“Y no desearás la casa de tu prójimo…”

Dr. Michael LaitmanTorá, Deuteronomio, 5:18: Y no codicies la casa de tu prójimo, tampoco su campo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su toro, ni su burro, ni nada que sea de tu semejante”.

Una persona debe estar conectada a otros tanto que atraiga, no sólo a la gente  sino también su ideología y se fusione con su percepción del mundo. Al mismo tiempo, trabaja para otorgar con los deseos y cualidades de ellos como si fueran suyos.

Al cubrirse en los amigos, que supuestamente existen fuera de él, debe trabajar en lugar de ellos, hacia la correcta percepción del mundo a través de cada uno de ellos. Después de todo, somos ruedas dentadas en un sistema gigante.

Por lo tanto una persona debe entender cómo hacer girar una pequeña rueda dentada lejos de él y cómo, al cubrirse en ella causa que funcione apropiadamente. Necesita hacerlo con cada pequeña parte del enorme organismo general, con su trabajo a través de todos, en otorgamiento y amor. Y esto significa “no codicies la casa de tu prójimo, tampoco su campo, ni su esclavo, ni su esclava, ….”
[189474]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 16/mar/16

Material relacionado:
El mandamiento: “No cometerás adulterio”
El mandamiento: “No robarás”
Ama a tu prójimo como a ti mismo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: