La singularidad de la sabiduría de la Cabalá

Dr. Michael LaitmanCuando comparamos la sabiduría de la Cabalá con las ciencias naturales, descubrimos varias semejanzas y diferencias. De acuerdo a la Cabalá, “un juez tiene sólo lo que sus ojos pueden ver”. Dado que este es un enfoque puramente científico, la persona tiene que acercarse a las ciencias corporales y a las espiritual exactamente de la misma forma, es decir, de acuerdo a la sabiduría de la Cabalá-

Todo lo que las ciencias ordinarias usan, también se usa en la sabiduría de la Cabalá: logro, repetición de datos estadísticos, gráficas, etc. La sabiduría de la Cabalá no es fe ciega, sino logro. De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, la fe es la sensación del mundo superior, es decir la sensación de la fuerza que llena el mundo y lo maneja sabiamente. Esta es también la diferencia entre la sabiduría de la Cabalá y otras ciencias que perciben sólo el resultado de la fuerza superior en el nivel de nuestro mundo espiritual inanimado.

La sabiduría de la Cabalá explora la fuerza gobernante real que la gente común,  en nuestro mundo, no siente ni percibe. Para hacerlo, tendría que tener atributos similares a esa fuerza. De acuerdo a la ley física de equivalencia de forma, se puede sentir sólo lo equivalente a los sentidos. Sólo así se puede explorar la fuerza superior única de la naturaleza.

Los cabalistas registran y procesan sus estudios como datos, esquemas, gráficos, etc. Además afirman que el alfabeto hebreo está hecho de símbolos especiales que señalan las diferentes conexiones y lazos de las dos fuerzas de la naturaleza, la positiva y la negativa.

En realidad, el hebreo y el arameo son lenguas que se complementan mutuamente y son resultado del estudio de los dos atributos de la naturaleza, otorgamiento y recepción, que son la base de todas las acciones y fenómenos en nuestro mundo, positivo y negativo, etc.

El fundamento principal de la sabiduría de la Cabalá es el alcance de la fuerza básica de la naturaleza, por eso es más precisa, más amplia y mucho más profunda que las otras ciencias; es la sabiduría universal.

Esto también lo dicen filósofos antiguos, filósofos de la edad media, científicos y cabalistas. Más aún, de acuerdo a los diarios de Newton recientemente publicados, él estudió hebreo y Cabalá y ahí aprendió las leyes sobre las que escribió.

La singularidad de la sabiduría de la Cabalá es que requiere que la persona genere nuevos sentidos adicionales, a diferencia de la ciencia corpórea que estudia la naturaleza usando sentidos predefinidos. La Cabalá es una ciencia para cualquier persona que desarrolla un sentido adicional dentro de sí.

En la naturaleza, existe la fuerza de otorgamiento, la fuerza de conexión mutua, que no percibimos porque no tenemos el sensor interno, el receptor que la aprecie. No podemos sentir ni medir la fuerza de otorgamiento, así que no sabemos nada de nuestra existencia. Conocemos sólo una pequeña parte de la creación y es parcial.

La sabiduría de la Cabalá es una ciencia que nos habla de nuestro mundo, en el cual existe la fuerza de recepción, pero también acerca de la creación que está hecha de dos fuerzas: otorgamiento y recepción. Los científicos aún no lo entienden o, perciben muy poco. El problema no es la mente humana que está destinada a servir a la pequeña fuerza egoísta, sino la necesidad de sentir todo el volumen de la creación, que se manifiesta dentro de nosotros.

En realidad esta necesidad empuja a la persona hacia adelante. Una persona entiende que tiene que saber el significado de la vida, su razón, su raíz y su propósito. De otra manera, la vida no tiene significado.

Los científicos hablan del logro del estado humano mientras que la sabiduría de la Cabalá nos habla de su raíz: qué maneja a la persona, por qué, para qué y hacia dónde. Al mismo tiempo, Cabalá nos explica qué tenemos que cambiar, porque podemos investigar la fuerza superior en el grado en que somos similares a ella.

Y más importante ¿por qué una persona la estudia? Este es también el principal obstáculo. Un cabalista estudia para cuidar de otros, ayudar para bien de otros, la ciencia ordinaria, en principio, no lo hace.

La ciencia ordinaria investiga lo que existe y no está interesada en aplicarlo. La ciencia ofrece sus servicios a políticos y a ricos, quienes usan los avances científicos como les conviene. Un cabalista, por otra parte, estudia y cambia el mundo dentro de él y esto a políticos y a ricos no les interesa.
[182184]
De la lección de Cabalá en ruso 28/feb/16

Material relacionado:
¿De qué se ocupa la Sabiduría de la Cábala?
El hebreo es el lenguaje de la luz
¿Por qué los Cabalistas no entran al ámbito político?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta