Entre la humanidad y el Creador

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Deuteronomio 7:1: Cuando el Señor tu Dios, te haga entrar en la tierra a la que te diriges para poseerla, expulsará muchos pueblos de tu presencia: al hitita, al gergeseo, al amorreo, al cananeo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo, siete pueblos más grandes y más poderosos que tú

Nuestro deseo (estructura espiritual) consiste en siete partes: Jesed, Gevurá, Tiferet, Netzaj, Jod, Yesod y Maljut. En la Torá, están representadas por siete naciones -siete deseos egoístas muy fuertes.

Y el deseo de llegar al amor y al otorgamiento es muy débil en la persona. Es como un pequeño Moisés en contra del gran faraón. El egoísmo gobierna entre nosotros y no tenemos ninguna fuerza para lidiar con él, porque carecemos de las cualidades de otorgamiento, amor y conexión.

No tenemos otra opción excepto pedir al Creador que nos ayude a conquistar esas naciones. Y Él pelea por nosotros. Nuestra fortaleza es manifestada sólo por el hecho de que estamos conectados con Él.

Somos el enlace entre la humanidad y el Creador. Por lo tanto, recibimos inclinaciones negativas de ambos lados que nos obligan a ponernos en el nivel correcto de relación, tanto con el Creador como con las naciones del mundo (nuestros deseos egoístas).

Nuestra fortaleza es que podemos conectarnos con el Creador, para conseguir Su apoyo y así, superar nuestro egoísmo.
[190511]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 6/abr/16

Material relacionado:
Una nación en la tierra de Israel
Estamos construyendo el tercer templo
El milagro de la salida de egipto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta