La unión concluye en el Monte Sinaí, parte 1

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cuál es esta unión que el Creador concluye con el pueblo de Israel en el Monte Sinaí?

Respuesta: No debemos imaginar los acontecimientos en el Monte Sinaí como películas de Hollywood. Estamos hablando de las leyes de la naturaleza. La Torá es eterna y significa que siempre vivimos dentro de este sistema. No es una situación que surgió una vez y desapareció.

Se dice que la entrega de la Torá sucede todos los días. Se refiere a una fuerza especial oculta en la naturaleza que se llama; Creador. Es una fuerza buena que se revela a condición de que la persona quiera revelarla. Todo depende de su deseo.

Hemos sido creados por la fuerza egoísta malvada, como se dice: ‘El Creador creó la inclinación al mal’ La fuerza superior nos creó opuestos a ella, como egoístas malignos, cada uno piensa sólo en sí mismo y es incapaz de pensar el los demás.

La fuerza del egoísmo actúa dentro de nosotros, es nuestra naturaleza. No podemos ser diferentes. Debemos darnos cuenta y aceptar este hecho para ver todo de manera adecuada, conocer nuestra naturaleza y saber que lo que se nos dio originalmente, está definido. Por lo tanto, si una persona no se corrige a sí misma, no tiene sentido esperar que tenga buena relación con los demás, es decir, ya sea con la naturaleza inanimada, con las plantas o con los animales y menos aún, con la gente.

Y si hace algo bueno para otros, es sólo porque espera recibir algún beneficio a cambio. En tales circunstancias, puede ser aparentemente amable, pero no es amabilidad, sino que usa astutamente a los demás.

De esa forma vivimos y no importa de qué tipo de conexión hablemos, ya sea amor entre padres e hijos, la madre y su bebé, que se conectan para crear una familia o una nación unida por fronteras comunes y tierra natal.

De cualquier forma, todos pensamos sólo en nuestro propio bien. Y cuando construimos entre nosotros, sistemas de conexión, siempre están organizados para que cada uno reciba algún beneficio.

Esto es especialmente en el ser humano, ya que tenemos el mayor egoísmo y no está equilibrado. En los niveles inferiores de la naturaleza, inanimado, vegetal y animado, hay equilibrio y menos siempre se equilibra con más.

Pero la gente no lo tienen y, por tanto, cada generación nuestro egoísmo crece cada vez más. Tenemos que unirnos con todo tipo de leyes, dependencias y obligaciones para, de alguna manera vivir juntos y no matarnos unos a otros.

Hace 5,777 años un hombre, llamado Adam, descubrió que hay una fuerza positiva adicional en la naturaleza. Es posible extraerla para equilibrar la fuerza negativa de la gente y convertirla en un sistema perfecto, donde las fuerzas negativas y positivas actúen juntas. Así, los ojos de la gente se abren, dándole una visión diferente de toda la realidad.

Verá todo, no sólo a través de la fuerza negativa, sino también a través de la fuerza positiva y a través de la interacción de ambas. Con esto descubre una dimensión completamente diferente, una realidad por encima de este mundo, porque está actuando la fuerza positiva.

Ve cómo la fuerza positiva de la naturaleza influye de arriba hacia abajo a la fuerza negativa que actúa a nivel de nuestro mundo y cómo estas dos fuerzas interactúan. La persona entiende lo mucho que está controlada por estas fuerzas, positiva y negativa y aprende a controlarlas por sí misma. Se convierte en ama de estas dos fuerzas.

Desde ese momento, la oportunidad de elevarse por encima de esta vida se le revela a la humanidad, por encima de nuestra naturaleza, por encima de nuestra condición miserable e incluso peligrosa, por encima de la rivalidad eterna y por encima de una vida fugaz, llena de sufrimiento y problemas.
[187666]
De Kabtv “Una nueva vida” 2/jun/16

Material relacionado:
Cuatrocientos años en el monte del odio
Elevarse por encima de la montaña del odio con la ayuda de la Luz
Odio natural hacia ti mismo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta