El gen espiritual, parte 4

Dr. Michael LaitmanParece que nuestra vida está construida a cuenta de los genes materiales que determinan nuestra apariencia y cualidades. Sin embargo, en realidad, existe una carga espiritual dentro de cada uno de nosotros, el ADN espiritual que nos lleva hacia donde podemos conectarnos el uno con el otro.

Los DNAs espirituales deben entrar en contacto, incluirse el uno en el otro y conectarse de acuerdo con nuestros esfuerzos. Y con el fin de que apliquemos esfuerzos apropiados somos colocados en esa realidad imaginaria que es nuestro cuerpo físico hecho de proteínas.

Pregunta: ¿Qué significa conectarse a través del ADN espiritual?

Respuesta:  Nos conectamos en un hombre, Adam. Esta es una conexión donde cada uno llena al otro en todo. Siento sus deseos, los lleno, y existo sólo para esto, sin dejar algo para mí mismo. Y ustedes hacen lo mismo, y también lo hacen todos los otros.

La sabiduría de la Cabalá nos ayuda a realizar nuestro ADN espiritual, y todo existe sólo para este propósito. El mundo material es una ilusión que no existe en la realidad. Se nos da específicamente para confundirnos y dirigirnos correctamente hacia la realización del ADN espiritual.

Pregunta: ¿Cómo difiere el ADN espiritual de una persona del de otra?

Respuesta:  El ADN espiritual está determinado por el lugar de cada persona en el sistema general que es llamado Adam Rishón, el primer hombre. El lugar determina el propósito espiritual de una persona, cómo debe influir en otros, y cuál debe ser su participación espiritual en la corrección general. Todo esto decide su destino y el destino material también.

Pregunta: ¿Si en el mundo material una persona mata a otra, significa que su ADN espiritual estaba roto y era peor que el de otros?

Respuesta: No podemos juzgar de forma tan absoluta. Existen una variedad de diferentes cálculos aquí. Pero si daña a una persona en específico, significa que está escrito en su gen espiritual porque todo proviene sólo de ahí. Nuestro mundo es un mundo de consecuencias.

El ADN material está controlado por el ADN espiritual y empuja a una persona hacia todo tipo de acciones. Todo lo que hacemos está conectado con el ADN espiritual porque todo proviene de éste. Los genes materiales son solo un cuerpo animal que actúa de acuerdo a las órdenes del ADN espiritual.

Lo principal es lo espiritual, y el mundo material se nos entrega porque estamos separados del Sistema espiritual que es llamado Adam. Y por lo tanto parece que existimos de forma independiente en nuestros cuerpos. Pero no hay ninguna libertad en esto.

El ADN espiritual es definitivo, porque debe llegar a su realización, y el ADN material está diseñado para ayudarla en esto, como un burro sirve a una persona. Nuestro cuerpo es un animal que tiene que llevar a cabo acciones que ayudan al desarrollo espiritual.
[191454]
De Kabtv “Una nueva vida” 12/jul/16

Material relacionado:
El gen espiritual, parte 1
El gen espiritual, parte 3
El mapa genético de la humanidad, parte 1

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta