De acuerdo al plan del Creador

Dr. Michael LaitmanTorá, Deuteronomio 9:25-9:27: Entonces me prosterné ante el Señor y me quedé prosternado 40 días y 40 noches; porque el Señor había dicho que los exterminaría. Entonces oré al Señor y le rogué: “Mi Amo, Señor Dios, no destruyas a tu pueblo y a tu herencia que tú liberaste con tu grandeza y sacaste de Egipto con mano fuerte. Recuerda a tus servidores, Abraham, Isaac y Jacob. No tomes en cuenta la obstinación de este pueblo ni su perversión ni su transgresión.

Moisés protege a su pueblo todo el tiempo, porque es la cualidad de Bina. Él es el único que tiene conexión con el Creador. Ésta es una cualidad que existe en lo profundo de nosotros y hoy estamos tratando de crearla en la conexión entre los amigos, en el grupo. Esta cualidad nos salvará.

Pregunta: ¿En qué momento puedo caer ante el Creador?

Respuesta: Cuando esté de acuerdo en que todo lo hecho, es hecho por Él y es lo mejor y estoy preparado a rebajarme ante todas las acciones que Él piensa hacer a través de mí. Estoy de acuerdo con absolutamente todo. Esto se considera un grado muy alto.

Si no lo hago, no podré corregir ninguno de mis 613 deseos, es decir, no podré realizar los 613 mandamientos (Mitzvot). A esto se le llama “destruir a mi pueblo.”

Pregunta: ¿Y qué significa la exclamación “Recuerda a tus servidores Abraham, Isaac y Jacob”?

Respuesta: Los antepasados no eran esclavos del faraón, sino servidores del Creador. Ellos sentaron las bases de las tres líneas en nuestra alma. Así, gracias a su preparación, dentro de nosotros, podemos seguir adelante. Constantemente participar en la conexión entre la gente y el Creador.

Pregunta: En otras palabras, ¿es una solicitud? Nos da la oportunidad de caminar a lo largo de la línea media, ya que constantemente nos desviamos a la izquierda.

Respuesta: Es la manera como debe ser. Una persona debe regocijarse cuando algo fuerte y serio cae sobre ella. Es decir, que se eleva a un estado tal en el que puede aceptar una carga adicional y, por supuesto, conexión adicional con el Creador.

Pregunta: Por lo general, estos estados vienen cuando no los esperamos. Sin embargo, ¿podemos causarlos, sentir que llegamos a un callejón sin salida y empezar a trabajar?

Respuesta: Yo personalmente no veo estados que una persona pueda causar ni incluso, más que eso, no causar, sino provocar.

El Creador tiene su plan, sus términos y Él trabaja con ellos de manera muy precisa, porque todo se compone de diez Sefirot, cinco Partzufim, 125 grados, 613 deseos en cada grado y así sucesivamente. Esto significa que todo es calibrado e instalado de arriba hacia abajo. Y de abajo hacia arriba, sólo podemos elevarnos de acuerdo a las mismas leyes.
[193231]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 11/may/16

Material relacionado:
El trabajo de nuestros antepasados y nuestro trabajo
Un oracion a través de la columna central
Los tres pilares que sostienen al mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: