Una nueva vida #741- Una verdadera bendición

Dr. Michael Laitman

Una nueva vida #741- Una verdadera bendición
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

Las costumbres judías surgen de los cabalistas que descubrieron el sistema de liderazgo a través del cual el Creador, la fuerza superior, nos dirige. Las bendiciones significan que he revelado la fuerza superior como buena y benevolente, y por lo tanto la bendigo.

El Creador creó una inclinación malvada en nosotros, el ego, y Él “creó una especia la Torá para este”, una fuerza positiva que puede equilibrar el ego. Tenemos que llegar a un estado en el cual decimos bendiciones no simplemente como palabras que salen de nuestra boca sino en pensamiento y deseo. Esto sucede como resultado de la corrección del ego.

La sabiduría de la Cabalá nos enseña que es posible corregir el ego a través de una conexión especial de garantía mutua entre las personas. Por lo tanto del amor de los seres creados llegamos al amor del Creador. El esfuerzo  por conectarnos convoca una fuerza positiva sobre nosotros que equilibra el ego. Las bendiciones entre una persona y su amigo están destinadas a ser el resultado de nuestra petición, pedir al Creador el poder de amar a otros. El Creador quiere que todos lleguen a su nivel, y entonces la sanación verdadera de una persona puede ser sólo como resultado de corregirse a sí mismo.

En la espiritualidad un individuo descubre que es un pequeño mundo, lo cual significa que todo está dentro de él. Entonces cuando se corrige, corrige al mundo, y cuando ve que alguien sufre, entiende que tiene que corregirse a sí mismo. Acudir al Creador es una petición por el poder de ver la realidad correctamente. “No hay nada más que Él, el bueno y benevolente”. Al principio no existe nada en nosotros excepto la inclinación malvada. Todo el bien que aparentemente hacemos surge de nuestro egoísmo. Cuando bendecimos, bendecimos la aparición de la fuerza buena que hemos sido recompensados para realmente revelarla.

Toda la realidad existe entre dos fuerzas: la fuerza de recepción y la fuerza de entrega, la cual tenemos que adquirir. Tenemos que ascender a un estado en el cual sentiremos a los otros justo como nos sentimos a nosotros mismos; los cuerpos no nos separarán. Las bendiciones con que se bendicen las personas una a otra simbolizan el nivel que tenemos que alcanzar con la ayuda de nuestros esfuerzos por conectarnos. Eventualmente un individuo descubre que no existen otras personas ante él sino el Creador, lo cual significa que sólo él y el Creador existen en realidad.
[189406]
De Kabtv “Una nueva vida #741-Una verdadera bendición”, 5/jul/16
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta