Debes ser altruista

Dr. Michael LaitmanComentario: Unos cuantos en el mundo logran vivir  de acuerdo al antiguo principio altruista, “No hagas a tu amigo lo que odias” (Shabbat 31a). Leonardo Christov-Moore y Marco Lacoboni, científicos de la Universidad de California, llegaron a la conclusión de que existe un método que logra en la gente un comportamiento menos egoísta y que experimenten un mayor altruismo.  

Esta conclusión se alcanzó después de que se realizaron muchos estudios que pusieron en evidencia que era posible inyectar una vacuna a la persona que le obliga a comportarse más en favor de la sociedad.   

Respuesta: Yo diría esto de forma diferente. Una persona es esencialmente un animal altamente desarrollado y es posible enseñarle a realizar acciones particulares, de tal forma que no ensucie su casa. Solo es necesario educarlo correctamente para este propósito, es decir, que el concepto debe instalarse en él correctamente. Así entenderá que recibirá castigo por ciertas acciones y recompensa por otras.

Experimentamos el dolor como un castigo y el placer como recompensa. Estos crean impulsos eléctricos que fluyen a través de nosotros y forman varios aminoácidos.

Así sería posible inventar un dispositivo que transmita una señal, con una frecuencia particular a una persona, que pebete en un sensor cosido internamente a la persona y que sintiera placer o dolor de acuerdo a sus buenas o malas acciones. De esta forma, sería posible cambiar a una persona en un “perro pavloviano”.

Si comenzamos a involucrarnos en educación, de acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, parecería que nos sugiere algo más. Sugiere que una persona puede ser elevada al nivel del “dispositivo” que le envía  la recompensa y el castigo.

Al mismo tiempo, la persona debe entender cómo está construida y se desarrolla al estado más elevado en el cual no existe el castigo, sino sólo una inmensa recompensa. La persona entenderá que este estado exaltado es posible sólo cuando está absolutamente conectada con los demás y construye un todo orgánico con todos. En otras palabras, debemos llegar a un estado en el cual el impulso positivo que se encuentra en la naturaleza nos llena todo el tiempo, mientras que el impulso negativo gradualmente comienza a funcionar sólo para retirar la “basura”, el despojo residual de nuestros “buenos” esfuerzos y nos deje un espacio que pueda ser llenado con todo lo maravilloso y eterno.

Yo creo que depende de nosotros estar en conexión con la naturaleza superior, no con la ayuda de sensores, sino con quién maneja los sensores.
[180721]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 28/mar/16

Material relacionado:
Comprendiendo el elevado poder de la Naturaleza
Inversiones rentables en el banco espiritual
¿Cómo puedo disuadirme de que soy blanco y de peluche?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta