Depresión en los adolescentes

Dr. Michael LaitmanComentario: El número de adolescentes que sufren de depresión en los Estados Unidos se ha incrementado a más del 11%, no obstante estos jóvenes raramente consultan a sus doctores (Healthline.com y Salud Mental América)

Respuesta: Estos adolescentes no entienden que sufren de depresión y creen que es la forma de empezar la vida.

Comentario: Dicen que hay tres grandes síntomas de la depresión: el primero es una marcada disminución en los logros académicos y en actividades en las que eran exitosos previamente, tales como estudios, música, etc.; segundo, los cambios en el consumo de alimentos (una persona puede sobrealimentarse o perder totalmente su apetito) y tercero, una incapacidad para concentrarse concretamente en una actividad específica y el deseo de estar solo. Los adolescentes entre 12 y 17 años de edad tienen especial inclinación a ésto  (Salud Mental América e Instituto Nacional de Salud Mental).

Respuesta: La gente joven a esta edad comienza a buscar el significado de la vida, “Estoy empezando mi vida, ¿en qué debería involucrarme?” Luego se dan cuenta que no hay nada en qué involucrarse. No hace mucho tiempo los físicos, poetas, músicos, matemáticos, astronautas y capitanes de marina eran respetados. Había romanticismo entonces, mientras que hoy en día lo único que preocupa a la gente es el dinero. Es sólo natural que cualquier tipo de valor, logro y romanticismo ha perdido su sentido.

La gente joven de hoy no sabe cuál es el ideal por el cual vivir o sufrir y, después de todo, estos son años en los que una persona quiere hacer un esfuerzo por alcanzar una cierta meta sublime, ya que así desarrolla su autoestima y está orgullosa de pertenecer a algo que es sublime y especial. En el pasado los jóvenes soñaban con actos heroicos e incluso los hippies siguieron la idea de la pureza, pero hoy todo esto ha desaparecido.

Parecía que la gente joven podría tenerlo todo, ya que viajar a India hoy en día es como ir a visitar a la abuela en el pueblo cercano, pero la pregunta es “¿a dónde debo ir y para qué si ya sé lo que hay ahí?” Por lo tanto, no hay nada a lo que aspirar, no hay objetivos sublimes y no hay un sentido de la vida. No puedo imaginar cómo uno puede vivir de esta forma.

Cuando joven estuve indeciso entre las diferentes opciones de lo que debía ser. Teníamos muchas opciones, mientras que hoy esto yace muy dentro e inmediatamente se extingue debido a que no hay nada a lo que aspirar. Consecuentemente, una persona siente gran decepción por el hecho de que existe una gran necesidad, una gran tensión, un gran deseo interno y por el otro lado, desarrolla sentimientos de vacío y falta de respeto a lo que ve en la vida.

No hay nada que uno pueda desear, nada por lo que esforzarse. ¿Dónde están las noches de insomnio? ¿Dónde está la búsqueda? No hay nada. Esta es la razón por la que la gente se siente perdida. Como adolescentes, ellos no pueden entender o saber qué camino tomar, si estudiar economía para ganar dinero o estudiar un cierto campo de la ciencia y luego vivir de las migajas que los ricos les echan. No pueden soñar, no han sido intrigados, no han sido dirigidos hacia adelante y nada les interesa.  

Pregunta: ¿Qué pasará con ellos?

Respuesta: Ellos se sentirán tan decepcionados que querrán destruir el mundo que no les promete nada, sino simplemente les obliga a vivir. Esta es la razón por la que hay una tasa creciente de suicidio y la creciente popularidad de escapar hacia ISIS (Estado Islámico) y otras organizaciones terroristas. La gente consume más drogas y se interesa en juegos locos del Internet sólo para quitar sus mentes de su situación y ocuparse con algo. Es una generación perdida. No tenemos nada que ofrecerles y ellos no tienen nada que ofrecerse a sí mismos. Estamos básicamente viviendo por la ley de la inercia.  

Pregunta: ¿Pero podemos ofrecerles alguna salida?

Respuesta: Existe solo una salida. Estamos intencionalmente en esta condición, hemos alcanzado la fase final de nuestro desarrollo y solo hay una cosa que nos queda hacer: unirnos para alcanzar el siguiente nivel de nuestra evolución. Ahí,  nuevas dimensiones ilimitadas se abrirán para nosotros, ¡ilimitadas satisfacciones, osadías, romanticismo y todo!

Nuestra tarea es traer a los jóvenes a este camino de desarrollo. Su descontento ha madurado y a pesar de la negatividad, ellos tienen una necesidad interna. Tenemos que desarrollar el enfoque correcto para alentarlos a este romanticismo, al logro especial y a la revelación del mundo. No es sobre la revelación de ciertos pantanos, bosques o incluso del espacio exterior para orbitar la tierra, sino sobre un mundo totalmente nuevo, un mundo al que podamos ascender, en el cual vivir y desarrollarnos en una dirección diferente, en diferentes formas y atributos, para crear, para osar, para ser como dioses.

Esto es lo que podemos ofrecer a la juventud, pero tenemos que encontrar la forma correcta de aproximarnos a ellos y de ofrecerlo. El problema es solamente en el primer encuentro con ellos. Tenemos que encontrar la forma correcta. Así que no esperen, tenemos que comenzar ahora.
[190638]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 18/jul/16

Material relacionado:
La cura para la depresión es la conexión con otras personas
La depresión afecta el cuerpo entero
Un remedio para la depresión

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta