En búsqueda del libre albedrío, parte 3

Dr. Michael LaitmanPor encima del universo

Si nos elevamos y observamos la imagen completa, aparte de la humanidad, a la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada, entonces veremos una ley especial uniforme que nos trata a todos nosotros como un sistema general. Más aún, este sistema es cerrado, integral, y perfectamente interconectado en todas sus partes. .

Esta es la manera en que la naturaleza trata a todos, y sólo nosotros, los humanos, somos opuestos a ello en nuestra esencia.

Esto implica lo siguiente: Si somos opuestos a la naturaleza, entonces podemos estudiarla, entenderla, y percibirla desde un costado y llegar a ser como ella. Sin embargo no de forma natural, como en el mundo inanimado, en la flora y la fauna, sino solamente y de forma independiente elevarnos hacia el grado común, superior de la naturaleza que está incluso por encima de nuestro universo, y por encima del big bang que le dio inicio.

Este es el verdadero grado humano, el nivel del hombre, de la palabra “Adam”, la cual significa similar (Domé) al sistema general. De esta manera tomaremos control sobre este, entenderemos y percibiremos toda la naturaleza, penetraremos sus profundidades, y seremos incluidos en ella. En esto consiste la esencia, el propósito de nuestras vidas, y nuestro libre albedrío. Lo único que vale la pena vivir es esto. De otra manera permanecemos como miserables hormigas que ejecutan las órdenes de nuestro cuerpo.

Y esto significa que necesitamos encontrar un método que nos permita enfrentar a la naturaleza, estudiarla, revelarla e investigarla, y al mismo tiempo, a través de esto, formarnos en equivalencia con esta naturaleza universal y global que incluye en sí al universo entero, a la humanidad, y quién sabe qué más.

Esto es a lo que debemos llegar. Sólo si alcanzo este sistema universal, si lo abro, si averiguo para qué existo, cómo fui creado, cómo vivo y me desarrollo, y a qué forma de naturaleza que lo abarca todo debo llegar, sólo entonces me realizaré a mí mismo.

Esta es mi libre elección: lograr esto o no, entrar en interacción, en conexión, con la naturaleza, o al menos en familiaridad y entendimiento con ella, o no. Una persona puede libremente construirse mediante absorber todo el sistema, hasta los detalles más pequeños dentro de su mente y sensaciones. Y entonces será llamado un hombre (Adam).

En este estado él combina dos fuerzas opuestas dentro de sí. Por una parte, de acuerdo a la naturaleza de este mundo, él es un egoísta, pero por otra parte, de acuerdo a la naturaleza del mundo global, él es un altruista. Él tiene una oportunidad de adquirir una segunda fuerza. Y esta oportunidad está esperando para su implementación. Un individuo es guiado hacia esta oportunidad y entonces todo depende de él- ¿lo quiere o no? Él descubre el método, es decir los libros, los mentores, y un grupo para su implementación, en otras palabras, el lugar donde implementa su conexión con la naturaleza. De esta manera una persona puede moverse hacia adelante y desarrollarse hacia la etapa en que la naturaleza le será revelada.

Y en este camino él es libre. Después de todo, puede, bajo su propio acuerdo, libremente ser incluido en el grupo que le enseña cómo conectarse, cómo unirse al sistema de la naturaleza que lo abarca todo.
[191083]
De Kabtv “Una nueva vida” 28/jun/16

Material relacionado
Una nueva vida # 739 —¿La elección existe o está todo en las manos de los cielos?
El mapa genético de la humanidad, parte 2
El libre albedrío está por encima del deseo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: