En memoria de Eli Wiesel

Eli Wiesel, uno de los pilares del mundo judío, que sirvió como “voz” para millones de víctimas del Holocausto y dedicó su vida a hacer memoria del Holocausto en un intento de prevenir un segundo, falleció.

Como escritor talentoso, recibió incontables galardones y el premio Nobel de la paz, su historia personal está enlazada estrechamente con el destino del pueblo judío. En 1944, cuando tenía 15 años, fue enviado con su familia a Auschwitz, donde perdió a su madre y una hermanas. Más tarde, durante la marcha de la muerte, su padre murió en Buchenwald. Pero Wiesel tuvo la fortuna de atestiguar la liberación del campo por las fuerzas aliadas.

Desde entonces invirtió toda su energía en dar a conocer al mundo las atrocidades que soportaron los judíos en esos terribles años.

Dr. Michael Laitman

Nos conocimos en New York, yo daba conferencia en EU. Dentro de una oleada global de antisemitismo, crucé el país de costa a costa para dar una serie de conferencias y entrevistas. Y tuve la fortuna de conocer a una personalidad excepcional. Fue realmente un hombre noble, un representante sobresaliente de su pueblo. Rápidamente encontramos un lenguaje común pues ambos venimos de familias que sobrevivieron al holocausto.

Eli mostró un gran conocimiento de la literatura judía. Entre otras cosas estaba familiarizado con la auténtica sabiduría de la Cabalá, la cual yo estudio. Estaba muy preocupado por la creciente tendencia antisemita, le compartí mi preocupación con respecto a las inminentes oleadas de antisemitismo, acerca de las cuales he estado escribiendo todos esos años. Él escuchó atentamente.

Durante esa conversación, le hablé del principal mensaje de la sabiduría de la Cabalá, acerca de la misión especial del pueblo judío de lograr el principio de unidad y que después de que lo logremos entre nosotros, tendremos que transmitir el método de unidad a la humanidad. Eli mostró gran interés en este punto de vista y tuvimos una conversación muy fructífera.

Es muy dificil aceptar su muerte. Eli Wiesel fue uno de los gigantes del espíritu judío que abogó por el pueblo judío y por las bases morales y valores universales de la humanidad.

Nosotros, los judíos que vivimos en la tierra de Israel, estamos en deuda con este hombre. En el momento del adiós, tenemos que honrar con grandeza su misión, la cual ha sido completada, pero no ha terminado. Su misión nos fue transmitida y justo como Eli Wiesel, somos responsables por las generaciones futuras.

Bendita sea su memoria.
[189150]

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta