La red de conexiones del alma común

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Números, 35:33-35:34: Y no corromperás la tierra en la que vives, porque la sangre corrompe la tierra y la sangre derramada en la tierra no puede ser expiada, excepto con la sangre del que la derramó. Y no profanarás la tierra donde resides, en la cual Yo habito, porque Yo soy el Señor que habita entre los hijos de Israel.

Sangre es la Luz de Jojma. Agua es la Luz de Jasadim. Es imposible lograr una sociedad armónica ni un estado de conexión entre las partes del alma común si no interactuamos unos con otros correctamente. Nuestras partes egoístas tiene que estar apropiadamente conectada con los demás.

Sucede que aunque sean egoístas, cada uno establece conexiones altruistas con otros, es como extender cables de altruismo entre todos. Yo, desde mi egoísmo, me dirijo a ti de forma altruista y tú, desde tu egoísmo, de igual manera vienes hacia mí, ¡pero internamente, cada uno permanece en su deseo! Anulamos este deseo y sólo trabajamos por encima de él, construyendo puentes por encima del egoísmo.

Lo más importante es lograr una restricción en mí mismo, una pantalla y la correcta actitud hacia otros. Así, en la práctica, ponemos por delante de nuestras acciones todas las conexiones que se entrecruzan entre nosotros, no a nosotros mismos.

Esta enorme red de conexiones, con múltiples estratos y vectores, es llamada el “alma común” -¡una para todos! Individualmente cada uno no es nada, pero al participar en la operación de la “red” universal, es su creador.
[182663]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 16/dic/15

Material relacionado:
¿Qué es lo que el alma recuerda?
El deseo por el Creador es la suma de los deseos comunes
De acuerdo a los consejos de Abraham, Isaac y Jacob

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta