Una nueva vida 717-El éxodo de Egipto dentro de mí

Dr. Michael Laitman

Una nueva vida 717-El éxodo de Egipto dentro de mí
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

La realidad es un todo; por lo tanto, es díficil hablar de parte de ella sin conocer la imágen completa. El arbusto ardiente en el desierto representa la revelación interna de Moisés tras quemar su ego y equiparar sus características con la Divinidad, como una frecuencia de absorción similar; él y el Creador transmiten en la misma frecuencia.

Fundamentalmente, el bien no es inherente a nosotros; sino la inclinación al mal, así que no podemos pensar en nadie, excepto en nosotros mismos. Tras cuarenta años en los que Moisés vivió con el faraón, fue con Jetro otros cuarenta años y aprendió la cualidad de otorgamiento, Jesed (misericordia) y cómo alcanzarla por encima del egoísmo. Después, regresó a Egipto a trabajar en el ego.

La meta de la humanidad es que la naturaleza humana, incluyendo el egoísmo, se asemeje a la plenitud de la fuerza superior cuya naturaleza es el amor.

El retorno de Moisés a Egipto, simboliza el regreso al ego que aún necesita corrección. Nadie reconoce al faraón dentro de sí mismo. El faraón simboliza el total dominio del ego general en nosotros. Moisés simboliza un pequeño deseo por la característica del otorgamiento, por el descubrimiento de la verdad.

El pueblo de Israel representa los deseos que pueden ser corregidos hacia los atributos de otorgamiento y amor dentro del ego general. El ego es el campo de la realidad y Moisés necesita señales y prodigios para mostrar al ego su poder. Entonces, Moisés toma el bastón, cuya función es dirigirlo en el camino espiritual, tirar al ego e ir por encima de él.
[182225]
De Kabtv “Una nueva vida 717-El éxodo de Egipto dentro de mí” 19/abr/16
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta