“Entonces el Señor los esparcirá entre las naciones”

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Deuteronomio, 4:27-4:28: Entonces el Señor los esparcirá entre las naciones. Quedarán pocos de Uds. entre las naciones a las que el Señor los conducirá. Y allí, deberán servir a dioses de madera y de piedra hechos por el hombre, que no ven, ni oyen, ni comen, ni huelen.

Este es el estado actual del pueblo de Israel. El exilio babilonio, que duró 70 años, siguió a la destrucción del primer Templo. Cuatrocientos años más tarde el segundo Templo fue destruido y vino el exilio romano del pueblo de Israel, que lo hizo esparcirse entre las naciones del mundo.

Geográfica e históricamente, el último exilio terminó, pero espiritualmente aún continúa. Aun cuando estamos físicamente en la tierra de Israel, no existimos en ella en nuestros deseos dirigidos al Creador. Nuestros deseos permanecen dirigidos hacia la misma meta egoísta que existe en las naciones del mundo. No nos elevamos al nivel de la aspiración espiritual y por lo tanto aún no salimos del exilio.

Está dicho, “Y allí, deberán servir a dioses de madera y de piedra hechos por el hombre, que no ven, ni oyen, ni comen, ni huelen”. Esos “dioses” son; cultura, ciencia, educación y entrenamiento: todo lo que adoptamos de otras naciones y que hasta hoy es nuestra meta y es apreciada ante nuestros ojos.

Pregunta: Entonces, ¿aún estamos dispersos, a pesar de que estamos unidos en un lugar?

Respuesta: Estamos unidos físicamente y dispersos espiritualmente. La geografía no significa nada. Una persona que vive en el extranjero puede estar en un estado espiritual mucho más avanzado que el que vive en Israel.
[188457]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 2/mar/16

Material relacionado:
Historias breves: El último exilio
El pueblo de Israel en la Tierra de Israel
¿A quién le pertenece la tierra de Israel?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta