Cruzando el Mar Rojo (Yam Suf), parte 3

laitman_2014-04-17_novaya-zhizn_oren-tal_02_wPregunta: ¿Qué es cruzar el Mar Final (Yam Suf – Mar Rojo)?

Respuesta: Cruzar el Yam Suf significa que solo aquel que está realmente preparado para desconectarse de todo interés personal, de todo pensamiento sobre sí mismo y que desea separarse del faraón y alejarse, escapar de Egipto, solo para  él, el mar se abre.

Pregunta: ¿Qué es el “mar”?

Respuesta: El mar es agua, esa fuerza poderosa (Gevura), esa ley de la naturaleza,  que  no puedes cruzar con pensamientos e intenciones egoístas, para percibir la realidad que existe en la intención altruistas y en los pensamientos fuera de ti.

Pregunta: ¿Por qué este mar es llamado Suf (fin – final)?

Respuesta: Porque este es el fin del poder del faraón, el fin de Egipto. El fin del llamado “este mundo”, todo lo demás es parte del mundo futuro.

Pregunta: ¿Qué significa que el mar se dividió en dos?

Respuesta: Es realmente un milagro, un milagro del éxodo de Egipto, porque la fuerza especial, llamada GAR de Jojmá en la sabiduría de la Cabalá, funciona aquí. El agua del mar, esta fuerza poderosa, se divide a la mitad; es decir que la fuerza de otorgamiento pasa a través de ella.

Estamos hablando de la fuerza interna de una persona. Porque, no es gente a la orilla del mar, sino todo lo que sucede dentro de una persona. De pronto, siente que tiene oportunidad de alejarse del control del faraón y elevarse por encima, entonces, el agua que ve como una fuerza poderosa parte de sí.

Agua no es sólo la bella fuerza de Jasadim, que significa misericordia. Agua es también una fuerza poderosa. Para algunos deseos, el agua se separa, para otros, se cierra y los ahoga.

Pregunta: ¿Cómo se  “divide por la mitad” el mar?

Respuesta: El mar se divide por la fuerza de la fe, cuando estoy preparado para ir por encima de mi conocimiento, por encima de mis sentimientos, cuando quiero ir de acuerdo al otorgamiento universal, la fuerza incluyente de amor, la ley que opera en el sistema entero como un contrapeso a mi actual sistema personal egoísta.

Y repentinamente un milagro sucede cuando realmente puedo conectarme al sistema común con mi pequeña esfera y veo el sistema entero. Y en mi pequeña esfera veo un milagro real cuando parte de mis deseos se pueden conectar a la fuerza universal de otorgamiento, al alma general y parte de ellos “se ahogan en el mar”, es decir, se someten a una corrección especial cuando “se ahogan” y entonces, despiertan y comienzan a corregirse.

Pregunta: ¿La fuerza de la fe del hombre obliga al mar a dividirse?

Respuesta: Si. Si estoy de acuerdo en que suceda, realmente estoy de acuerdo y preparado para asumir el costo con mi esclavitud y mi escape, entonces sucede el milagro. Se llama milagro porque me sucede, no de acuerdo al orden de los grados, sino repentinamente y no de acuerdo al orden de causa y efecto. Aunque cuando logro tal estado, definitivamente sucede.

Hay leyes que aplican. Llegas a un punto donde si satisfaces estas condiciones, un milagro te sucede, igual que a cualquier otra persona. Así que ¿por qué es un milagro? Porque no puedes imaginar cómo sucede. Pero puedes alcanzar este punto donde un milagro sucederá.

Pregunta: Usted dijo que  vivimos dentro de ese programa que nos atrae como rayo láser; que todo lo que vemos alrededor nuestro, de hecho, no existe y es sólo un pensamiento que proyecta una película frente a nosotros….

Respuesta: Es nuestra vida, el juego de la imaginación.

Pregunta: ¿Qué es cruzar Yam Suf en esta película?

Respuesta: Es el abandono de nuestro egoísmo y la afiliación con el sistema común que vemos, sentimos y nos incluye. Los deseos integrales, pensamientos y capacidades que son comunes al sistema entero se nos revelan. Entendemos todo lo que pasa en el mundo de punta a punta, cómo necesitamos comportarnos y cómo, a partir de este momento alcanzamos la meta común para el sistema entero, donde finalmente podemos contestar a la pregunta, “¿Para qué vivo?” Cruzar el Mar Rojo es una transición hacia una nueva visión del lado de este sistema que nos proyecta la película.

Pregunta: ¿Cuál es la condición para que una persona esté ante el Yam Suf (Mar Rojo) y pueda hacer el milagro de que el mar se abra ante ella y entre a este pensamiento superior que proyecta la realidad total?

Respuesta: ¡Lo que se necesita es muy simple! Debe unirse a Moisés, ese pensamiento y ese deseo que tiene dentro. Debe escuchar su voz y adherirse sin escrutinio ni crítica ni nada! ¡Sólo seguirlo!

Moisés es la cualidad de otorgamiento y amor, la unión de todos, es decir, el grupo donde llevamos a cabo este método. ¡Sólo unidad! con esta ayuda escapamos del faraón que quiere dividirnos a todos.
[183359]
De Kabtv “Una nueva vida” 21/abr/16

Material relacionado:
El camino es a través del Mar Rojo
El mar final -Yam Suf
Diez milagros para la nación de Israel

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta