Miedo de crecer

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (Pacific Standard):  “El síndrome de Peter Pan fue uno de los libros mejor vendidos a principios de los 80´s. En este, el psicólogo Dan Kiley argumentaba que los adolescentes se mostraban cada vez más renuentes a crecer y aceptar las responsabilidades adultas.

“Cualquier esperanza de que este fuera un fenómeno de corta duración ha sido refutada por una nueva investigación. Esta averigua que, comparada con otras generaciones, los estudiantes universitarios de hoy- tanto masculinos como femeninos- consideran la madurez como un campo minado que no tienen prisa por comenzar a navegar.

“’Los adultos emergentes de hoy parecen renuentes a tomar el próximo capítulo de la vida’, concluye un equipo de investigación dirigido por la psicóloga de la universidad de Miami April Smith. ‘Los estudiantes no graduados de hoy experimentan más miedo en relación a enfrentar las demandas de la vida adulta que los no graduados en el pasado’”.

Respuesta:  Cuando era joven, era lo opuesto. Queríamos tanto ser adultos, comenzar a trabajar, hacer algo, aspirar a algo, descubrir algo. Las escuelas nos parecían una prisión, mientras que hoy es al revés; los jóvenes quieren permanecer como están porque lo tienen todo.

Están encerrados dentro de las pantallas de sus celulares o computadoras y están en realidad atrapados en una jaula que proporciona un llenado al cual no pueden renunciar. Por supuesto que no quieren alejarse de la pantalla porque si pueden pasar todo su tiempo libre frente a la pequeña pantalla como niños pequeños, no tienen necesidad de nada más.

El tiempo promedio de tiempo en el cual una persona puede trabajar, descubrir, y “conquistar” el mundo es entre los 20 y 60 años, pero en estos días no hay nada que atraiga a la juventud.

En el pasado cuando teníamos esa edad, soñábamos con ser pilotos o astronautas. Y después de pronto todos comenzaron a considerar a los pilotos como conductores de taxi que simplemente transportan pasajeros de ida y regreso ¿Y los astronautas? Simplemente vuelan, orbitan en el espacio, aterrizan, y eso es todo. Las personas perdieron el anhelo por el romanticismo, por un llenado especial, y ya nada en este mundo las atrae.

Nos estamos desarrollando muy rápido y entendemos que no hay nada en nuestro mundo que pueda llenarnos. Aun cuando todavía no lo entendemos plenamente, si lo sentimos.

La humanidad se está moviendo en dos direcciones: una está determinada por la élite que ven lo que está sucediendo y tratan de organizarlo y manejarlo todo, pero no saben cómo lidiar con la crisis económica, y aspiran a reducir el número de personas en este planeta de formas no- militares. Esto es lo que la humanidad puede hacer, y no hay otras soluciones dado que las personas no entienden lo que está sucediendo.

La otra dirección está determinada por la sabiduría de la Cabalá, de acuerdo a la cual la humanidad está en medio de una fase evolutiva muy significativa, en la transición y un ascenso al siguiente nivel. De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, nuestra conciencia tiene que cambiar; podemos y debemos cambiar nuestra actitud hacia el mundo y del uno hacia el otro.

Cuando mi generación observa a los jóvenes de hoy, es difícil entender en qué se ocupan, y ellos no nos entienden. Parecemos estar viviendo en dos planos diferentes. Ellos tienen sus propios intereses y nosotros los nuestros.

Podemos ver esto como una brecha generacional ordinaria entre padres e hijos, pero de acuerdo a la sabiduría de la Cabalá esta no es realmente una brecha, sino el ascenso de la nueva generación hacia la nueva dimensión. Los jóvenes de la nueva generación la alcanzarán; su conciencia cambiará completamente; no considerarán los problemas corporales y en realidad no habrá ninguno.

Los descubrimientos científicos y robóticos modernos asegurarán que no tengamos que pensar en nada excepto en cómo construir la sociedad correcta, dado que de otra manera seremos destruidos.

Tenemos que averiguar precisamente qué opciones tenemos: o construir una red única entre nosotros, o aquí es donde todos seremos enterrados.

Pregunta: ¿Las personas entienden que están en una prisión?

Respuesta:  No es una prisión sino una muy simple acción del universo, a la cual tenemos que responder con el fin de sobrevivir. Si una inundación global amenazara nuestras vidas, tendríamos que tomar ciertas medidas de otra manera nos ahogaríamos.

Similarmente, un nuevo sistema se acerca a nosotros, un paradigma totalmente nuevo, un nuevo nivel de existencia, y tenemos que adaptarnos a este. Aquellos que no se adapten no sobrevivirán. Podría ser que sólo un par de miles de personas de toda la humanidad sobreviva, y ellos alcanzarán el nuevo nivel de existencia. Justo como después del diluvio global, llegarán a una nueva tierra y la humanidad será regenerada.

Esta fase está comenzando ahora y espero que terminará en un par de décadas. Entonces la humanidad entenderá a lo que se enfrenta, la sabiduría de la Cabalá ofrece un método mediante el cual podemos rápidamente pasar por esta fase, con poco sufrimiento, fácilmente, mediante entender lo que está sucediendo y, al mismo tiempo, de una manera cualitativa.

No nos proporciona un tranquilizante con el fin de mitigar la inevitable transición a la próxima fase de la humanidad unida, sino que nos ofrece una manera de entender el proceso y hacerlo por nosotros mismos. Así es como alcanzamos la nueva cualidad de forma independiente, y no será sólo una sensación totalmente diferente, sino que llevará hacia un resultado totalmente diferente.
[190196]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 15/jul/16

Material relacionado
El trabajo preparatorio de las generaciones
Nuevos deseos de una nueva
Un pacto con cada generación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta