La vida más allá de las fronteras del nacimiento y la muerte, parte 4

laitman_2014-04-17_novaya-zhizn_oren-tal_02_wPregunta: ¿Cómo tratar la muerte de un ser querido de forma correcta? Había una persona entre nosotros y de pronto desaparece.

Respuesta: Sólo dejamos de verla, pero nada desaparece en el mundo. Esas fuerzas permanecen.

Pregunta: ¿Es posible contactar esas fuerzas?

Respuesta: Eso no es para el hombre. Es sólo al grado en que los que permanecemos vivos mejoremos nuestras acciones, que ayudamos a las almas de los muertos a prepararse apropiadamente para un nuevo propósito y una nueva vida.

Al regresar la próxima vez a este mundo en cuerpos materiales, se comportarán correctamente y estarán más cerca de la corrección y así, completarán su misión aquí, en este mundo.

Todas las almas deben llegar al mundo superior durante su vida en este mundo y si una persona muere, recibirá esa oportunidad en la próxima vida. Las almas pasan por ciclos, tanto dentro de sus cuerpos como fuera de ellos.

Pregunta: Si perdí a un ser querido y continúo viviendo, ¿cómo puedo tratar mi dolor y sensación de pérdida correctamente?

Respuesta: Es necesario poner todo el esfuerzo en corregir nuestra actitud en el mundo para estar lo más cerca posible al amor a otros, eso es lo que la Torá demanda de nosotros. Así, el amor cubrirá todas las transgresiones. Con esto, definitivamente ayudaremos a toda la gente que estuvo cerca a nosotros.

De la misma manera, nos ayudamos unos a otros en este mundo; nuestras almas se ayudan entre sí, también. Todos estamos conectados el uno con el otro.

Pregunta: ¿Sin embargo, está muerto, no es así?

Respuesta: Sólo el cuerpo murió Sin embargo, ¿qué importa el cuerpo? Todos estamos conectados a través del alma y somos el alma única de Adam HaRishón. Cuando comencemos a sentir a otros, también podremos sentir las almas que están fuera de los cuerpos.

Pregunta: ¿Seremos capaces de reconocerlas?

Respuesta: Si, pero no en la forma que nos imaginamos ahora.

Pregunta: ¿Y qué hacemos con el dolor?

Respuesta: Lo más útil por hacer en memoria de una persona fallecida es dirigirte hacia el otorgamiento hacia la gente. Corrígete y llega al amor a otros.

Nada más ayudará ni dinero ni otras fuerzas o acciones, sino sólo  buenas acciones por el prójimo, otorgamiento y ayudar a la gente a acercarse e incluso a amarse unas a otras.

Te corriges para ser benévolo hacia otros, de otra manera esta ayuda será egoísta. Y esto es posible sólo al estudiar la sabiduría de la Cabalá. Así, comenzarás a sentir a los seres queridos ausentes, también, como fuerzas. En realidad, todos somos fuerzas.

Aquí, todo depende de la percepción de la realidad y de la manera en que nos vemos unos a otros. Ahora, nos parece que vemos la imagen real. En realidad, vemos almas, pero nos parece que vemos cuerpos. Por lo tanto, dejamos de ver a una persona tras su muerte. Su cuerpo desaparece y nosotros no vemos nada aparte de cuerpos.

Si sólo pudiéramos ver almas. El alma es una fuerza de amor y otorgamiento oculta dentro de una persona y casi inactiva porque no la ha desarrollado y nosotros tampoco la hemos desarrollado dentro de nosotros. Desarrolla la habilidad de ver un alma en ti, ¡y la verás!

Pregunta: ¿Qué necesito hacer para desarrollar eso en mí?

Respuesta: Es el deseo de otorgar y amar a las personas que te rodean y así podrás ver a aquellos que no puedes ver ahora.

Pregunta: ¿Los muertos nos ven, a los que estamos vivos?

Respuesta: Es imposible de explicar. La percepción a través del deseo de otorgar difiere radicalmente de la percepción a través del deseo egoísta. La Torá nos aconseja amar a otros porque esta es la única garantía para una buena vida. Intenta y verás cómo lentamente comienzas a entender lo que sucede entre la vida y la muerte.

Está escrito, “El amor cubre todas las transgresiones”, es decir que por encima de todos nuestros crímenes del uno hacia el otro, necesitamos construir un puente de amor. Así, nos moveremos hacia una completa percepción de la realidad, en lugar de la limitada percepción que tenemos ahora.

Entonces, nuestro duelo por los muertos desaparecerá. Eventualmente, comenzaremos a ver la vida a través de ojos adultos y veremos la vida no como el estrecho intervalo de setenta años asignado para la vida en un cuerpo animal, sino como eterna y perfecta.

Lo mejor que puedes hacer en memoria de los fallecidos es estudiar la sabiduría de la Cabalá. Entonces, entenderemos las almas y los cuerpos.
[184401]
De Kabtv “Una nueva vida” 5/may/16

Material relacionado:
La vida más allá de la frontera del nacimiento y de la muerte, parte 1
La vida más allá de la frontera del nacimiento y de la muerte, parte 2
La vida más allá de la frontera del nacimiento y de la muerte, parte 3

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta