entradas en '' categoría

Ynet: “La delgada línea entre el amor y el odio”

Tisha B’Av [el 9 de Av] es la expresión directa y más cercana de la clara conexión entre el odio infundado entre la nación de Israel y la destrucción, pero no sólo eso. Mientras exista el odio, la destrucción continuará  acosándonos. En la víspera del 9 de Av tomemos un minuto y detengámonos nuestra persecución diaria y reunámonos para una evaluación conjunta. Usando los libros de Cabalá y la orientación proporcionada por nuestros maestros espirituales, los cabalistas, podemos aprender a amar de nuevo.

Dr. Michael Laitman

“Cinco cosas ocurrieron el 9 de Av: nuestros antepasados escucharon por primera vez que no iban a entrar a la tierra de Israel; el primer y segundo Templos fueron destruidos y fue conquistada y rota la ciudad de Beitar. Cuando llega Av disminuimos la alegría”. (Talmud Bavli, Masechet Ta’anit).

La víspera del 9 de Av es el final de las tres semanas de los días de Bein Hametzarim (los días entre el 17 de Tamuz y el 9 de Av). Es un símbolo de la destrucción del segundo templo para muchos, pero un breve vistazo a los libros de historia revela la sorprendente verdad que el templo y su destrucción no importan tanto como el inmenso odio infundado entre los Judíos en Jerusalén en ese tiempo.  El odio era tan profundo que es la raíz de  todas las destrucciones y el sufrimiento de la nación de Israel a lo largo de la historia.

No sólo la destrucción del primer y segundo templos ocurrió el 9 de Av, muchos otros desastres sucedieron también: las tablas de los Diez Mandamientos fueron rotas en esta fecha, Jerusalén fue conquistada y destruida por los romanos y Bar-Kochba y decenas de miles de sus seguidores fueron asesinados en la ciudad. En tiempos posteriores, los judíos ingleses fueron expulsados de Inglaterra en 1290, los judíos de Francia en 1306, los judíos de España fueron expulsados en 1492 y durante el Holocausto la expulsión masiva de judíos a los campos de muerte tuvo lugar en esta fecha.

¿Cuál es la raíz del odio infundado?

EL odio infundado es una parte natural del desarrollo de la humanidad. Según la Cabalá “El corazón del hombre es malo desde su juventud” y la fuerza egoísta negativa crece y nos separa de forma continua. Para evitar eventos destructivos adicionales y construir el amor fraternal, tenemos que añadir la fuerza positiva a este proceso que va a equilibrar la fuerza negativa del ego. La fuerza positiva es la fuerza de la conexión, una fuerza que existe en la naturaleza, aunque está oculta. Sin embargo a diferencia de la fuerza del ego que se desarrolla de forma natural, la fuerza positiva es creada únicamente por nuestros esfuerzos. Una vez que comenzamos a realizar esfuerzos con el fin de cerrar la brecha entre nosotros y acercarnos el uno al otro, para reforzar las conexiones entre nosotros elevándonos por encima de nuestras diferencias, no desdibujándolas, vamos a impulsar la fuerza positiva que se oculta en naturaleza.

Mientras nos rehusemos a tratar a nuestro ego, sólo seguirá creciendo hasta que entre en erupción en forma de un rechazo mutuo y odio amargo que traerá otro desastre sobre nosotros, para que despertemos y volvamos al buen camino. Esto es lo que les pasó a los hijos de Israel cuando salieron de Egipto. El egoísmo creció a nuevas dimensiones y los llevó a un odio infundado, a conflictos internos inútiles y a disputas personales sin fin. Bajo el ataque de los pensamientos de odio derivado de la raíz del Monte Sinaí, se les exigió a los hijos de Israel a unirse como un solo hombre con un solo corazón. La condición con la que se enfrentaron al pie de la montaña era clara: o se unen o este lugar será su tumba. La gran tensión entre los rechazos mutuos que sentían y la necesidad de garantía mutua generó la necesidad del método correcto de conexión.

Fue Moisés, el líder de la nación, quien se enfrentó a la demanda de la gente para conectarse. El subió a la cima de la montaña y recibió la Torá: los medios para estimular la fuerza de la conexión entre las personas. Pero la nación de Israel escogió la separación y el odio en lugar de prepararse para el momento sublime de la recepción de la Torá.

“Mientras Moisés estuvo con ellos, los unió y los conectó, entonces la asamblea de Israel fue como un solo hombre con un solo corazón. Eran como un muro fuerte contra las fuerzas externas que no podrían penetrar a la totalidad de Israel, sino sólo cuando hubiera una grieta en la pared de Israel (“Shem Shmuel”).

Los hijos de Israel utilizaron la pequeña grieta en las relaciones entre ellos y prefirieron construir el becerro de oro, símbolo del culto al ego, que cultiva la competencia y la persecución brutal de los logros a expensas de los demás. Cuando Moisés bajó y regresó al pueblo, se sorprendió al descubrir hasta qué punto la gente se alejó de la meta para el que fueron hechos y rompió las tablas, los valores de la unidad y la garantía mutua, como una expresión de sus sentimientos.

“Después del episodio del becerro, los hijos de Israel perdieron el nivel de conexión que tenían y tuvieron que volver a conectarse (“Shem Shmuel”). Sólo cuando acordaron hacer un pacto y aceptar la unidad como el valor más elevado fueron dignos de recibir la Torá.

La idea principal de la Torá se basa en la unidad y es así que cuando recibieron la Torá por supuesto que inmediatamente se sintieron responsables unos de otros (Likutei Halajot). Gracias a ello, las segundas tablas de los Diez Mandamientos no se rompieron. Teniendo el método de conexión, continuamos a la conquista de la tierra de Israel con una mayor conexión y amor y luego construimos los dos templos. “Es por el templo que nos convertimos en una nación y cuando estuvimos divididos, se destruyó el lugar de la unidad de Israel y así fue que a causa del odio infundado la ciudad y el templo fueron destruidos.” (El Maharal de Praga).

La destrucción nunca ha terminado

El 9 de Av en tanto que un recordatorio de nuestra preferencia equívoca de desarrollarnos a lo largo del camino egoísta y estrecho, en lugar del amor a los demás es cada vez más relevante. Mientras el ego siga creciendo e hinchándose, alimenta al odio infundado y destruye las relaciones entre nosotros, por lo que “se nos ordenó reforzar la unidad entre nosotros en todas y cada una de las generaciones” (Sefer Hatoda’a).

El mundo de hoy está en una crisis profunda en todos los aspectos de la vida y la incertidumbre con respecto al futuro es tan grande que una tercera guerra mundial puede surgir, por eso hay que retomar desde el punto que dejamos. El becerro de oro ahora es revelado a todos y la decepción que trae consigo nos lleva al borde de un abismo. “Todos los problemas y sus propósitos son proporcionar a una persona razones mentales para que ella lamente la destrucción del templo espiritual en su corazón, que es el camino a la redención” (Michtav Me’Eliyahu). A pesar de los momentos de éxito que tuvimos durante los dos mil años de exilio, todavía nos enfrentamos a una montaña de odio y estamos obligados a tomar una decisión y escoger lo bueno.

Tenemos que reconocer al egoísmo como una enfermedad que nos roe desde el interior y prepararnos para recibir la Luz de la Torá. Como dijo Baal HaSulam “Tal como dijeron los sabios (Masejet Kiddushin): “He creado la inclinación al mal, he creado la Torá como una especia” que se refiere a la Luz de la Torá que reforma”. La fuerza de la conexión de la Torá puede iluminar todos los lugares oscuros y ocultos en nuestras relaciones, remendar las conexiones que se habían roto y darnos una buena sensación de plenitud y eternidad. Sólo entonces “una gran Luz saldrá de la oscuridad, la maldición en sí se convertirá en una bendición y la destrucción del templo se convertirá en su construcción” (La Santa SHEL”A).

Por lo tanto, es específicamente en nuestros tiempos que el mejor remedio es revelado, el método de conexión, la sabiduría de la Cabalá. Esto explica por qué nuestra naturaleza egoísta e impotencia nos dominan y al mismo tiempo nos permite evocar la fuerza positiva oculta en la conexión correcta entre nosotros y por lo tanto puede ayudarnos a evitar los problemas que acechan a la vuelta. “La profundidad del mal es una buena profundidad, la profundidad del odio es la profundidad del amor y si fuéramos destruidos por el odio infundado, seríamos reconstruido por el amor infundado (“Orot HaKodesh“).
[191762]
De artículo de Ynet 11/ago/16

¿Debo examinarme a mí mismo?

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Debo examinarme en cada deseo, pensamiento y respuesta? ¿O es mi trabajo solo contemplar cómo la fuerza superior trabaja dentro de mí?

Respuesta: ¡Una persona no necesita examinar nada dentro de sí mismo! ¡No sabes cómo hacerlo y no necesitas saberlo! No tienes este sistema; no tienes un experto interno que lo tenga. No tenemos que hacerlo.  

Sólo necesitamos leer los libros cabalistas y pasar el material a través de nosotros mismos como un molino de carne. Piensa, siente y deja que la información se mueva a través de ti una y otra vez. Y lo más importante, debes participar en actividades de grupo. Verás cómo eso ayuda. Es suficiente que una persona tome una hora al día para aprender y otra hora por semana para reunirse con el grupo.

Así era en el tiempo de mi maestro. Estudié muchas horas cada día, tres horas en la mañana con el grupo, después de eso unas cuantas horas en persona con Rabash. Pero una vez a la semana teníamos una reunión de amigos en la cual leíamos el artículo que él escribía para esa semana. Cuando nos reuníamos, tratábamos de unirnos y darnos cuenta de lo que se había dicho en los artículos sobre la unidad de los amigos. Una hora completa era dedicada a ésto, máximo una hora y media a la semana. Aparte de eso, estudiábamos la sabiduría de la Cabalá unas cuantas horas al día.

Pero hoy en día una persona no necesita un trabajo tan intensivo como éste. Es suficiente estudiar una hora al día y participar en una reunión de amigos otra hora por semana. Especialmente dado que ahora es posible hacer todo esto virtualmente y eso es suficiente para establecer relaciones fuertes y aclarar todas las relaciones y los principios de la mutua cooperación del trabajo de grupo. También organizamos congresos en los que recomiendo altamente que cada estudiante participe.

Si una persona usa las posibilidades de aprender y participa en nuestras actividades comunes, esto le hará avanzar. Sentirá cómo cambia, cómo el mundo alrededor de sí cambia. Comenzaría a entenderlo más y repentinamente vería que en realidad es diferente, complejo y manejado. Más aún, sería capaz de participar en el manejo al grado de adaptarse a la fuerza positiva que gobierna al mundo.
[191621]
De la lección de Cabalá en ruso 17/abr/16

Material relacionado:
Cómo entender El Zohar
Red de buenas relaciones
Los ángeles son fuerzas

El gen espiritual, parte 1

Dr. Michael LaitmanPregunta: Si dentro de cada persona existe en adición a un gen material también el ADN espiritual, ¿cómo le llega?  ¿Este gen espiritual es también heredado de padres a hijos?

Respuesta: Es muy difícil de explicar. Podemos decir que los genes espirituales no son heredados, sino que se transfieren las cualidades que facilitan su despertar.

Al dar nacimiento a una nueva vida, la madre da un vestido corporal al ADN espiritual. Por supuesto que existe alguna conexión entre uno y otro, dado que los caracteres de una madre y un padre son transferidos al hijo. Estas son relativamente cualidades materiales, pero afectan la realización del gen espiritual. Después de todo, absolutamente todo está dirigido a la realización del ADN espiritual.

El mundo material no tiene importancia en sí, ningún objetivo propio; todo está diseñado solamente para llevar a cabo la realización del gen espiritual.

Pregunta: Yo tengo cuatro hijos, pero son muy diferentes. Ellos recibieron los mismos genes del padre y la madre, así que ¿por qué son tan diferentes?  

Respuesta: Porque el padre y la madre también son diferentes. A pesar de que son las mismas personas, dentro de ellos incluyen muchas cualidades diferentes.Y lo más importante, cada vez que el ADN espiritual, la Reshimo, ingresa al mundo, tiene un propósito especial.

Por lo tanto, para el bien del destino espiritual del hijo, del padre y de la madre son seleccionadas cualidades que no son las más dominantes, mostradas al exterior y visibles para nosotros, sino las que son más adecuadas para el crecimiento apropiado del ADN espiritual del embrión.  

La carga espiritual define todas las demás cualidades. Si nuestros ADN espirituales están conectados con los de otros, tenemos que darnos cuenta de esta conexión. Sin embargo, dado que no estamos listos para eso todavía, somos puestos en una cubierta material y nos parece que tenemos cuerpos materiales, asuntos en común, y alguna clase de relación.

Sin embargo, todo esto es sólo una realidad imaginaria, diseñada para acercar los ADN espirituales unos a otros. Esta es la única función de este mundo. Y luego desaparece.

Pregunta: ¿Significa que cualquier conexión con algunas personas en el trabajo, con los vecinos, con el esposo o la esposa, cualquier interacción entre dos personas tiene un propósito de realizar el ADN espiritual que inicia todo este proceso?

Respuesta: Por supuesto. Este mundo no tiene alguna otra función que ésta: proveernos de un lugar de trabajo y acercarnos unos a otros en un momento en que no podemos todavía influir a nuestro ADN espiritual y comenzar a trabajar con éste directamente, como en un laboratorio.
[191245]
De Kabtv “Una nueva vida” 12/jul/16

Material relacionado:
El mapa genético de la humanidad, parte 1
El mapa genético de la humanidad, parte 2
El mapa genético de la humanidad, parte 3

La corrección gradual

Dr. Michael LaitmanTorá, “Deuteronomio” 7:22 El Señor tu Dios, expulsará a esas naciones de tu presencia poco a poco. No acabes con ellas demasiado rápido, para evitar que te sobrepasen los animales salvajes.

Si decides corregir aquellos deseos que no puedes controlar, no serás capaz de persuadirles para cambiar de deseos egoístas a altruistas. No tendrás la presión interna para corregirlos. El placer al que tienes que renunciar es muy grande; se esconde detrás de ellos.

O tendrás que superar dificultades muy grandes y presionar para corregirlos hacia el otorgamiento a los demás. O al observar la satisfacción que das a los demás, no sentirás que son lo mismo que tú, incluso más grandes que tú. Bastantes obstáculos diferentes aparecen aquí y por lo tanto es necesario hacer todo gradualmente.

Después de todo, si no eres capaz de corregir los deseos en el nivel humano, entonces tendrás problemas en el nivel animal con los deseos que son llamados los animales salvajes. Te atacarán y no podrás con ellos.

Por lo tanto no debemos adelantarnos a nosotros mismos. La Torá nos habla sobre la corrección gradual donde una persona claramente verifica en sí misma todas sus posibilidades y capacidades y entiende lo que hace.  

¿Cuán a menudo en la vida hacemos algún juramento, pero en un par de días lo rompemos? Entendemos que no tenemos la fuerza para cumplirlos.

Cuando estás llevando a cabo algunas correcciones debes comprender lo que estás dejando y cómo te sentirías si otros obtuviesen todo lo que tú rechazas.  Significa que toda esta bella y perfecta satisfacción que tú estabas recibiendo y disfrutaste en tu egoísmo, la diste a otros y hoy ellos disfrutan y sienten el gozo espiritual.  

Resulta que vas hacia alguna clase de aislamiento y ellos disfrutan. Al mismo tiempo ellos están en el mismo grado que tú. La envidia, los celos, etc. pueden surgir.  Y todo ésto es para concluir el grado actual de corrección.

Esta es de hecho la parte donde la envidia te desgarra y te devuelve a un nuevo grado egoísta. Exactamente aquí empieza la corrección. Después de todo, puedes devolverlo y recibir el doble de placer —lo que tomas de ellos y lo que obtienes. Así los animales salvajes surgen en ti.
[191368]
De Kabtv “Secretos del libro Eterno” 27/abr/16

Material relacionado:
Para corregir el corazón…
Deseando solo otorgar
Otorgamiento sin recompensa

Renacer cada día

Dr. Michael LaitmanPregunta: Si todo lo que sucedió fue de acuerdo con el plan del Creador, ¿puedo hacer un pacto con Él ahora y anular los resultados de algunas cosas que hice en el pasado que ahora interfieren con mi vida?

Respuesta: Puedes dejar de preocuparte por el pasado dado que no hay pasado. Una persona renace a cada momento. Por lo tanto, comienza a trabajar de este momento en adelante, no importa qué edad tengas. Yo ya tengo 70 años y comienzo cada vez como si hubiera renacido. Y no hay problemas.
[189801]
De la lección de Cabalá en ruso 10/abr/16

Material relacionado:
Una motivación para nacer lo antes posible
Sólo hacia adelante y ni un paso atrás
De ahora adelante, ¡sólo ascensos!

Una nueva vida #756 – El amor en la Biblia

Dr. Michael Laitman

Una nueva vida #756 – El amor en la Biblia
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

La Torá define al amor de manera diferente que nosotros. En general, para nosotros todas las historias de la Torá son grandes secretos.  

Resumen

Está basado en el principio del amor por los demás, lo que significa cuidar del bienestar de los otros, hacer el bien a los demás y vivir solamente para satisfacerlos, sin pensar en cómo me beneficio a partir de ello o lo que obtendré a cambio.

La Torá no nos habla sobre la gente, sino sobre los sistemas espirituales. El amor espiritual es dar y no recibir para satisfacer mis deseos; el amor espiritual es la superación del ego. Casarse, por ejemplo, significa conectar con los deseos de otro y satisfacerlos.

El propósito de nuestra vida en este mundo es alcanzar el amor y la conexión porque nadie puede realmente satisfacerse a sí mismo.

Por lo tanto, el deseo de amar está profundamente arraigado en nosotros, pero tenemos que aprender cómo hacer que aparezca y cómo desarrollarlo.

La sabiduría de la Cabalá nos enseña cómo construir el amor por encima del odio que sentimos, a conectar por encima del egoísmo que nos separa. El amor espiritual no depende de los demás sino en el grado que tú das. Es a través de los demás que una persona conecta con el Creador.
[191833]
De Kabtv “Una nueva vida #756 – El amor en la Biblia” 9/ago/16
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 18/ago/16

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora     Audio: reproducir ahora

Escritos de Rabash, “Dargot HaSulam,”artículo 27
Video: Reproducir ahora     Audio: reproducir ahora

Talmud Eser Sefirot, vol. 6, parte 16, artículo 110
Video: Reproducir ahora     Audio: reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, “Una sierva que hereda a su ama”
Video: Reproducir ahora     Audio: reproducir ahora