de una nueva vida.

Los hijos de Jacob representan diferentes métodos de trabajo por encima del ego. José representa el método más avanzado. Fueron a Egipto, donde había siete años de abundancia, el ego creció y se agotó el método de José.

Este período es el nivel de trabajo de una persona por encima de su ego, es ayuda en contra. Luego hay siete años de hambre y surge un nuevo rey que no conoce a José. El ego ya no tiene nada más que ganar.

El nuevo ego llamado faraón es muy cruel. No nos deja vivir ni conectarnos. Una nueva fuerza llamada Moisés se revela y dice: ‘Tenemos que luchar contra el faraón’.

Nimrod es un nivel del ego y opuesto a él está el método de Abraham, el faraón es otro nivel del ego y opuesto a él está el método de Moisés. Moisés es un ascenso especial. Necesitamos la fuerza que constantemente construye un nuevo ego en nosotros, el Creador.

Los hijos de Israel tienen que entender que el nuevo ego los está arruinando y las diez plagas aumentan este reconocimiento. Alcanzan el estado de oscuridad, la necesidad e imposibilidad de conectarse. Nos ahogamos en el pantano… la noche del éxodo de Egipto.

No tenemos poder para conectarnos, pero tenemos poder para escapar de Egipto con una pequeña fuerza llamada Moisés. Este es un viaje interno para desarrollar el método de conexión, el ego creciente y la reunión en el monte Sinaí.

Los hijos de Israel comienzan a reconocer a Dios, la fuerza de la naturaleza que está en todas partes y lo desarrolla todo. El faraón es el ego más astuto que requiere la revelación del software interno que construye el ego. En el monte Sinaí, la montaña de odio, se revela y el faraón está entre ellos.

La Pascua es cuando comenzamos a ser una nación conectada a la fuerza interior que construye nuestra naturaleza, la fuerza superior. La conexión que sentimos entre nosotros es el alma general y así, la noche de la salida de Egipto es considerada un nacimiento.

Entonces, ¿por qué  nos purificamos para la Pascua?  Nos purificamos de nuestro ego. Jametz (alimentos con levadura) es igual al ego; Matzá es la fuerza de otorgamiento.
[131002]
De Kab TV “Una nueva vida 154 – El Seder de Pascua, parte 1” 3/12/13
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: