Ynet: “Siempre siguiendo el libro”

Un artículo de mi columna en Ynet: “Siempre siguiendo el libro”

A través de frases, palabras y letras codificados en los libros de Cabalá, los cabalistas han abierto el paso a una nueva dimensión para nosotros a través del cual podemos entrar en la historia de nuestra vida y afectar positivamente los acontecimientos. La semana del libro en hebreo celebrada recientemente fue una buena oportunidad para ir en un viaje mágico siguiendo los libros que han dado forma a nuestra nación.

Dr. Michael Laitman

No es sin razón que la nación de Israel se llama “La Nación del libro. “Por siempre los libros han sido una parte integral de nuestro modo de vida, un medio clave que acompaña nuestras vidas a lo largo de los años de nuestro desarrollo como nación, sociedad, y país.

Esto no se refiere a la literatura que irrumpió en la escena sólo hace cientos de años, y está en vías de desaparición por los desarrollos tecnológicos  que han penetrado en nuestras vidas, sino a un tipo de libros diferente – libros de Cabalá, libros Sagrados, también llamado “el lenguaje de lo distinto, diferente, especial.”

Libros Sagrados como la Biblia, el Talmud, El Libro del Zóhar, y el Midrash no se ocupan de normas de ética y no son cuentos populares. Nos hablan acerca de un mundo espiritual especial. Además de la gran sabiduría que emana de ellos en estos libros, también contienen una fuerza especial, un verdadero tesoro, que puede cumplir con todo lo que deseamos, responder a todas las preguntas que tenemos, y sobre todo dar sentido a nuestras vidas. Pero muy pocos saben cómo descubrir este tesoro. Los que lo hacen son los cabalistas.

Los cabalistas son personas comunes y corrientes que tienen un gran deseo de descubrir las razones de lo que está sucediendo en nuestra vida y lo que nuestro destino tiene reservado para nosotros, y ellos fueron los primeros en penetrar detrás de las escenas de nuestro mundo. Ellos descubrieron que existe una fuerza de amor y de entrega, en la realidad, cuyo único objetivo es llevarnos a este estado sublime,  estar unidos en amor y otorgamiento como esa fuerza misma.

Ellos describieron la manera de lograr esto en sus libros, la guía detallada y de las maravillosas sensaciones que tenían, de manera que podamos usarla. Por lo tanto, nosotros también podemos leer acerca de esta fuerza sublime, sobre el “autor” que escribe la historia de nuestras vidas, y aprender a cambiar nuestras vidas para  mejorarlas.

El libro de la Historia Humana

El primero en sentir los dos mundos a la vez, la naturaleza del mundo que nos rodea y  la naturaleza del mundo superior, fue Adam ha Rishón (el primer hombre), que lo describió en el primer libro de Cabalá que escribió llamado El ángel Raziel, “Raz “el lenguaje secreto, es decir, la revelación de los secretos de la creación.

El libro incluye dibujos interesantes, y una persona que lo lee en profundidad percibe inmediatamente que no es un hombre primitivo que cazaba mamuts quien escribió este libro, sino un gran cabalista que nos habla del alma unida llamada Adam, acerca de su fragmentación en miles de almas individuales de toda la humanidad, y acerca de su futura conexión en la que se van a reunir en una sola alma.

Docenas de libros han sido escritos por cientos de caballistas, pero el libro más sobresaliente desde el libro de Adam se atribuye a Abraham. Abraham no tenía la intención de escribir un libro de texto, pero El Libro de Yetzirá (Libro de la Creación) era básicamente una lista de las principales leyes de cómo funciona el mundo espiritual. Aunque El libro de Yetzirá es muy especial, todavía es muy difícil de entender y está a años luz de nosotros. Es gracias a El Libro de Yetzirá y el método de conexión entre las personas que él desarrolló, que la nación de Israel creció y comenzó a aspirar a la espiritualidad. Varias generaciones más tarde, Moisés, el gran cabalista, siguió guiando a la nación.

El Libro de los Libros

La revelación espiritual de Moisés le dio el poder para llevar a los hijos de Israel fuera de Egipto, y para guiarlos por el desierto durante cuarenta años hasta que llegaron a los límites de la Tierra Prometida de Israel.

Él describe el método actualizado para su generación en su libro llamado la Torá, como en Luz [Or] . En otras palabras, nos enseña cómo entrar al mundo espiritual con la Luz, la fuerza divina. Mediante el uso de este libro, cada persona puede revelar la imagen de la creación y edificar su vida hacia el objetivo final.

A pesar de que la Torá está escrito como una narración histórica sobre el éxodo de la nación de Israel de Egipto, es, de hecho, una descripción de la salida de una persona de su estado corporal humillante llamado Egipto, y su ascenso a un estado espiritual llamado la “Tierra de Israel “. Rabí Shimon Bar Yojai dijo: “¡Ay del hombre que dice que la Torá estaba destinado a contar una historia sencilla y un cuento popular. Si la Torá estaba destinado a contar una narración histórica, incluso los líderes del mundo son mejores en eso.Todo lo que está en la Torá es realmente acontecimientos superiores y secretos superiores “(El Libro del Zohar). Moisés usó el lenguaje llamado el “lenguaje de las ramas”-los nombres de los objetos, sensaciones y acciones de nuestro mundo, pero con eso se refería a las raíces del mundo superior, a las fuerzas superiores ocultas, a las entradas y salidas de las fuerzas de la naturaleza e incluso a sus efectos destructivos.

Si nos fijamos en la Torá no a través de su cáscara externa, vamos a ver una imagen totalmente diferente, separada de la realidad de este mundo. En lugar de figuras humanas como Moisés y el Faraón, diferentes animales y personas, vamos a ver las fuerzas espirituales que operan en nosotros, y poco a poco seremos capaces de utilizarlas con el fin de ascender espiritualmente. La clave para descifrar la Torá está en realidad en los libros de Cabalá, en El Libro del Zóhar.

El libro

El Libro del Zóhar o como los cabalistas lo llaman “El Libro” explica los cinco libros de la Torá y nos dice exactamente lo que Moisés quería decir. Es el libro básico y más importante en la sabiduría de la Cabalá. Rabbi Shimon Bar Yojai, Rashbi, el autor de El Zóhar, fue el primer cabalista que describió cómo nuestros pensamientos y nuestras reacciones a la fuerza que actúa sobre nosotros desde Arriba suben de nuevo al mundo superior, operan en este, y por lo tanto afectan a todos los futuros eventos que descenderán a nosotros .

Antes de escribir el libro, Rashbi reunió a un grupo de diez estudiantes en torno a él, “una decena”, ya que “la Torá sólo puede ser adquirida en un grupo,” (Talmud de Babilonia). El alma de cada estudiante corresponde un determinado atributo espiritual en el mundo superior. Cuando se conectaron en una sola alma, fueron totalmente compatibles con las Diez Sefirot, toda la estructura que existe en el mundo espiritual. La verdadera conexión entre estos atributos ha dado lugar a la revelación de la Luz del Zóhar superior entre los diez estudiantes.

“Y Rabí Shimon acostumbraba revelar los secretos de la Torá y los amigos escuchaban su voz y respondían a él en una conexión, cada uno respondiendo su parte,” (Ramjal, “Adir Ba Meromim“). Debido a que cada uno de los amigos representa un atributo del mundo espiritual, su historia, de la cual nos habla todo el Libro de Zóhar, es en realidad la descripción de la forma en que estos atributos espirituales descienden hasta nuestro mundo; cómo estas diez fuerzas guían este mundo; cómo cada persona puede utilizar estas fuerzas para su propio bien y por el bien de los demás.

El árbol de la Vida

1.300 años más tarde, el ARÍ recibió El Libro del Zohar. Se le dio permiso para renovar el método que existía desde los tiempos de Adam. El absorbió toda la información cabalística desde los tiempos de Adam, la procesó, y la volvió a escribir para que el método de los individuos se convirtiera en un método adecuado para las masas. Todas las fuentes que absorbió y enseñó en Safed se publicaron más tarde como El árbol de la vida, un libro que enseña el camino al mundo espiritual y explica cómo podemos ascender y alcanzar la eternidad y la plenitud. También habla de algo por lo que muchos están fascinados, las reencarnaciones. La lectura y el estudio de los libros del ARÍ inmediatamente elevan a una persona por encima del nivel de nuestro mundo.

Además Del árbol de la vida, el ARÍ escribió otros veinte libros en los que presenta todas las leyes de la creación utilizando un método científico innovador y claro. En la introducción a su libro, dice que desde que se estableció el método, cualquier persona puede estudiar Cábala, que el deseo mismo es el único criterio de si una persona puede entrar en el mundo espiritual, y por lo tanto con la ciencia de la Cabalá, que desarrolló para su generación, cualquier persona que tenga el deseo de alcanzar la meta de la creación, independientemente de su edad, género o nacionalidad, puede hacerlo. De hecho después del tiempo del ARÍ muchos empezaron a abrirse a la Cabalá y a subir la escalera espiritual hacia el mundo superior.

La escalera

Con el tiempo, tanto El Libro del Zóhar como los libros del ARÍ no estaban destinados para el estudio sistemático de la Cabalá para las masas. A pesar de que la Cabalá es una ciencia, no había ningún libro de texto adecuado para estudiar hasta nuestro siglo. El más grande cabalista del siglo 20, llamado Baal HaSulam por comentario Sulam, que escribió para El Libro del Zóhar, surgió con el fin de llenar el vacío en la literatura cabalística.También explicó todos los libros del ARÍ y los recopiló en El Estudio de las Diez Sefirot, que es el principal libro de texto de la Cábala en nuestro tiempo.

El Estudio de las Diez Sefirot incluye todo lo que escribieron los cabalistas que lo precedieron a lo largo de miles de generaciones: Adam, Abraham, Moisés, rabí Shimon Bar Yojai y el ARÍ. Él incluyó muchos escritos jasídicos y escritos de los cabalistas contemporáneos e incluso se refirió a los puntos de vista de los grandes filósofos del mundo como Marx, Nietzsche, Locke, Darwin, Spinoza, Schopenhauer, y muchos otros.

Todo lo que necesitamos aprender acerca de cómo crear el futuro que deseamos está en los escritos del Rav Yehuda Ashlag. “Estoy feliz de haber nacido en una generación en la que se permite publicitar la sabiduría de la verdad”, dice Baal HaSulam. “Si me preguntas cómo sé que está permitido, contestaré que se me dio permiso para revelar y explicar cada palabra. Esto no tiene nada que ver con el ingenio del mismo sabio, sino con la situación de la generación, por lo que he dicho que fui premiado con la revelación de la sabiduría a causa de mi generación “.

Un llamado para un cambio

Al final de la Introducción al Estudio de las Diez Sefirot, Baal HaSulam con toda la razón, se pregunta que si el lenguaje de los libros de Cabalá no es del todo comprendido, “Por lo tanto, debemos preguntar, ¿por qué entonces, los cabalistas obligan a cada persona a estudiar la sabiduría de la Cabalá? De hecho, hay una gran cosa en ella, digna de ser difundida: “Hay un maravilloso remedio invaluable, para quienes se ocupan de la sabiduría de la Cabalá. A pesar de que no entienden lo que están aprendiendo, a través del anhelo y el gran deseo de entender lo que están aprendiendo, despiertan sobre sí mismos las Luces que rodean sus almas… Por lo tanto, aun cuando él no tiene las vasijas, cuando se involucra en esta sabiduría, mencionando los nombres de las luces y las vasijas relacionados con su alma, ellas de inmediato brillan sobre él en cierta medida “.

Sin embargo, brillan para él sin vestir el interior de su alma, por falta de vasijas capaces de recibirlas.

“Sin embargo, la iluminación que uno recibe una y otra vez durante el trabajo, atrae hacia él la gracia de lo Alto, impartiendole abundancia de santidad y pureza, lo que le lleva mucho más cerca de alcanzar la perfección” (Las Cartas de Baal HaSulam).
[188388]
Del artículo en Ynet 16/jun/16

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: