La unión concluyó en el Monte Sinaí, Parte 3

Dr Michael Laitman.gifLos discípulos continuaron la obra de Abraham y desarrollaron su método. Pero mientras tanto, su egoísmo creció más y más, lo que significa que se convirtieron en esclavos de él y se encontraron en el exilio de Egipto. El malvado Faraón que gobierna sobre ellos se revela.

Esto no quiere decir que se trasladaron físicamente a Egipto. Sino que ellos sintieron que la fuerza del mal dentro de sí mismos había ganado tal poder sobre ellos que no podían hacerle frente. El egoísmo se hizo mucho más poderoso que la fuerza buena que fue puesta en ellos desde los tiempos de Abraham, Isaac y Jacob. La fuerza del mal hizo erupción y era imposible detenerla.

Los hijos de Israel querían estar juntos, trabajar en su unidad, y alcanzar la fuerza buena, pero no pudieron. Esto trajo dolor sobre ellos y provocó luchas internas. Con el tiempo se dieron cuenta de que sólo hay que huir de esta fuerza maligna. Alegóricamente se dice que los hijos de Israel huyeron de Egipto, de la esclavitud del Faraón.

Tuvieron éxito en la desconexión de la fuerza del mal, pero nada más. Ellos no saben cómo atraer la buena fuerza todavía. Y sólo una vez que se desconectaron de la fuerza del mal hicieron que llegara la buena fuerza y comenzaron a revelar su presencia escondida entre ellos.La fuerza del mal se mantuvo, pero ya sabían cómo protegerse de él, del odio mutuo.

Se dieron cuenta de que estaban parados alrededor del Monte Sinaí, una montaña de odio (Siná) y que para hacer frente a esta fuerza negativa fue posible sólo a través de la revelación de la fuerza positiva. Monte Sinaí es una montaña de odio que se revela en cada uno de nosotros. En todas las personas de este grupo, es la capacidad de levantar una fuerza especial, un deseo, un anhelo especial por encima de su odio. Esto significa que se conectan entre sí y se elevan como Moisés, es decir, el Mesías, el que atrae (Moshej) desde el egoísmo y asciende por la montaña.

A través de esta fuerza común, por sus esfuerzos conjuntos, fueron capaces de elevarse por encima de su odio. Así acceden a la fuerza positiva superior de la naturaleza y la sensación de que ha creado todo y lo controla todo. Y también creó la inclinación al mal en una persona especialmente por lo que a través de ella, a través de la fuerza negativa, que es opuesta a la fuerza positiva del Creador, revelará la buena fuerza y existirá entre estas dos fuerzas.

Y cuando se eleven por encima de todo su odio y alcancen el contacto con la fuerza superior, que se llama Moisés asciende al Monte Sinaí, sienten que debido a este hecho su egoísmo crece aún más. Resulta que en un momento cuando una de sus fuerzas sube a la cima de la montaña, la segunda fuerza construye un becerro de oro en su base. Sin embargo, el hecho más importante es que descubrieron la buena fuerza de la naturaleza y de ahora en adelante es posible estar en contacto con ella.
[187807]
De Kabtv “Una nueva vida” 6/feb/16

Material relacionado:
La unión concluye en el Monte Sinaí, parte 1
Un pacto por la eternidad
No te resistas al cambio

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: