¿Con qué llenar un deseo vacío?

dr-michael-laitmanTorá, Deuteronomio 9:20-9:21; El Señor se indignó mucho contra Aarón y quería destruirlo. Entonces oré también por Aarón. Después tomé la transgresión de ustedes -el becerro que habían hecho- lo quemé al fuego y lo pulvericé, moliéndolo bien hasta dejarlo como polvo fino. Y ese polvo lo arrojé al arroyo que bajaba del monte.

Cuando Moisés subió al Monte Sinaí, su fiel asistente Aaron, tuvo que descender al valle, porque la gente se quejaba y gritaba, “¿Dónde está Moisés? Hazlo venir a nosotros y que nos de, a quien orar. O nos devuelva el ídolo egipcio, es decir, el oro, la satisfacción de nuestro egoísmo.

No podemos vivir en un egoísmo vacío, exige satisfacción. Surgen en nosotros enormes deseos vacíos y queremos satisfacción. Pero ¿con qué? ¿cómo? con actividades, ya sean altruistas o egoístas, son necesarias para nuestro egoísmo, que no puede vivir sin eso y grita. El egoísmo, encarnado en el becerro de oro, de alguna manera satisface a la gente, Aarón está de acuerdo.

Por supuesto, el Creador hace todo eso. Después de todo, no hay nada más que Él. Pero, ¿por qué lo hace? Él lo hace, para que la gente, mientras esté fuera de Egipto, se sumerja en los mismos enormes deseos y reviva el egoísmo en sí misma, para la corrección posterior.

Obviamente, nada sucede sin la voluntad del Creador. Sólo podemos acelerar el tiempo de nuestra madurez. Pero estas caídas, como resultado de la destrucción del Primer y Segundo Templos y del exilio, se registraron en Cabalá con antelación y los cabalistas sabían acerca de ellos.

Es imposible alcanzar la corrección y adhesión plena con el Creador sin pasar a través de estos estados.
[192756]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 11/may/16

Material relacionado:
Moisés y Aarón, fe y conocimiento
Quiten del alma la pesada carga
El Monte Sinaí en medio del desierto de la aravá

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta