La misión del cabalista

Dr. Michael LaitmanLa Torá sirve como base para todo lo que sucede en la humanidad. Mediante lazos y conductos de transmisión inimaginables, todo en el mundo está conectado a la Cabalá: la ciencia, la cultura, el arte y las creencias.

Todo lo demás es un desarrollo animal de la humanidad porque el mundo está dividido en dos partes: “Entrega al César lo que es del César, y a Dios lo que pertenece a Dios”.

Comentario: Sin embargo, la humanidad aún necesita llegar a esto, a pesar del entendimiento de que todo sale de ahí…

Respuesta: Yo también solía ser como toda la humanidad ¿y qué?

Comienzas a explorar, a profundizar, y al mismo tiempo, no pierdes tu cabeza y sensaciones. Permaneces como un ser humano normal con todos los deseos, entendimiento y conexión con este mundo.

Junto con esto, penetras en la estructura del universo, y ahí ves cosas totalmente diferentes, algo de lo que los físicos apenas están comenzando a hablar. Descubres el infinito, y no es el infinito de la manera que lo entendemos. En realidad, esos son tus estados normales, internos, sólo que no son corporales.

Comentario: La Torá es una base para todo. Sin embargo, tomará mucho tiempo hasta que las personas lleguen al entendimiento de la Cabalá.

Respuesta: ¡Eso no es verdad! Si una persona recibe sólo una pequeña punzada, dice: “¡Oh! ¡Suficiente! ¡Estoy dispuesto! No más”. Hoy en día, estamos exactamente en ese estado. Por lo tanto, una pequeña punzada con una vara, un estímulo, es suficiente para que movamos nuestro burro (Jamor en Hebreo)-es decir, nuestra materia (Jomer)-hacia adelante. Sólo necesitamos que nos aguijoneen, en otras palabras, recibir un estímulo.

Pregunta: ¿Usted piensa que veremos una transición en masa del pueblo hacia la “tierra de Israel”?

Respuesta: No tengo ninguna expectativa. Debo hacer lo que pueda hasta mi último respiro. Esto es lo mejor.

Por supuesto, todos deben querer ser como Moisés, pero no todos pueden. Sin embargo, cada uno de nosotros debe llegar a su propósito, tal vez uno pequeño, pero propio. Entonces, te elevarán al mismo nivel del Infinito, a la misma altura que Rabí Shimon, el autor del Libro del Zóhar, Moisés y todos los otros cabalistas, los así llamados superhumanos.

¡Sólo haz tu parte! No importa quién eres y con quién te comunicas. Si tú, en tu lugar, tienes la posibilidad de invertir tu máximo esfuerzo en la conexión entre las personas y su adhesión al Creador, te elevarás exactamente al mismo nivel que los grandes cabalistas.

Pregunta: ¿A una persona se le da el entendimiento de que este es exactamente su lugar?

Respuesta: Si está abierto a ello, su misión lo encontrará.
[187357]
De Kabtv “Secretos del libro Eterno” 3/feb/16

Material relacionado:
La misión de un cabalista
No hay escapatoria a nuestra misión
Mi trabajo favorito – ¿vocación o misión?

Un comentario

  1. Hoy a poner en practica lo que hemos aprendido

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta