Guerra de los sexos, parte 2

Dr. Michael LaitmanEl hombre y la mujer regresan al Jardín del Edén

Pregunta: ¿La continua guerra entre hombre y mujer tiene el fin de, eventualmente llevarnos a la total adhesión mutua?

Respuesta: Uno no puede existir sin el otro. En el inicio el Creador creó un hombre y una mujer, dos fuerzas, más y menos, para que se complementen mutuamente. No puede existir uno sin el otro. Pero nosotros mismos necesitamos implementar este mutuo complemento, toda en la vida se centra en eso.

Si no tuviéramos que construir nuestra conexión, no habría necesidad de vivir en este planeta. El sentido de la vida es aprender a conectarnos de forma perfecta, ideal, porque ayudándonos mutuamente alcanzaremos el estado perfecto, como está dicho. “Hombre y mujer y la Shejiná entre ellos”

Es decir, que la fuerza superior es revelada entre ellos, pero solo con la condición de que este hombre y esta mujer estén correctamente unidos entre sí.

No se trata de un hombre y una mujer en particular, sino del concepto como una imagen colectiva que incluye todas las cualidades masculinas y femeninas. Cuando se conectan correctamente, en esta forma precisa, revelan la fuerza superior, la vida superior completa y eterna.

Así, se vuelve aparente que estamos atravesando el problema central más tremendo y que el mundo entero fue creado así, con el fin de que nosotros lo resolvamos. Y, a través de esta solución comprenderemos la solución de toda la realidad.

Pero, la mayoría de las veces, tratamos de escapar de este juego porque no sabemos qué hacer. Cada uno en su vida privada, en su familia, trata de enmascarar este conflicto, como si todo estuviera bien, mientras que dentro de la relación familiar se esconde un abismo de problemas.

Ni siquiera sabemos cuál es la relación ideal entre hombre y mujer. Somos tan opuestos que una sola vida no sería suficiente para satisfacer los requerimientos del sexo opuesto. Y el hombre, en general, no está adaptado para comprender a una mujer y no quiere ceder ante ella. Y es aquí donde debe venir la corrección.

Además la mujer en sus requerimientos hacia el hombre puede ser tan molesta y demandante, pues siente su dependencia a él y posiblemente esto también requiere corrección. No en términos de distanciarse de él, sino rediseñando su demanda de diferente forma, en relación al objetivo que aún no tiene.

Pregunta: A través de la historia, la mujer ha tratado de alcanzar cierto equilibrio en su relación con el hombre, por eso ha luchado por su independencia e igualdad. ¿Necesita cada parte alcanzar independencia para así conectarse entre sí?

Respuesta: De esa manera nos separamos y no resolvemos el problema. Se está poniendo de moda ser unisex y descuidar a la familia. No queremos entender que con conexión entre nosotros, podemos alcanzar una absoluta vida eterna y especial. En su lugar, percibimos esta conexión como un problema del que hay que escapar como se pueda. Como resultado, en el mundo moderno, hay muchos mujeres y hombres solteros. Se encuentran cada vez que lo desean, no importa cuándo, cómo ni con quién. Al parecer, disminuímos la importancia de la relación entre hombres y mujeres al sexo, limitándolo sólo a la satisfacción de esta necesidad.

Pero es totalmente erróneo. Después de todo, necesita haber un sistema sensorial, de relaciones emocionales que nos conviertan en una alma que se complementa mutuamente. Es decir, debe ser en un nivel totalmente diferente, no en el grado animal, que solo se basa en necesidades corporales.

No niego la necesidad de la relación sexual, un ser humano normal la requiere. Pero, necesitamos elevar la conexión entre hombre y mujer a nivel del alma, para que la Shejiná, la fuerza superior, habite entre ellos. Tenemos que unirnos con este objetivo porque sólo a través de la correcta conexión entre nosotros alcanzaremos la vida celestial.

Al inicio, en el Jardín del Edén, hombre y mujer eran uno, en la forma en la que el Creador los creó. Pero después el Creador los desterró del paraíso distanciándolos uno de otro y por esto descendieron del Jardín del Edén a nuestro mundo, donde existen separados.

Si nos conectamos correctamente entre nosotros, con el fin de ser un sólo corazón, volveremos a elevarnos al Jardín del Edén, ¡al estado donde sentiremos nuestra vida eterna y completa!

Este es precisamente el camino al cielo. No entiendo por qué la gente piensa que hay diferentes métodos para llegar. La humanidad está profundamente equivocada pensando que pueden alcanzar el paraíso siguiendo tradiciones religiosas. Tenemos que construir una relación correcta aquí, en este planeta y precisamente a través de ella, como está escrito en la Torá, regresaremos al paraíso.

¿Qué es el Jardín del Edén?. Es un hombre y una mujer que se convierten nuevamente en un ser humano que vive en un deseo común, en cuyo interior habita la fuerza superior, el Creador.
[181697]
De Kabtv “Nueva vida” 31/mar/16

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: