Historia de la humanidad – un vistazo al interior, parte 4

Dr. Michael LaitmanEl exilio de Babilonia duró exactamente 70 años. 70 años corresponden al ciclo completo de desarrollo espiritual que se requiere para tomar conciencia del exilio. El fin del exilio se revela siempre como una condición: o bien, será el lugar de su sepultura o, se unen igual que en el Monte Sinaí.

Sólo que en el Monte Sinaí, fue a petición del Creador para celebrar el exilio de Egipto y escapar del faraón y en Babilonia fue gracias a Amán y Mardoqueo. Mardoqueo era profeta y sabía que sin Amán no podría hacer nada con los judíos. Amán desempeñó el papel del perro guardián, reunió a los judíos de los 127 países del reino de Babilonia en una multitud.

Gracias a eso, pudieron llegar a la unidad, volver a la tierra de Israel y empezar a construir el Segundo Templo. Pero esta unidad no fue tan fuerte como en el tiempo del Primer Templo. No fue culpa suya; simplemente no podían hacer más, pues trajeron el egoísmo adicional del exilio.

Además, tenía que suceder así, según el programa del sistema superior, ya que la destrucción del Primer y Segundo Templos, corresponde a dos etapas de la ruptura de los deseos en el mundo de Nekudim. El desarrollo material de nuestro mundo es una consecuencia mecánica directa de los procesos en el mundo espiritual.

Por consiguiente, el Segundo Templo no tenía muchos de los atributos del primero. El Segundo Templo estaba a nivel de Mojin de Neshamá, mucho menor que el Primer Templo que alcanzó el nivel de Mojin de Jaya. Fue una gran diferencia.

Mojin de Jaya es la revelación del Creador y Mojin de Neshamá es la revelación de la relación del Creador a las criaturas. Es como conocer a alguien o, a veces, recibir regalos de él.

Sin embargo, el Segundo Templo fue un logro muy grande. En realidad, todo tiene su lado positivo. Recibieron una oportunidad para difundir su conocimiento espiritual y escribir libros sobre él, precisamente porque no alcanzaron el nivel de Mojin de Jaya. Este no fue el caso en los días del Primer Templo.

Había muchos más cabalistas dedicadas al logro espiritual en los días del Segundo Templo. El Primer Templo fue como una academia con sólo unas decenas de académicos, el segundo Templo fue como una universidad estándar, con niveles más bajos, pero con miles de estudiantes.

Estos miles de cabalistas “ordinarios” en realidad nos han ayudado mucho, ya que pudieron explicar toda la Mishná y el Talmud y escribieron muchos comentarios y libros. Se permitieron escribir sobre ello, porque el logro bajó de la altura de los misterios espirituales más profundos y se acercó al mundo material.

Desde el momento en que el Segundo Templo fue construido, de inmediato comenzó a desmoronarse porque no era el objetivo final del desarrollo. El reloj siguió contando los segundos en el eje del tiempo y guiándonos al punto final de la ruta. Después de todo, el objetivo último de la creación fue incorporado en el plan inicial y todo estaba predeterminado.

Estaba claro que el Segundo Templo también estaba destinado al colapso. Sin embargo, los cabalistas lucharon para evitar esta destrucción, como lo hicieron en los días del Primer Templo. Lucharon contra la caída del nivel espiritual y contra todos los que dieron la bienvenida a Israel, a los dignatarios griegos y romanos. Al interior del pueblo de Israel hubo terribles guerras entre los judíos.

Los cabalistas eran atractivos para la gente, la instaban a unirse. ¿Por qué lucharon por la unidad si sabían de antemano que el Templo caería? El hecho es que nuestro trabajo es ir con fe sobre la razón. No quiero saber lo que pasará al final, juntar las manos y esperar hasta que el Templo caiga. Tengo que trabajar y luchar cada momento para preservar la santidad y lo que será, será.

Incluso si muero, tengo que mantener la santidad el mayor tiempo posible. Por lo tanto, hubo grandes guerras para proteger el Templo. Después de todo, si los cabalistas renunciaban al hecho de que, inevitablemente, será destruido, sería un gran crimen ya que nuestro trabajo debe ser en fe por encima de la razón.

Así, como el deber de una persona enferma es ir al médico, tomar medicamentos para salvar su vida y después, dar gracias al Creador por su recuperación. Esto no es claro para una persona común.

Igual ahora, la gente no entiende que necesitamos construir nuestra vida en santidad, sin esperar a que suceda. Este trabajo está por encima de la razón y en nuestro tiempo, incluso, dentro de la razón.
[192138]
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá, 12/ago/16, Escritos de Rabash

Material relacionado:
Historia de la humanidad un vistazo al interior, parte 3
Historia de la humanidad un vistazo al interior, parte 2
Historia de la humanidad un vistazo al interior, parte 1

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: