La transicion principal

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Deuteronomio, 1:9–10; 1:12 –1:15: “En aquella misma ocasión yo les dije a ustedes: “Yo solo no puedo hacerme cargo de todos ustedes. Tantos hijos les ha dado el Señor su Dios, que ahora son ustedes un pueblo tan numeroso como las estrellas del cielo. Yo solo, sin embargo, no puedo llevar la pesada carga de atender todos sus problemas y pleitos. Por lo tanto, escojan de cada tribu hombres sabios, inteligentes y experimentados, para que yo los ponga como jefes de ustedes”, Y ustedes me respondieron: “Nos parece muy bien lo que propones”. Entonces tomé de cada tribu de ustedes los hombres más sabios y experimentados, y les di autoridad sobre ustedes; a unos los puse a cargo de mil hombres, a otros a cargo de cien, a otros de cincuenta, a otros de diez, y a otros los puse a cargo de cada tribu”.

Todos los deseos se dividen en una pirámide en numerosas decenas ya que esta es la estructura de la escalera del ascenso espiritual. De lo contrario es imposible corregirlos. La pirámide recoge todos los pequeños deseos particulares en ella que gradualmente se elevan hasta el más alto grado y se incluyen en ellos. Al fusionarse en un solo deseo, entran en contacto con el Creador.

Pregunta: ¿Por qué dice Moisés: “No los puedo llevar yo solo. ¿Cómo podré soportar sus problemas yo solo?”.

Respuesta: Debido a que este es el atributo de Biná. Se ha completado trabajar en todos los deseos y ahora la siguiente fuerza comienza a trabajar en ellos. La fuerza de Moisés, la fuerza de Biná o la fe, se ha agotado y comienza la siguiente etapa. Por eso se dice alegóricamente en la Torá que él muere.

La Torá no está hablando de personas o de Moisés, sino de las fuerzas internas de corrección de una persona, cuando se une con los demás de acuerdo con el principio de “ama a tu prójimo como a ti mismo” y llega al nivel de la “tierra de Israel“, lo que significa que está listo para unirse con los demás. Su entrada a la tierra de Israel significa el principio de unidad.

Al mismo tiempo, todos los grados espirituales anteriores no desaparecen debido a que son necesarios para conectarse al grado que ahora está aumentando dramáticamente al siguiente nivel. Todas las diversas correcciones anteriores se acumulan, como en un medidor que gira constantemente hasta que llega a un límite predeterminado, y luego las lecturas son de reposición y todo comienza de nuevo.

Es lo mismo aquí, todas las correcciones anteriores se acumulan, a continuación, viene la siguiente corrección, pero esta vez es diferente, no con el fin de otorgar, sino con el fin de recibir. El cálculo completo de la corrección preliminar del alma termina y comienza a trabajar en los diferentes niveles que se llaman  la tierra de Israel.

Pregunta: La Torá repite con frecuencia y recuerda al parecer las mismas cosas. ¿Qué es lo que estos recuerdos nos dan?

Respuesta: Cada grado que se agota en sí mismo tiene que volver, es decir, para “recordar en sí”, manifestarse de nuevo, hacer una corrección general y pasar al siguiente grado. Esto es lo que está sucediendo ahora. Y esto ya ha ocurrido varias veces en el pasado. Pero esta vez, esta transición es esencial, cuando todo el paradigma de la corrección cambia.
[183152]
De Kabtv “Secretos del libro eterno” 30/ dic/2015

Material relacionado:
Nuestro deseo lo determina todo
El templo ubicación del deseo común
Vida espiritual, la renovación eterna

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta