El mapa genético de la humanidad, parte 2

Dr. Michael LaitmanEl gen oculto

Pregunta:¿Existe algo en los genes del ADN humano que es conocido para la sabiduría de la cabalá, pero no para los genetistas?

Respuesta: Existe una carga espiritual adicional que permanece como un misterio para una persona común. Por ejemplo, en el pueblo de Israel en diferentes generaciones en que las personas no nacían judías sino que unían a la nación y se convertían en individuos muy importantes en esta, aun cuando en principio aparentemente no tenían genes judíos. Hubo muchos de esos casos, especialmente en las épocas del Templo.

En consecuencia, esta información no es necesariamente transmitida a través del cuerpo físico, a través de los padres. Existe una parte de la información espiritual en este que conduce hacia el desarrollo espiritual interno y obliga a una persona a cumplir con su destino sin ninguna conexión con el hogar paterno.

Por ejemplo, los padres de Rabí Akiva no eran judíos por nacimiento y se convirtieron al judaísmo más tarde. Pero eso no evitó que su hijo se convirtiera en un gran sabio judío, uno de los más grandes en la historia de Israel ¿Y de dónde vino eso? Resulta que no podemos juzgar el ADN espiritual, la raíz del alma, de acuerdo al ADN material.

La raíz del alma es parte del sistema de Adam HaRishón. Adam no es una persona, sino un sistema espiritual en el cual todos estamos incluidos a través de nuestros deseos corregidos. Y entonces todos nos unimos en un cuerpo espiritual. Ese cuerpo espiritual, donde todas las partes están en armonía entre sí, es llamado Adam, el primer hombre.

Si cada individuo corrige sus deseos y está dispuesto a unirse con los mismos deseos corregidos de otras personas, buscando unirse como hermanos en un cuerpo, un deseo, entonces todos estamos conectados.

Y entonces dentro de esta conexión sentimos al primer hombre, Adam HaRishón, el deseo conjunto ensamblado a partir de muchos deseos privados. Cada uno anuló su egoísmo y se conectó con otros por encima de este con el fin de estar con ellos en un deseo, como en un cuerpo.

Existen esas almas, partes separadas de Adam, que aspiran mucho por esta unidad, y son consideradas almas elevadas. Y existen aquellos que no son muy entusiastas de ello, e incluso aquellos que son completamente indiferentes a ello.

Ese gen espiritual, llamado Reshimó, está presente en cada ser humano en el mundo, el deseo por la unidad: positivo, negativo, o cero.
[190396]
De kabtv “Una nueva vida” 12/jul/16

Material relacionado:
El mapa genético de la humanidad, parte 1
El mundo entero está dentro del Reshimo.
Naciendo en el sistema de Adam HaRishón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: