entradas en '' categoría

Congreso en Praga – 9/sep/16

Lección preparatoria
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Raíces y ramas

Dr. Michael LaitmanHay una ley de raíces y ramas.

Históricamente, una vez salimos de Egipto, atravesamos el desierto, llegamos a la tierra de Israel, construimos el Primer Templo, luego el Segundo Templo… y todo esto ya sucedió.

Pero no estamos hablando de lo que sucedió en la historia; después de todo, tenía que suceder así. Estamos hablando de la ley, cuando una raíz espiritual necesariamente tiene que tocar su “respuesta” terrenal o rama terrenal. Raíces y ramas deben conectarse entre sí, pero ¡sólo una vez!

Es suficiente que la raíz toque la rama ligeramente y se realiza el trabajo en ella, crea conexión. Por lo tanto, no es necesario volver a Egipto de nuevo, comprar un boleto de avión para conocer al faraón que nos gobierna. Simplemente no es necesario.

Nos queda por hacer lo que tenemos que hacer, es decir, corregirnos a nosotros mismos. Todo esto ya existe en la raíz y ahora tenemos que ponerlo en práctica en las ramas. Por lo tanto, estamos en la tierra de Israel, en egoísmo y ahora, tenemos que pasar por todo esto nosotros mismos, para corregirlo.

Pregunta: Entonces ¿qué significa que una persona debe sentirse como si saliera de Egipto cada día?

Respuesta: La salida de Egipto es ir por encima de nuestro egoísmo. Hay 613 deseos egoístas (Taryag), en el egoísmo que necesita ser corregido para que se vuelva altruista, es decir, deseos de odio, competencia y hostilidad a la conexión y al amor. Es observar los mandamientos de deseos de corrección.

Y esto debe hacerse todos los días, porque cada vez nos elevamos a un nuevo nivel y cada nivel tiene los mismos 613 deseos, pero en forma diferente y más fuerte. Por lo tanto, cada día debemos imaginar que salimos de Egipto y tenemos derecho de corregir esos deseos.
[192728]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 11/may/16

Material relacionado:
La unidad lo determina todo
Los diez mandamientos de la conexión
La unión concluye en el monte sinaí

Donativos y espiritualidad

Dr. Michael LaitmanPregunta: Desde el punto de vista de la sabiduría de la Cabalá, ¿es una donación un tipo de espiritualidad o hay diferencia entre ‘dar el excedente’ y ‘dar todo’?

Respuesta: No hay ningún tipo de donación que pertenezcan a los impulsos espirituales.

Para todos, hay reglas estrictas que dependen de la etapa en la que se encuentra la persona.

Cuando una persona comienza a estudiar, según su grado de avance, empieza a entender en que realmente puede gastar dinero si lo tiene en exceso; podría comprar libros, ir a un congreso, etc. Sin embargo, ¡no todas las donaciones conduce a algo bueno!

Para una persona sin corregir, esta donación será más egoísta, de acuerdo a la cual, supuestamente, ganará el mundo por venir.
[192285]
De la lección de Cabalá en ruso 3/abr/16

Material relacionado:
Donde es rentable invertir dinero
Porque no tengo éxito en hacer más dinero
¿Por qué necesitamos el dinero?

Corrección del mundo: una pirámide de deseos

Dr. Michael LaitmanPregunta: Por tres años participamos en difusión general de la sabiduría de la Cabalá, luego comenzamos a difundirla entre judíos, alejamos a los amigos de la difusión general. ¿Cómo podemos cubrir la escasez de fuerzas?

Respuesta: De acuerdo a la Introducción al libro del Zohar, la difusión del método de corrección, la sabiduría de la Cabalá en el mundo, debe hacerse de acuerdo a una pirámide de deseos:

1) a los que anhelan la meta de la creación,

2) a judíos que traen Reshimot (recuerdos) de los estados espirituales anteriores y

3) al resto de la humanidad.
[192239]

Material relacionado:
Uniéndonos por encima de todas las diferencias
La nación de la idea de unidad
Diseminación de la cabala

Historia de la humanidad – un vistazo al interior, parte 1

Dr. Michael LaitmanPregunta: Usted afirma que la solución a todos los problemas está en nuestra unidad. Soy historiador y he estudiado la historia de la destrucción del primer y segundo Templos. El primer Templo fue construido por el rey Salomón, y no estoy seguro de que hubiera unidad en el pueblo de Israel en esa época.

Tampoco parece que el pueblo supiera qué era la unidad durante la construcción del segundo Templo y más adelante, durante el periodo de Herodes. De cualquier manera, si por “Templo” queremos decir conexión interna y no un concepto material, ¿por qué guardamos duelo por la destrucción del Templo en el nueve de Av?

Respuesta: Existe una diferencia entre la manera en que los historiadores y los cabalistas estudian la historia. Los historiadores estudian eventos en la forma en la cual son vistos por nosotros, con base en hechos visibles. La causa para todos los eventos también se deriva del análisis de lo que han visto. Por lo tanto, concluyen que hubo peleas y disputas entre el pueblo de Israel y que los clanes pelearon unos con otros.

La humanidad trabaja con los medios que tiene disponibles y, con su ayuda, trata de entender los procesos por los que pasamos. Por lo tanto, los historiadores le atribuyen a lo que sucedió diferentes razones: económicas, personales y eventos al azar.

Per el estudio de la sabiduría de la Cabalá comienza desde una raíz completamente diferente. La Cabalá dice que la causa raíz de todo en nuestro mundo es la fuerza de la naturaleza, la cual tiene un programa. Bajo este programa, fuerza de la naturaleza, que puede ser llamada fuerza superior o, Creador, nuestra realidad se despliega.

Los cabalistas estudian las acciones de esta fuerza superior, tratan de entenderla y comprobar el evento que ha ocurrido a partir de sus acciones, en lugar de estudiar eventos en relación a la percepción subjetiva de una persona, la cual depende de su desarrollo y su habilidad para comprender los eventos y sus causas, de la manera en que lo hacen los historiadores.

Una persona ve un espectáculo desplegándose en nuestro mundo: Herodes, el faraón, Moisés, Salomón y Nabucodonosor. Pero son sólo marionetas en un escenario ¿Podemos ver la mano de la naturaleza que actúa dentro de los muñecos y los mueve en el escenario?

Esto es de lo que se ocupa la sabiduría de la Cabalá. Explica que la creación tiene un principio y un final. La fuerza superior de la naturaleza lleva a todas las criaturas desde el principio de la creación hasta su final, de manera que eventualmente logren el mismo nivel de desarrollo y las mismas habilidades de la fuerza de la naturaleza misma.

Nuestro deseo de disfrutar, que es opuesto a la fuerza de la naturaleza, al deseo de otorgar, debe desarrollarse y llegar a su peor forma, opuesta al Creador y posicionada en contra de Él. Entonces, debe aparecer una criatura especial, la cual tendrá en sí misma y simultáneamente, el deseo de disfrutar y el deseo de otorgar. Será llamada Adam, hombre, porque será capaz de llegar a ser semejante (Edomé) al Creador.

A una persona se le dan condiciones en las cuales puede crecer. Debe incluir dentro de sí, al mismo tiempo, cualidades 100% opuestas al Creador y cualidades 100% similares al Creador. De esta manera, la persona puede llegar a ser una criatura perfecta, independiente, debido, al mismo tiempo, a su oposición al Creador y equivalencia con Él. Este es el desarrollo que el Creador planeó para la creación.
[191959]
De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 12/ago/16, Escritos de Rabash

Material relacionado:
La destrucción del templo el 17 de tamuz
El 17 de Tamuz
La destrucción del templo no desprecien a los caídos

Entre la humanidad y el Creador

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Deuteronomio 7:1: Cuando el Señor tu Dios, te haga entrar en la tierra a la que te diriges para poseerla, expulsará muchos pueblos de tu presencia: al hitita, al gergeseo, al amorreo, al cananeo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo, siete pueblos más grandes y más poderosos que tú

Nuestro deseo (estructura espiritual) consiste en siete partes: Jesed, Gevurá, Tiferet, Netzaj, Jod, Yesod y Maljut. En la Torá, están representadas por siete naciones -siete deseos egoístas muy fuertes.

Y el deseo de llegar al amor y al otorgamiento es muy débil en la persona. Es como un pequeño Moisés en contra del gran faraón. El egoísmo gobierna entre nosotros y no tenemos ninguna fuerza para lidiar con él, porque carecemos de las cualidades de otorgamiento, amor y conexión.

No tenemos otra opción excepto pedir al Creador que nos ayude a conquistar esas naciones. Y Él pelea por nosotros. Nuestra fortaleza es manifestada sólo por el hecho de que estamos conectados con Él.

Somos el enlace entre la humanidad y el Creador. Por lo tanto, recibimos inclinaciones negativas de ambos lados que nos obligan a ponernos en el nivel correcto de relación, tanto con el Creador como con las naciones del mundo (nuestros deseos egoístas).

Nuestra fortaleza es que podemos conectarnos con el Creador, para conseguir Su apoyo y así, superar nuestro egoísmo.
[190511]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 6/abr/16

Material relacionado:
Una nación en la tierra de Israel
Estamos construyendo el tercer templo
El milagro de la salida de egipto

Una nueva vida #758 – Amar a los niños apropiadamente

Dr. Michael Laitman

Una nueva vida #758 – Amar a los niños apropiadamente
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resúmen

Hay dos fuerzas opuestas en la base de la naturaleza, la fuerza de atracción y la de repulsión, amor y odio. Así, odio y amor son las dos fuerzas principales sobre las que nuestra vida está construida. Solo en los humanos, la naturaleza no dejó límites claros cuando se trata de atracción y repulsión, amor y odio.

Para que estas dos fuerzas estén en equilibrio y por nuestros hijos, necesitamos  relacionarnos con la “línea media“. El amor absoluto despierta repulsión y odio en un niño, porque no sabe cómo responder a eso. Por lo tanto la presión incesante es inútil y coloca a los niños en una situación poco clara. Como personas, no estamos preparadas para sentir algo ilimitado; si el amor es ilimitado, es imposible sentirlo.

Para saber comportarnos correctamente, debemos estudiar la naturaleza humana. La sabiduría de la Cabalá lo enseña. La conexión correcta incluye 3 tipos de actitud: soy más grande que otro, más pequeño que otro o igual a otro. Los padres y los niños deben sentarse en un círculo juntos y hablar como iguales.

Con esas conversaciones, los niños adquirirán importancia y responsabilidad. Si los padres irradian espíritu de reciprocidad, igualdad y respeto, este espíritu pasará a los niños y comprenderán que aun cuando los padres los restringen, se trata de amor. Además de sentimientos e intelecto, debemos desarrollar en los niños, la línea media.
[191682]
De Kabtv “Una nueva vida #758 – Amar a los niños apropiadamente” 11/ago/16