La tierra de Israel produce frutos de altruismo

thumbs_laitman_263La Torá, Deuteronomio, 1:41-1:43: ‘Y me respondieron: ‘Hemos pecado contra el Señor; iremos y lucharemos, tal como el Señor, nuestro Dios, nos ordenó’. Entonces cada uno tomó sus armas y se preparó para subir al monte. Y el Señor me dijo: ‘Diles: ‘No suban, ni luchen, pues Yo no estoy con ustedes, eviten caer derrotados ante de sus enemigos’’ Así se los dije, pero no me escucharon, se rebelaron contra la palabra del Señor, actuaron con malicia y subieron al monte.

Moisés dice a los hijos de Israel: ‘No se corrigieron lo suficiente para luchar contra su egoísmo interno. Se los advertí, pero, no obstante, decidieron que tenemos que ir contra el tiempo.

Observación: Pero ellos se arrepintieron diciendo: ‘¡Hemos pecado contra el Señor! Ahora iremos a corregir nuestro pecado‘ Y respondió Dios: ’Yo no estoy con ustedes‘.

Respuesta: No podemos escapar, las leyes de la naturaleza son inalterables. Dios no es una marioneta ni una mujer caprichosa. Es la ley clara de la naturaleza. Si cumples con ella, recibes vida; si no cumples, morirás.

Por otra parte, envió espías a la tierra de Israel, los hombres más sabios. Y ¿qué vieron? ¡Vieron los frutos enormes que esa tierra da!. Y ¿por qué da tales frutos? Aún no hay judíos, gente completamente diferente vive ahí. Sin embargo, no pueden extraer estos frutos del egoísmo sin tener la cualidad de otorgamiento.

Comentario: Pero la Torá dice que dos personas llevan un enorme racimo de uvas…

Respuesta: Así es, pero ¿quién lo lleva? ¡Los hijos de Israel que entraron; los siete espías, vieron estos frutos! ¡Los llevaron a la gente! ¡Trabajaron con egoísmo! Descubrieron que con su ayuda es posible obtener estos frutos, es decir, ¡lograr tal altura espiritual!

Por lo tanto, dicen, ‘Si entramos en esta tierra, (inmersa en deseos egoístas), tomamos un poco del egoísmo interno y afuera lo elevamos, ¡así recibiremos frutos enormes! ¡Esta es una tierra especial!‘

Hay pocos niveles de deseos: cero, uno, dos, tres y cuatro. El cuarto nivel es el más bajo, pesado y egoísta. En la historia de la evolución, el egoísmo ha crecido constantemente. El pueblo de Israel, al salir de Babilonia, corrigió en sí los primeros cuatro niveles de egoísmo: cero, uno, dos y tres.

Y ahora entran en la tierra de Israel, el último y más terrible estado egoísta. Por lo tanto, los espías que entraron en el quinto nivel, traen frutos y se los muestran a todos diciendo: ‘¡Vean lo que podemos obtener ahí!’

Pero todos entienden que estos frutos sólo se pueden obtener con una lucha seria contra terribles gigantes que viven en la tierra de Israel, es decir, contra los deseos egoístas enormes que hay en ese nivel.

Moisés se dirige a la gente diciendo: ‘Tenemos que trabajar en este nivel. ¿Están de acuerdo?‘ La mitad grita, ’¿Por qué?, ¡aquí es bueno para nosotros también! Esperemos’. La otra mitad está dispuesta a seguir a cualquier precio. Por lo tanto Moisés le dice al Creador que les debe explicar la Torá de nuevo.

Pero es otra Torá, la preparación para entrar en la tierra de Israel; podemos decir que es una compilación o un mezcla de la trayectoria anterior y una presentación en una forma que requiere que la persona comience a trabajar con la capa más difícil y oscura del egoísmo.

Entre estos deseos egoístas hay algunos que no podemos corregir y hay que dejarlos de lado. Pero primero tenemos que explorarlos, ordenarlos, seleccionarlos y, dejarlos de lado.

Siete naciones que viven en la tierra de Israel, es decir, siete deseos egoístas, deben ser corregidos gradualmente. Es decir, conquistarlos, cubrirlos con intención altruista.
[183905]
De Kabtv ‘Secretos del libro Eterno’ 20/ene/16

Material relacionado:
¿Cómo podemos entrar en la tierra de Israel?
No hay tierra de Israel sin la Nación de Israel
El llamado del alma para la tierra prometida

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: