Volver a ser como Adán

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Si el Creador creó a la criatura a su imagen y semejanza, para qué corregirla?

Respuesta: En la Torá se dice que el Creador creó a Adán. ‘Adam’ en hebreo, significa hombre. En otras palabras, Adán es la imagen ideal de un ser humano que fue creado por el Creador en su semejanza.

Después de eso, el mismo Adán pecó, es decir, cayó del nivel espiritual, de las características de otorgamiento y amor, de la semejanza con el Creador, a un nivel opuesta a Él y se fragmentó en partículas diminutas.

Así que ahora debemos unir todas las partículas y ‘reconstruir’ al mismo Adán. Somos llamados los hijos de Adán, porque en cada uno de nosotros hay un fragmento de él. Tenemos que conectarnos y juntos, elevar nuestros anhelos internos y nuestra corrección del ego, hacia el Creador. Hoy no somos semejantes, sino todo lo contrario.

Depende de nosotros volver a nuestra semejanza original, corrigiendo todos los fragmentos y conectandolos en un ser, que represente la suma total de ese Adán único. Esa es nuestra corrección. El camino hacia la corrección es abrazar la regla general, ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’ (Levítico 19:18).

Pregunta: ¿Cómo es posible explicar que hay gente que sufre más y que hay gente que sufre menos? Por ejemplo, una persona nace sin hogar y sin raíces y toda su vida es una lucha por la supervivencia, mientras que otra nace en abundancia y no experimenta obstáculos ni sufrimientos graves en su vida.

Respuesta: Cada uno de nosotros es un nivel diferente del Adán espiritual. Que está más en una pieza y menos en otra. Cada uno viene de niveles diferentes: cerebro, manos, piernas, cuerpo, etc.

Adán es un sistema espiritual, pero si lo examinamos de acuerdo a nuestro cuerpo, entonces, cada uno es una parte diferente, una raíz diferente de esta enorme alma única. Cada uno tiene un destino diferente, diferentes condiciones iniciales y por supuesto, diferentes estados finales.

A medida que nos conectamos en una sola imagen, cada uno con todo lo que tiene, se completa y equilibra. Mientras más pequeña sea una persona, más fácil le será llegar a la corrección requerida. Al final, el trabajo específico de cada uno será idéntico.
[181475]
De la lección de Cabalá en ruso 16/feb/16

Material relacionado:
El pecado de Adán y la corrección del mundo
El rompecabezas “Adam HaRishón”
El secreto de la vida descubierto por Adam

Un comentario

  1. Muchas gracias Dr Laitman por sus estudios. Son muy reveladores, dicen las cosas como deben de ser.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: