La intención y su influencia en la realidad

Dr. Michael LaitmanPregunta: Muchas personas saben que si, ellas mismas quieren entender su vida, entonces, antes de cada acción, es muy importante detenerse un minuto y pensar: “¿Qué es lo que realmente quiero obtener con mis acciones?” y luego actuar.

¿Es cierto que frente algo que quiero lograr, la intención antes de la acción tiene el poder para influir en la realidad y ayudarme a obtener lo deseado?

¿Puntualizar lo que quiero lograr, la intención antes de la acción, tiene el poder de influir en la realidad y ayudarme a obtener lo deseado?  

Respuesta: La intención es lo que quiero lograr al final. Y así. todas mis acciones a lo largo del camino están dirigidas hacia el mismo estado que quiero lograr.

No hablo de intenciones terrenales. Un cabalista trabaja con la fuerza superior que rige la realidad y está en constante conexión con ella. Ve la realidad como una emanación de esta fuerza que atrae la realidad, tanto interna, la forma en que siente; como externa, lo que percibe con sus cinco sentidos.

Por lo tanto, tomo en cuenta sólo esta fuerza porque es la única que construye la realidad. Y mi intención está dirigida sólo hacia esta fuerza -cómo me uno a ella todo el tiempo, cómo me acerco más, en cada situación en mi vida asociado con gente buena o mala o con mis estados internos o con animales, plantas y objetos inanimados- todo lo que siento lo relaciono con esa misma fuerza superior que crea esta realidad para mí.

Al parecer, existo en una película que esta fuerza crea para mí. Parte de la película la siento como si se desenvolviera alrededor mío y parte está dentro de mí en la forma de mi reacción a la película. La fuerza superior hace todo ésto, tanto dentro como fuera de mí.  

El grado en que necesito, en cada minuto de mi vida, reconocer y estar adherido a la fuerza superior que forma mi realidad, alrededor y dentro de mí, es mi intención.

Lego comienzo a aprender lo que la fuerza superior me hace llevándome por todo tipo de estados, tanto externos como internos, esta es mi reacción.

Con base en cada estado, externo e interno juntos, necesito declarar que no hay nada más que esa fuerza y que es el bien que hace el bien, porque lo hace todo, aún lo más temible y desagradable, solo para que la sienta creando cada estado, porque es lo primero y lo último. Solo la fuerza superior hizo lo que me ocurrió en el pasado, en el presente y en el futuro, todo esto.   

Comienzo alcanzando tal estado en el que vivo dentro de esta intención y mi meta es vivir así todo el tiempo, también tengo que llevar a cabo varias acciones que la misma fuerza demanda de mí, tanto en el mundo espiritual como en el corporal.

En esencia, esta es mi vida. Mi ganancia es reconocer dentro esa misma fuerza, qué quiere de mí, cómo me forma, cómo crea el mundo superior, cómo obtenerla, etc. Avanzo en dos planos: necesito tratar este mundo como viniendo de arriba y al mundo superior, como elevándose desde abajo.  

Siempre vivo así. Entonces mi actitud hacia mi realidad es la intención. Hay muchas intenciones descritas en los libros de los cabalistas: cómo necesito relacionarme con cada paso en mi camino, en mi vida.

Con la intención construyo mi realidad. Si conecto todo con la fuerza superior que crea mi vida, tanto corporal como espiritual, entonces vivo en un mundo y no en dos, porque todo viene de esta fuerza superior y no hay nada más que ella.

Entonces influyo en mi realidad favorablemente; la construyo porque, de hecho, la realidad no existe y todo depende de la forma en que la construyo.
[182344]
De Kabtv “Una vida nueva” 18/feb/16

Material relacionado:
Nuestra realidad imaginaria la crean dos mecanismos
Cómo encontrar tu propia realidad
Percepción de la realidad: Cuerpo y Alma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta