Una nueva vida #328 – La búsqueda del honor

Dr. Michael Laitman

Una nueva vida #328 – La búsqueda del honor
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y  Yael Leshed-Harel

Resumen

Cada persona tiene una necesidad de honor para definirse a sí misma. ¿Cómo se puede utilizar este valor correctamente para obtener un verdadero sentimiento de integridad?

La necesidad del hombre por el respeto le diferencia de los animales. La sociedad define los valores del respeto. Es importante comprobar quién define los valores que invierto en mi vida para alcanzar.

Alguien que es respetado es alguien que gana la atención de los demás, ocupa un lugar destacado y se considera importante. La gente está dispuesta a sacrificar sus vidas para que puedan ser respetados después de su muerte. El respeto es algo eterno.

Es posible utilizar la inclinación de honor para el bien o para el mal. El respeto es destructivo cuando hago todo para merecer el respeto, incluido la destrucción de otras personas y la sociedad. El respeto constructivo es cuando estoy preocupado por el bien de los demás y la sociedad y me gano su aprecio. ¿Quiero pisarles para llegar más alto o estoy dispuesto a sacrificarme por su bien?

A través de la sabiduría de la conexión es posible educar a todos para que todos sean respetados y admirados por los demás. Entonces, cada uno respeta a los otros porque específicamente a través de su conexión con ellos se elevan a un estado superior, juntos.

La naturaleza humana es egoísta. Tenemos que aprender a transformarla en dar, otorgamiento y amor. Cuando lleguemos a ser como un solo cuerpo, ya no tendremos miedo de que habrá otros que sean más respetados de lo que somos. El respeto mutuo significa que respetamos el valor de la conexión, el poder de otorgamiento mutuo que se crea entre nosotros. Una persona no tiene que tener el respeto de alguien más, porque básicamente la creación de la característica de otorgamiento entre nosotros hace que se sienta respetada.

Mi naturaleza egoísta me empuja a pisar a otros para ganar respeto. Me elevo por encima de ellos. Si deseas beneficiar a otros, nadie te detendrá. Vas a ganar respeto y aprecio.

La piedad filial: los niños sienten desprecio por sus padres, ya que es claro para ellos que siempre van a ser tratados mejor que ellos.

Cuando se aprende a relacionarse con los demás como una familia unida, se construirá una sociedad amorosa.
[135898]
De Kabtv “Una nueva vida #328 – La búsqueda del honor” 27/mar/14
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: